La revelación pide paso

Muñiz da indicaciones a la plantilla, entre ellos Campaña y Luna en un entrenamiento. / LUD

El Levante mide su gran momento con un Betis eufórico tras ganar en el Bernabéu | Los granotas, que no se ponen techo, quieren afianzarse en zona europea, mientras que Muñiz dará la titularidad a Ivi por la baja de Jason

JOSÉ MOLINS

valencia. Nadie en Orriols esperaba un inicio tan ilusionante como el que está protagonizando el Levante esta temporada. Para un recién ascendido no es nada habitual enlazar las cinco primeras jornadas sin perder y en puestos europeos. Pero los granotas están en la zona alta por méritos propios, se han convertido en el equipo revelación de la Liga y no quieren que nadie les frene. Pretenden mantener ese apelativo el máximo tiempo posible.

El conjunto granota no se pone techo en sus aspiraciones pero Muñiz siempre deja claro al vestuario que su bandera es la humildad y que la verdadera lucha es la permanencia. Son ya cinco puntos de distancia con el descenso antes de jugar esta noche en el Villamarín contra el Betis. Pero Europa es muy golosa. Y resultaría muy complicado, especialmente para los aficionados, mirar solo al antepenúltimo si los granotas puntúan en Sevilla.

Sobre todo si ganan. Lo que daría opción al Levante de acceder a una plaza Champions. Música celestial, aunque el discurso oficial son los pies en el suelo de Muñiz. El equipo azulgrana no enlaza dos victorias seguidas en Primera División desde el 28 de abril de 2015. Hace casi dos años y medio. Un dato que ya va siendo hora de renovar, aunque la temporada pasada en Segunda los granotas llegaron a encadenar cinco triunfos consecutivos.

El encuentro de esta noche mide dos estados de ánimo por las nubes, con un denominador común: ambos equipos crecieron tras dar la sorpresa en el Bernabéu. Más reciente lo tienen los béticos, que ganaron en la pasada jornada y que han sacado los seis puntos en su estadio, sobrecogedor con la grada nueva ya terminada.

No estará Camarasa, lo que resta morbo al encuentro al no enfrentarse a su exequipo, ya que el valenciano se lesionó la semana pasada y verá el partido desde la grada. Pero sí jugará otro exazulgrana, en este caso de paso más breve. Zou Feddal se marchó de Orriols con más pena que gloria, en especial tras participar en una juerga nocturna junto a Deyverson y Simao, lo que provocó una multa del club, pero ha lanzado su carrera y ahora es indiscutible en el Betis. Y también será un partido especial para el granota Álex Alegría, cedido por el Betis, que además paga buena parte de su ficha, pero que pese a ello podrá jugar, con ganas de reivindicarse.

Reencuentros al margen, el Levante volverá a poner a prueba su solidez defensiva y su fortaleza colectiva para frenar el fútbol ofensivo de los de Quique Setién (que también vistió de granota en 1996). Las lesiones empiezan a lastrar a Muñiz, ya que Jason se ha sumado a Iván y Lerma como ausentes por roturas musculares. El técnico asturiano debe decidir si hace rotaciones, ya que ha habido acumulación de partidos al jugar el pasado jueves, o vuelve a confiar en los mismos que brillaron contra la Real Sociedad.

La segunda línea

La baja de Jason la cubrirá Ivi, por lo que Morales se colocará en la derecha. Con el resto del equipo es complicado hacer movimientos, ya que todos atraviesan un gran estado de forma. Y Muñiz es partidario de no tocar lo que funciona bien. Pero futbolistas que ahora están en la segunda línea, como Doukouré, Luna, Samu García o los delanteros Nano y Boateng esperan una oportunidad para demostrar que pueden ser titulares. El marfileño y el lateral son los que más opciones tienen de entrar en el once.

Solamente ha ganado dos veces el Levante en el Villamarín en 18 visitas, pero la última quedó grabada para siempre en el recuerdo. Un gol de Juanlu permitió al equipo ser líder de la Liga por primera vez en su historia en 2011. Esta vez el triunfo no daría el liderato, pero sí mantendría vivo el sueño granota al estar una jornada más en puestos europeos. Lo decidirá el duelo entre dos equipos marcados por el estilo de sus entrenadores, pero en especial por la confianza en sus ideas.

Fotos

Vídeos