Las Provincias
Rubén García, en la Fuente de las Cuatro Estaciones. :: manuel molines
Rubén García, en la Fuente de las Cuatro Estaciones. :: manuel molines

Rubén se plantea abandonar Orriols y maneja el interés del Málaga

  • Varios conjuntos españoles y franceses siguen los pasos del de Xàtiva, que busca una solución para poder contar con más minutos

valencia. El momento más solemne de la celebración del ascenso tuvo a Rubén García como actor principal. El de Xàtiva escaló a la cima de la Fuente de las Cuatro Estaciones, colocando una bandera del Levante en el monumento. Sin embargo, el futbolista valenciano no pudo contar con ese mismo protagonismo sobre el césped. Fue uno de los descartes del entrenador granota, Juan Ramón López Muñiz, para el trascendental partido contra el Oviedo. El canterano vivió el encuentro desde la grada. Su discreto papel durante las últimas temporadas ha llevado al valenciano a plantearse seriamente cambiar de aires durante el mercado estival. Y uno de los clubes que tienen su nombre en la agenda es el Málaga. También le siguen de cerca desde Francia.

La actual es la temporada en la que Rubén García está disponiendo de menos oportunidades desde que subió a la primera plantilla azulgrana. Sólo suma 573 minutos en lo que va de Liga y ha sido excluido de las convocatorias en numerosas ocasiones. Además, las lesiones le lastraron a principio de temporada. En diciembre y enero llegó a encadenar cuatro jornadas como titular, pero a partir de entonces regresó a un segundo plano.

Ante esta panorama, Rubén sopesa marcharse del Levante en verano. Su contrato finaliza el 30 de junio de 2018 y tiene una cláusula de rescisión de diez millones de euros. El valenciano se alzó como una de las revelaciones del fútbol español durante la temporada 2012-13, aunque su progresión no está cumpliendo con las expectativas. Con sólo 23 años, maneja diversas alternativas de cara al futuro.

El Málaga ya ha mostrado interés por su situación contractual. Otros españoles y varios conjuntos franceses también permanecen muy atentos a sus pasos. El Levante realizará al menos seis incorporaciones para la próxima temporada y deberá tomar una decisión sobre Rubén. El extremo se siente encantado en Orriols, pero su prioridad pasa por contar con los minutos que ha perdido en las últimas campañas.

Cabe recordar que, durante el pasado mercado invernal, el Levante rechazó tajantemente dos opciones de traspasar a Rubén. Se interesaron un equipo de la Primera División española y otro de la máxima categoría holandesa.

La palabra del técnico del Levante, Juan Ramón López Muñiz, resultará clave. Con el ascenso, el contrato del entrenador se amplía automáticamente otro año. En cualquier caso, en las próximas semanas, el club y el asturiano se reunirán para estudiar la posibilidad de alargar aún más el vínculo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate