http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Sergio Postigo, defensa del Levante: «No somos un desastre ni se nos ha olvidado jugar, hay que cambiar sólo detalles»

Postigo, ayer en la ciudad deportiva de Buñol. / damián torres
Postigo, ayer en la ciudad deportiva de Buñol. / damián torres

El central destaca que la plantilla se aísla de la mala racha: «Está más nerviosa la gente fuera que nosotros en el vestuario»

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

Es uno de los pesos pesados del vestuario del Levante, imprescindible para Muñiz. Sergio Postigo se muestra tranquilo pese a la mala racha y confía en que con trabajo vuelvan las victorias.

-Tendrán ganas de retomar la competición después del parón para romper esa mala racha.

-Sí, siempre que no estás en la dinámica esperada estás deseando que llegue un nuevo partido para resarcirte de ese mal sabor de boca de no poder ganar.

-Hay preocupación en el entorno, tanto en la afición como en la directiva. ¿Cómo está el vestuario?

-Hay preocupación pero fuera del vestuario. Nosotros sabemos que no se están dando las cosas como queremos pero no hay esa preocupación. No han sonado las alarmas para nada. Cuando no tienes los resultados que quisieras es porque no se están haciendo las cosas bien, hay que corregirlas e intentar mejorar. Está más nerviosa la gente fuera que en el vestuario. Aquí hay tranquilidad y estamos trabajando.

-¿A qué se debe esa pérdida de virtudes que se vieron en el inicio de la temporada?

-Es lo más difícil, saber dónde se falla y corregirlo. No sabría decir con exactitud en qué fallamos y porqué no estamos ganando. Con balón no estamos tan finos como en las primeras jornadas y al no tener esa posesión, esa confianza puede bajar individualmente. Son varios factores que hay que analizar, para eso se está entrenando bien.

-Al equipo se le ve muy débil cuando le marcan un gol.

-Sí puede ser, al estar un poco bajos de confianza, ese peso del golpe se note en un partido, cuando no estás mentalmente tan fuerte. Este año hemos ido perdiendo y hemos logrado empatar, pero ante el Girona recibes el mazazo y no sabemos reponernos a ese palo. Puede ser por perder un poco de confianza, el fútbol son dinámicas, le pasará a los mejores equipos. El tema es revertir esa situación lo antes posible.

-Están teniendo problemas defensivos en las últimas jornadas, reciben más goles.

-Siempre digo que cuando un equipo recibe muchos goles no es cuestión sólo de la defensa, igual que cuando marca muchos no es cosa sólo de los delanteros. El equipo era más rocoso al principio, más junto, por eso el trabajo de los centrales se veía mejor y lucía más. Pero somos los mismos defensas, lo que pasa es que ahora no se están haciendo las cosas bien, es algo global, de todo el equipo. La defensa empieza desde arriba, si no se aprieta bien al rival, llegan más fácil a nuestra zona y cometemos más errores.

-¿La clave es volver a ser un equipo reconocible, con esa solidez?

-Sí, es volver a eso. Ahora no somos un desastre ni se nos ha olvidado jugar al fútbol, para nada. Son pequeños detalles los que hay que cambiar, es lo que te hace jugar mejor, ponerte por delante en el marcador y que no te empaten. En Primera División si no los tienes, te penalizan. Es cambiar esos detalles, y tenemos que llevar las riendas de los partidos para estar cerca de ganar.

-En el otro área también hay problemas, falta gol.

-Es lo mismo que en la defensa, no es cuestión sólo de los delanteros, sino de todo el equipo. Hay que ver cuántas ocasiones falla el delantero, son pocas. Para que un delantero marque en Primera tiene que tener tres o cuatro ocasiones y están teniendo pocas.

-Al equipo le cuesta mucho generar esas ocasiones de peligro.

-Ahora nos está costando más porque los rivales nos están quitando el balón y así cuesta más trabajo. Tenemos que analizar cómo recuperar el balón y solucionarlo para mejorar eso que nos está faltando.

-Lo más positivo es que pese a la mala racha tienen una renta de seis puntos con el descenso.

-Por eso hay más preocupación fuera que dentro. Si pasando esta mala racha, que pasarán todos los equipos, estamos a seis puntos, que creo que es una distancia importante y nos puede hacer sentir cómodos a la hora de jugar. Venimos de Segunda y el objetivo es la permanencia. Es una distancia amplia que ojalá sea mayor para vivir más cómodos.

-¿Las Palmas es un partido clave para distanciarse o que el descenso se quede solo a tres puntos?

-Sí, es un partido directo, si ganamos son nueve puntos. Esos partidos marcan la diferencia de llevar una temporada cómoda sin apuros o que te haga sufrir más. No son fáciles, pero no tienen que sonar las alarmas ni que haya crisis, sino tranquilidad pase lo que pase.

-Ayestaran se juega su futuro, ¿eso rema a vuestro favor?

-Pueden tener ansiedad si lo ven como una final, pero también puede que lo vean al revés y que tengan un plus de motivación, será muy complicado.

-Es el momento de ganar por fin a un rival directo.

-Valen los mismos puntos contra cualquier equipo, hemos ganado a equipos europeos, aunque es verdad que es un duelo directo.

-¿El equipo tocó fondo contra el Girona?

-Ojalá, es lo que todos queremos para poder ganar el siguiente partido, ojalá el domingo sea el final de una mala racha.

Más

Fotos

Vídeos