Las Provincias

Retiran los símbolos católicos de la capilla de la residencia de Dénia para acoger todos los cultos

Todos los grupos políticos de la Corporación Municipal dieron ayer el visto bueno a que la capilla de la Residencia de Ancianos de Santa Lucía sea interconfesional y se lleven a cabo las modificaciones pertinentes para ser utilizada por cualquier confesión. Así, según explicó el alcalde, Vicent Grimalt (PSPV), se retirarán los símbolos católicos que existen actualmente en la capilla y que son propiedad de los propios residentes, con el fin de que todas las religiones puedan celebrar su oficio sin la presencia de ninguna simbología de otro culto.

La propuesta hecha por el pastor de la Iglesia Evangelista al ejecutivo y defendida en el pleno por la edil del PSPV, Eliasbet Cardona, fue secundada por todos para dar cumplimiento a la Constitución Española, pero tanto el PP, GD-CU como Ciudadanos mostraron sus objeciones.

Desde las filas populares, la edil Pepa Sivera, apuntó que las necesidades ahora de la residencia «son otras muchas más que adecuar un espacio en el que tanto evangelistas como católicos puedan compartir». Sivera también mostró su extrañeza de que no se planteará nunca ese tema e incidió en que esperaba que hubiese sido consultados los residentes.

También la portavoz de GD-CU, Pepa Font, matizó que «hubiera sido más sensible para la población de la residencia» ya que la inmensa mayoría practican la religión católica, que se hubiera mantenido la capilla católica y se hubiesen buscado otras alternativas para el resto de confesiones «sin necesidad de desmantelar la capilla católica».

Font incidió en que la ley hay que cumplirla pero «la sensibilidad de las personas debe tenerse en cuenta porque dejar huérfanas de sus símbolos a la gente que está habitualmente allí» y ceñirse sólo a los momentos de las misas, «me parece insuficiente a la hora de dar este servicio porque la mayoría de los residentes son católicos».

Desde el grupo municipal de Ciudadanos, la concejal Mari Martínez, hizo referencia a esta cuestión, aunque dijo que estaba de acuerdo con el fondo pero no con la forma. Según matizó, «la capilla no se está utilizando como se tiene que utilizar porque no se está realizando ningún tipo acto católico y como dice la ley todas las religiones tiene opción a utilizarla».