Las Provincias
Roger Martí, en el Sánchez Pizjuán. :: JESúS SPINOLA
Roger Martí, en el Sánchez Pizjuán. :: JESúS SPINOLA

Paco Salillas: «Roger siempre está donde debe»

  • Paco Salillas ve al de Torrent preparado para ser el delantero del Levante en Primera

  • El aragonés celebra que el valenciano se sitúe a sólo un gol de igualarle en el ranking histórico del club: «Le faltaba creerse que es buen jugador»

Paco Salillas es el último futbolista que se ha alzado con el Trofeo Pichichi vistiendo la camiseta del Levante. Lo consiguió en la temporada 1999-2000 al marcar 20 tantos en Segunda División. Una cifra que, actualmente, tiene a tiro de piedra Roger Martí. El de Torrent, quien lidera la tabla de goleadores en la categoría de plata, suma ya 19 dianas. El legendario delantero granota celebra que el valenciano esté a sólo un zarpazo de desbancarle del ranking histórico. Desde Alagón, el pueblo donde nació, el exjugador sigue de cerca los pasos del conjunto azulgrana. Se trata de la única conexión que mantiene con el balompié.

A sus 51 años, Paco Salillas regenta dos negocios en su tierra. Nada tienen que ver con el deporte en el que triunfó. El aragonés dejó huella en el Levante, en el que militó entre 1998 y 2001. Analizando los datos de Primera, Segunda y Segunda B, sólo cinco futbolistas han marcado 20 o más goles en una temporada en la historia del club. Una clasificación encabezada por José Paredes, quien alcanzó las 25 dianas en la campaña 1959-60. Quini llegó a 21, mientras que Salillas, Martínez Català y Mauri lograron 20.

Ahora, Roger se hace un hueco entre los grandes. «Yo estoy encantado. Para mí, el pasado es pasado. Vivo el presente. Y en el presente sólo sigo al Levante porque no me decía nada el fútbol. Me he desvinculado totalmente. Estoy muy a gusto sin el fútbol. No lo he echado de menos nunca. Pero sí sigo mucho al Levante porque lo llevo en el corazón. Ha sido el equipo de mis sueños y en el que he estado a gusto de verdad. Todo lo que se pueda decir es poco», explica Salillas, quien guarda como oro en paño el Trofeo Pichichi que logró en su día: «Es algo difícil. También estaba el Villarreal y había jugadores buenos como Moisés y Craioveanu. Pasar por delante de estos jugadores fue un lujo».

Sin embargo, ahora se centra en que Roger pueda continuar ayudando con sus tantos al Levante. El de Torrent protagoniza un intenso pulso con Joselu, delantero del Lugo, por hacerse con el galardón. Salillas destaca la evolución que ha experimentado el valenciano durante las últimas cuatro temporadas.

«Para que Roger marque los goles, tiene que haber gente que se los trabaje y que suba balones. Roger ha cuajado deportivamente y en todos los aspectos de la vida. Yo lo vi cuando estuvo cedido en el Zaragoza y le faltaba asentarse y creerse que es buen jugador. Es muy buen jugador, se lo ha creído y lo está demostrando. En Zaragoza no me dijo mucho, pero también era un chaval joven y sin experiencia. La experiencia en la vida y la cabeza hace mucho», comenta el maño.

Después de tres cesiones en Segunda División, Roger se ha afianzado en el Levante. «Un jugador debe tener confianza como ha tenido él y luego demostrar lo que lleva dentro. Ahora ha sacado su calidad y tiene facilidad para marcar goles. Es un lujo», subraya Salillas, quien considera al valenciano un ariete completo: «Marca goles con facilidad, se desmarca y está siempre donde tiene que estar. Un goleador marca la diferencia en esas cosas».

Salillas observa similitudes entre el estilo que le caracterizaba y el de Roger: «Muy altos no somos. En eso ya nos parecemos un poco (ríe). Somos jugadores listos, habilidosos, con facilidad para marcar goles... Algún parecido tenemos». También les une la raza. Además, confía en que el joven valenciano acabe la temporada como pichichi siempre que el equipo no se relaje cuando certifique el ascenso matemáticamente.

No le ha sorprendido la aplastante superioridad del conjunto granota en Segunda: «El Levante ha hecho un bloque para estar donde está y los números lo están demostrando. Es el que equipo menos goleado de la categoría con muchísima diferencia y es el segundo que más goles marca. Ahí está la diferencia».

Salillas, mientras disfruta de sus raíces, del pádel y de montar a caballo, se prepara para ceder el testigo a Roger. Y le ve capacitado para actuar como referencia ofensiva de los azulgrana en la máxima categoría: «¿Por qué no? Lo que hace falta es que le sigan dando confianza venga quien venga luego al Levante. Si ahora es un jugador importante en Segunda y llega a Primera y no le dan minutos, bastante rabia tendrá el jugador. Es lo que me pasó en el Villarreal. Ascendimos a Primera y el mismo entrenador que en Segunda me dio todos los partidos, Irulegui, en Primera no dio minutos. No tiene mucho sentido».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate