http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Tropezar no entra en los planes

Los futbolistas del Levante calientan durante el entrenamiento de ayer en el Ciutat de València.
/JESÚS SIGNES
Los futbolistas del Levante calientan durante el entrenamiento de ayer en el Ciutat de València. / JESÚS SIGNES

El Levante necesita una victoria para dar un paso casi definitivo hacia la permanencia

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. El destino es muy caprichoso. El 2 de mayo de 2016, el Levante sufría mucho más que una derrota en La Rosaleda. El doloroso 3-1 representó el descenso del conjunto granota en un partido marcado por el polémico arbitraje de Vicandi Garrido, quien anuló un gol de Morales cuando el luminoso todavía mostraba el 1-1. Hoy, casi dos años después, el Málaga visita el Ciutat de València con un pie y medio en Segunda División. El conjunto granota necesita una victoria para dar un paso casi definitivo hacia la permanencia, por lo que el propio club se ha encargado de caldear el ambiente para esta noche. Los de Paco López, en caso de embolsarse los tres puntos, condenarían al conjunto andaluz, que bajaría matemáticamente. Orriols quiere agarrarse a Primera cuanto antes. Y fallar no entra en los planes.

El Deportivo, que ha encadenado dos victorias y un empate en las últimas tres jornadas, se ha convertido en el principal rival del Levante en la batalla por la salvación. Los granotas lucen una ventaja de cuatro puntos sobre el cuadro gallego, que delimita la zona de descenso. De ahí la trascendencia del encuentro de esta noche. Un triunfo permitiría que los de Paco López ampliasen la renta a siete puntos teniendo el golaveraje general a favor, ya que ambos equipos están empatados en el particular. En este escenario y con la calculadora en la mano, sólo una tragedia evitaría la permanencia.

Actualmente, el Levante posee diez puntos más que Las Palmas, que esta noche visita a un Betis que trata de amarrar su clasificación para Europa League. Los azulgrana saben que el camino más fácil pasa por imponerse hoy al Málaga. De lo contrario, surgirían presiones y nervios innecesarios. Orriols, como ya ocurrió durante el choque con el cuadro canario, alentará a los suyos.

En lo que queda de Liga, los otros dos equipos que deben pasar por el Ciutat de València son el Sevilla y el Barcelona. De esta forma, el Levante se ha mentalizado de que los tres puntos de hoy no se pueden escapar. Tanto es así que el club lanzó ayer por la tarde una campaña con tal de generar un clima propicio.

«Elige tu razón». Este es el lema empleado por el Levante en un vídeo en el que participan todos los futbolistas, incluidos los lesionados, ofreciendo motivos para luchar por el triunfo esta noche. El último en aparecer es Paco López, quien envía un mensaje esperanzador: «Va a pasar porque tú vas a hacer que pase. Toma la responsabilidad». Con el objetivo de facilitar la asistencia al estadio, los abonos infantiles podrán ser utilizados por adultos.

Para el duelo ante el Málaga, el técnico valenciano prevé convocar a todos sus hombres disponibles. Paco López estará pendiente hasta el último momento de Giampaolo Pazzini. El italiano, quien ayer volvió a entrarse al margen del grupo, padece un pequeño edema en el sóleo de la pierna izquierda y se encuentra entre algodones. No obstante, el de Silla recupera a otro delantero, Emmanuel Boateng. El ghanés ya se ha adaptado a las máscara protectora que luce por una fractura en el arco cigomático izquierdo.

Coke retorna al equipo tras cumplir un partido de suspensión. También estará en condiciones de forma parte del once inicial Antonio Luna, restablecido de una rotura fibrilar. Permanecen de baja el sancionado Rochina y los lesionados Iván, Raúl, Toño y Doukouré.

El Málaga, desahuciado, sólo ha ganado una vez a domicilio en lo que va de Liga. Ocurrió el 10 de diciembre. El conjunto andaluz no podrá emplear a Samu García, cedido por el Levante. Los granotas incluyeron una cláusula que le impide jugar.

Fotos

Vídeos