Las Provincias

Ecisa eleva a 1.700 sus empleados con su expansión en Catar, Chile e Irlanda

  • La constructora valenciana cifra en 340 millones su inversión en la Comunitat durante la crisis económica

La compañía constructora Ecisa, fundada en 1968 por el ya fallecido Manuel Peláez Castillo, ha demostrado que la internacionalización no ha sido nunca un problema para dejar constancia de que sigue muy presente en su firme apuesta por la Comunitat. La firma crece con fuerza en naciones como Catar, Chile, Irlanda, Taiwan y Argelia, hasta el punto que ha incrementado su plantilla a 1.700 trabajadores en todo el mundo -según indica la propia firma-. Sin embargo, según añaden, no han dejado de invertir en la región.

Hace apenas un mes la empresa especializada en proyectos vinculados con la edificación, las infraestructuras ferroviarias y aeroportuarias o el agua ha puesto en marcha la construcción de dos hoteles de cuatro estrellas en la Costa Blanca, concretamente en Calp y Benidorm. Ambas propuestas cuentan en su fase de estructura con un presupuesto de 4,5 y 3 millones, respectivamente y supondrán el incremento de la oferta hotelera de los considerados como dos de los mejores destinos turísticos de la Comunitat.

Pero las infraestructuras realizadas en España por la empresa ahora en manos de los tres hijos de aquel emprendedor que un día dejó su Granada natal hasta establecerse en Alicante va mucho más allá de estos nuevos proyectos. Y es que desde que se inició la crisis en 2007, Ecisa ha llevado a cabo contratos por todo el mundo cifrados en 1.400 millones euros. De ellos, 500 millones corresponden a un total de 280 construcciones en España; la mayoría, 210, en la Comunitat. Así, desde hace algo más de siete años se han realizado proyectos en tierras valencianas por 340 millones de euros, algunos de los cuales están en ejecución.

El director general de Internacional de la compañía, Enrique Peláez, incidió en la importancia que tiene para la empresa seguir apostando y trabajando «por la tierra que nos vio nacer y que nos ha hecho ser lo que somos en la actualidad». Es más remarcó que esta decisión de desarrollar proyectos en la Comunitat se está haciendo de forma paralela a la expansión internacional de Ecisa porque el objetivo es «continuar la apuesta por España y por la Comunitat, a la vez que crecemos en otros países» como Catar, Chile, Irlanda, Taiwan y Argelia, entre otros muchos.

A este respecto, el pequeño de los hermanos Peláez comentó que la entrada en el accionariado de la compañía de la empresa Al-Alfia, propiedad de la familia real catarí, que desde noviembre de 2014 posee el 51% de la empresa filial de Ecisa en Catar y el 25% de la matriz Ecisa Compañía General de Construcciones S. A. supuso una inyección económica muy importante, pero no cambió ni un ápice el ADN con el que su padre, Manuel Peláez, impregnó a la empresa que nació hace 47 años. Es más recordó que durante las negociaciones se les explicó a los socios catarís y con total transparencia las «reglas de oro básicas» de la empresa que impuso su progenitor como son la seriedad, profesionalidad, innovación, legalidad y compromiso social. «No hubo ningún problema porque se mostraron partidarios de sumarse a esa forma de trabajar y hacer las cosas a través de estos valores que nos han aportado una reputación y credibilidad enormes», matizó Enrique Peláez.

Hace un par de semanas, Alicante acogió el que fue el segundo consejo de administración de la compañía desde la entrada del nuevo socio presidido por Manuel Peáez Robles, presidente de la filial en Catar, y celebrado íntegramente en inglés ya que todos sus miembros son bilingües. En la reunión considerada por las partes como «muy positiva», se trataron las realidades y las perspectivas de futuro de la empresa, que ahora está trabajando en diez países. También se abordó la elaboración y puesta en marcha de un plan estratégico para los próximos cinco años que estará finalizado el próximo otoño y que seguro que seguirá con la fuerte apuesta por esta Comunitat por parte de esta compañía familiar que se ha convertido en multinacional y con un capital humano de 1.700 trabajadores en todo el mundo.

Respecto al futuro del sector de la construcción en España, que en los últimos años ha caído un 80%, Peláez se mostró optimista e incidió en que las perspectivas apuntan a un cambio y es que se espera pasar de las 60.000 viviendas que se están construyendo hasta un total de 120.000.