El talismán de Muñiz, a punto para volver a jugar

Lerma hace ejercicios en el gimnasio. / levante ud

Con el colombiano, el Levante sólo ha perdido el 11% de los partidos, es básico para el técnico y durante su baja han llegado las dos derrotas Lerma se recupera antes de lo previsto y puede llegar a Cornellà

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

En el último partido contra el Alavés Muñiz tenía la enfermería a rebosar, y las numerosas bajas pasaron factura con la derrota del Levante. Pero el parón liguero de este fin de semana va a sentar muy bien al equipo granota, que poco a poco recupera a sus futbolistas. Ivi López y Jefferson Lerma evolucionan bien y si no recaen, el cuerpo médico espera que estén disponibles para la próxima jornada en Cornellà contra el Espanyol.

Lo del colombiano es especialmente relevante. Por su importancia en los partidos y por sus apabullantes estadísticas, se trata de un jugador básico para el entrenador. Un auténtico talismán. Ha recortado plazos y se ha recuperado antes de lo previsto, ya que se lesionó en el derbi contra el Valencia el 16 de septiembre. Tras su dolencia muscular en el recto anterior, el periodo que se estableció fue de un mes, pero si no hay contratiempo Muñiz ya podrá contar con el mediocentro el día 13 ante los catalanes.

Con Lerma sobre el campo el Levante sólo ha perdido cuatro encuentros desde que Muñiz llegó al club, lo que supone un 11% de los partidos disputados. En cambio, las derrotas aumentan hasta el 40% cuando no ha podido estar el futbolista. Incluidas las dos únicas de esta temporada, ante Betis y Alavés, en las que la baja del colombiano se ha notado mucho para dar consistencia al centro del campo del conjunto azulgrana.

La presencia del centrocampista en el equipo granota significa casi un seguro para Muñiz, que no perdió en 30 de las 34 ocasiones en las que confió en Lerma durante el encuentro, tanto la temporada pasada como la actual.

El colombiano, que este mes cumplirá 23 años, es uno de los futbolistas más seguidos por los ojeadores de otros equipos debido al rendimiento que ofrece y a su despliegue físico. Con 30 millones de euros de cláusula y un contrato largo hasta 2020, se trata de una de las grandes estrellas por las que el club granota no pretende negociar su precio si llegase alguna oferta en el mercado de invierno dentro de tres meses. Su actuación en el Bernabéu fue brillante para liderar al equipo a sumar un valioso punto.

La evolución del mediocentro es muy buena, pero durante la próxima semana será Muñiz el que decida, en consenso con el médico del club, si su presencia ante el Espanyol es segura o podría conllevar algún riesgo. Pese a que el club fichó este verano a otro mediocentro defensivo como Doukouré, el central Rober Pier ha sido el sustituto de Lerma en el centro del campo en la segunda parte ante el Valencia y los siguientes tres encuentros, aunque su nivel ha ido progresivamente de más a menos.

Aunque si Lerma ya está a punto, con Iván López los técnicos prefieren ir más despacio, ya que la zona de la lesión del lateral valenciano, los isquiotibiales, es complicada por los riesgos de recaída que puede tener. Junto al canterano, que se incorporará en breve al grupo, siguen lesionados Jason y Samu García, ambos casualmente que juegan en la misma demarcación, la banda derecha, donde Muñiz se ha quedado sin efectivos hasta finales de mes.

Fotos

Vídeos