Las Provincias

Las peñas de bous a la mar de Dénia seguirán luchando para poder regresar en 2017 al puerto

Componentes de las peñas de bous a la mar, ayer por la tarde, durante los trabajos de montaje de las casetas en el parking de Urbanismo. :: tino calvo
Componentes de las peñas de bous a la mar, ayer por la tarde, durante los trabajos de montaje de las casetas en el parking de Urbanismo. :: tino calvo
  • El colectivo instala las casetas en el parking de Urbanismo después de que Puertos les prohibiese estar este año junto a la plaza taurina

«El año que viene no nos vamos a conformar con seguir en el mismo sitio, si no que vamos a continuar luchando por estar en el lugar al que pertenecemos, el puerto». Así se pronunció ayer el portavoz de las peñas taurinas de las fiestas de Dénia, José García, horas antes de iniciar los trabajos de montaje de las casetas en el aparcamiento de Urbanismo. Una propuesta planteada por el Consistorio para que pudiesen celebrar los festejos ante la negativa de Puertos a que siguiesen estando en el recinto portuario.

De hecho, los integrantes de ocho de las diez peñas festeras se afanaban ayer, y lo harán a lo largo de todo el día de hoy, para que esté todo preparado ante la que será la primera entrà de bous de mañana a las 19 horas.

Como explicó García, coordinador de las peñas, la ubicación de este año «no es la más adecuada porque nos sentimos encerrados. Estamos lejos del ambiente, la fiesta y la plaza de toros», por ello, seguirán luchando para volver a estar junto a la plaza de toros.

Uno de los requisitos indispensables del Consistorio, y también demandado por las peñas para poder instalar las casetas, era la necesidad de concretar unas normas entre ambas partes para el buen desarrollo de las fiestas de bous a la mar. Con este acuerdo queda prohibida la venta de alcohol y tabaco a menores de edad, realizar actividades lucrativas y consumir drogas.

Hasta las 4 de la madrugada

El horario de actividades queda fijado hasta las 4 de la madrugada; deben mantener la zona limpia y en perfecto estado; no podrán almacenar material inflamable ni cohetes en las casetas; deben controlar el nivel acústico y no pueden , bajo ningún concepto, instalar publicidad o carteles que inciten a la violencia, discriminación o racismo.

El incumplimiento de estas normas, según el documento firmado por los responsables municipales y los peñistas, pueden suponer el cierre de la caseta. Uno de los puntos más problemáticos del escrito ha sido el referente al seguro de responsabilidad civil, del que carecían hasta la fecha. Una demanda que indignó a los festeros por la demora con la que recibieron la normativa, que llevan esperando todo el año y que obtuvieron el pasado viernes, según explicó García. La cuestión planteaba un problema ya que, como explicó, la fecha límite de entrega de este documento fue el miércoles, lo que dejaba poco tiempo a las peñas para la preparación de los papeles. Aunque finalmente todo ha quedado arreglado.

Desde la Concejalía de Fiestas se reconoció el retraso en elaborar la normativa y pidieron disculpas a las peñas por ello.

Es más, destacaron la voluntad de colaboración existente entre ambas partes con el fin de que no exista ningún problema en el desarrollo de los festejos de bous a la mar. El Ayuntamiento se ha hecho cargo de las tomas de luz y agua y ha habilitado una zona común para todas las peñas.

A pesar de las circunstancias, la infraestructura de las peñas se ha adaptado a la nueva ubicación y se mantendrá como en años anteriores. Tampoco se modificarán las actividades que se llevan a cabo tradicionalmente como son las entradas de toros (hay tres); la paella del día de las peñas, el próximo lunes; o la discomóvil para peñas el viernes.

Como cada año, también se organizarán las carretillas para los niños los niños, actividad que tendrá lugar el próximo jueves, día 14 de julio, a partir de las 18 horas y en la que los pequeños podrán disfrutar de una merienda preparada por los festeros.