Las Provincias

«Raúl puede jugar perfectamente en Primera, le falta romper ese fuego»

Carlos Terrazas y Raúl Fernández, en un entrenamiento del Mirandés la pasada campaña. :: Avelino Gómez
Carlos Terrazas y Raúl Fernández, en un entrenamiento del Mirandés la pasada campaña. :: Avelino Gómez
  • Carlos Terrazas, exentrenador del Mirandés, conoció al arquero en Lezama y lo fichó luego para el equipo rojillo: «Se esperaba que llegara a ser el portero titular del Athletic»

De la mano de Carlos Terrazas, Raúl Fernández encontró la confianza y la continuidad que tanto anhelaba. Ocurrió la temporada pasada. El entonces entrenador del Mirandés, el equipo al que mañana se enfrenta el Levante, decidió fichar al portero bilbaíno. El arquero aterrizó en Anduva tras un duro año en el que no había gozado de oportunidades en el Racing de Santander ni en el Valladolid. En el conjunto rojillo, en cambio, sí adquirió un papel protagonista. Algo que sirvió para que la dirección deportiva granota apostara por él de cara a la presente campaña. Y el acierto ha sido absoluto.

Sin ir más lejos, las manos de Raúl permitieron al Levante salvar un punto el pasado sábado en Mallorca. El levantinista, quien se adueñó de la portería granota en la sexta jornada, se alza como el guardameta con mejor promedio de Segunda División. Ha encajado 17 goles en 26 partidos. Es decir, 0,65 tantos por encuentro.

Un rendimiento que para nada extraña a Carlos Terrazas. «A mí no me sorprende y creo que a poca gente le puede sorprender. Todos sabíamos que Raúl tiene unas grandes condiciones y que lo que le faltaba era completar una temporada jugando 40 partidos como sucedió el año pasado. Una vez dio ese paso, ya pudo demostrar la cualidades que desde niño siempre se le han adivinado», explica el técnico vasco, quien también ejercía de director general en el Mirandés.

Así, en el verano de 2015, Terrazas fichó a Raúl para el Mirandés. Una operación exitosa. «Fue relativamente fácil. Yo le conocía de su estancia en Lezama y de toda su trayectoria. Por unos motivos o por otros, no acababa de jugar 40 partidos seguidos en ningún equipo y eso penaliza mucho a un portero, pero sabíamos que cuando diese ese paso iba a explotar. Como así ha sido», admite el bilbaíno, destituido el pasado mes de diciembre. Anteriormente, había dirigido el filial del Athletic en dos etapas distinas. Allí conoció el talento de este arquero.

«Siempre se ha confiado mucho en él en Lezama y se esperaba que llegara a ser el portero titular del Athletic. Por unas razones o por otras, no ha sido así hasta la fecha. Pero desde su adolescencia, siempre ha sido un portero que generaba muchas expectativas», añade.

El pasado verano, Raúl quedó libre. A Terrazas le resultó imposible retenerlo: «Sabíamos que iba a ser difícil. Nosotros le quisimos fichar para dos años en el Mirandés, pero él no quería. Prefería estar sólo una temporada. Con la temporada que había hecho, lo lógico era que muchos equipos se fijaran en él».

Durante el mercado estival, Raúl manejó alguna alternativa en la élite, pero se decantó por el club granota. «Quizás vio que el Levante era el sitio propicio para ello y está claro que las cosas le van bien. En el Mirandés hizo una gran campaña. Ahora que está en un equipo que tiene todos los predicamentos para poder estar arriba y poder ascender a Primera, ese trabajo luce más», indica.

El contrato de Raúl con el Levante expira en junio de 2018. A sus 29 años, sólo piensa en subir con la camiseta azulgrana. «Es un portero que puede jugar en Primera perfectamente. Le falta enganchar 50 partidos seguidos en Primera. La dificultad puede tenerla en ese inicio, pero, si consigue romper ese fuego, yo creo que es un portero de plenas garantías», avisa Terrazas, quien destaca el lado personal del guardameta: «Es un chico maduro, serio y responsable».

Raúl, pese a sus 196 centímetros, se mueve como un gato bajo los palos. «No es fácil que un portero tan grande, tan alto y de tanta envergadura tenga la agilidad, la rapidez y la coordinación de Raúl. Eso es algo que, gracias a la escuela que tiene desde niño, ha podido lograr», afirma Terrazas, uno de sus grandes valedores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate