Las Provincias

Levante UD | El Puerto considera que el canon por la ciudad deportiva de Nazaret no se rebajará

Montañés, a la derecha junto a Saveljich y Rober Pier. :: damián torres
Montañés, a la derecha junto a Saveljich y Rober Pier. :: damián torres
  • Fomento y Hacienda no negocian los 240.000 euros anuales por ceder los terrenos pese a los intentos del Levante, que maneja otras localidades

valencia. Las negociaciones para que los terrenos de Nazaret se conviertan en la futura ciudad deportiva del Levante siguen estancadas. El acuerdo con el Ayuntamiento de Valencia y con la Generalitat es total desde hace tiempo, pero el canon que debería pagar el club como alquiler de la zona sigue bloqueando la situación. La entidad no acepta abonar anualmente 240.000 euros por utilizar los terrenos, pero prácticamente no tiene margen de negociación para conseguir una rebaja de la cifra. Y mucho menos a la mitad, que es el objetivo del club.

El responsable de fijar el precio del canon es Puertos del Estado, organismo público dependiente del Ministerio de Fomento, que establece, según los parámetros que le da la Agencia Tributaria, cuánto vale el metro cuadrado. Y el estudio según la situación de esa zona en Nazaret, de 88.000 metros cuadrados, es inamovible. Se trata de una cifra oficial y no hay rebajas posibles.

El presidente granota, Quico Catalán, ha tratado de solucionar este asunto con el máximo dirigente de la Autoridad Portuaria de Valencia, pero Aurelio Martínez no tiene la competencia de fijar el precio del canon y actúa únicamente como enlace entre ambas partes, por lo que el bloqueo se mantiene mientras Puertos del Estado insista en esos 240.000 euros anuales por ceder los terrenos, con un alquiler a largo plazo, de unos 50 años.

Los responsables portuarios, tanto nacionales como valencianos, entienden que el importe exigido al Levante es el mínimo posible debido al excelente emplazamiento de la zona, dentro de la ciudad y cerca del mar y rodeada de los futuros jardines que este martes el alcalde Joan Ribó aprobó construir para unir Nazaret con el Jardín del Turia, con una extensión de 86.000 metros.

De esta forma, trasladan la decisión al Levante sobre si le sale rentable tener una nueva ciudad deportiva en Valencia, ya que se ahorraría los autobuses diarios para que se desplacen los niños de las categorías inferiores a Buñol, y además podría obtener un beneficio con el alquiler o la venta de su actual recinto en esta localidad. Además, expresan que para un club de élite 240.000 euros no es una cifra prohibitiva, y más teniendo en cuenta lo bien encauzada que tiene la deuda el club azulgrana.

En el Levante tampoco ven claro que al final vaya a haber un acuerdo para rebajar el canon y han recibido intereses de varias localidades cercanas a Valencia, en un radio de 15 kilómetros y conectadas por transporte público, con exceso de suelo industrial que está sin uso y que se podría recalificar a uso deportivo privado. Unas propuestas que el club mantiene en la recámara por si definitivamente rompe la negociación con Puertos del Estado, ya que uno de los viejos anhelos de la directiva granota es acercar la ciudad deportiva a la ciudad.

El club considera que no puede hipotecarse varias décadas con un pago anual tan alto por el riesgo que conllevaría en el futuro, y además necesitaría alrededor de seis millones de euros para acondicionar los terrenos y construir la ciudad deportiva. Como informó este diario en junio, la entidad prevé que se podría trasladar a Nazaret entre 2019 y 2020, y quiere construir siete campos de fútbol (dos de césped natural, uno de ellos con una pequeña grada y cinco de hierba artificial), dos más de fútbol ocho y una cancha de fútbol sala.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate