http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

«Para nada está pasando en el vestuario lo mismo que el año del descenso»

Morales celebra el gol que adelantó al Levante contra el Espanyol./ juan j monzó
Morales celebra el gol que adelantó al Levante contra el Espanyol. / juan j monzó

«Sabemos las razones por las que hay jugadores de cierto nivel que no quieren venir al Levante. Y una de ellas es la económica», asegura José Luis Morales, capitán del Levante

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

José Luis Morales marcó el gol que estuvo a punto de salvar a Juan Ramón López Muñiz. El pasado domingo, adelantó al Levante en el partido contra el Espanyol, pero una diana de Baptistao en el tiempo de descuento condenó definitivamente al entrenador asturiano. El madrileño, máximo anotador del conjunto granota, espera que el aire fresco que aporta un cambio de técnico ayude a lograr ese triunfo que devuelva la fe. Y confía en que Paco López, quien afronta el mayor reto de su carrera en los banquillos, demuestre su capacidad.

-Ayer, Paco López mantuvo una charla individual con usted. Algo que ha ido haciendo con varios jugadores. ¿De qué hablaron?

-Es normal que vaya jugador por jugador queriendo saber sensaciones y cómo se encuentra cada uno personalmente. Es positivo. Necesita conocer a los jugadores. Hemos estado charlando tranquilamente. Le hemos facilitado la adaptación y a partir de ahora tenemos 11 partidos para conseguir la permanencia y que todo siga como tiene que estar.

-¿Ha introducido cambios en el método de entrenamiento?

-Sí. Paco nos está dando los matices sobre la manera de la que quiere jugar. Poco a poco los tenemos que ir asimilando. Llevamos dos días trabajándolo y muy bien. Muñiz tenía su filosofía, Paco tiene la suya y nosotros tenemos que centrarnos en lo que nos pide para que en Getafe se consigan resultados.

-¿Paco les ha pedido ser más ofensivos y atrevidos?

-Sí, nos ha dado unas pautas. Él ha estado toda la temporada viendo los partidos de casa y, si alguno tenía miedo, complejo o ansiedad por la situación, quiere que se lo quite. Nos ha pedido que seamos valientes, que seamos un equipo vertical y que no tengamos miedo a tener el balón.

-¿Un simple cambio de cara en el banquillo puede ayudar después de 15 jornadas sin ganar?

-Hacía falta un resultado positivo y, mientras ha estado Muñiz, ese resultado no ha llegado. Entonces la directiva ha decidido cambiar de entrenador para ver si así puede cambiar la dinámica del equipo y lo valoraremos ahora. Por mi experiencia anterior, cuando he tenido cambio de entrenador, es verdad que todos los futbolistas dan un plus porque tienen otra opción de entrar en el equipo. Puede ser positivo a la hora de cambiar la dinámica. Han decidido que tenían que destituir a Muñiz, pero creo que todo se habría solucionado con haber tenido un resultado positivo desde hace un mes.

-Si Baptistao no hubiese marcado ese gol, todo apunta a que Muñiz seguiría siendo el técnico.

-Sí, puede ser. Pero el fútbol es así. El fútbol no es justo. Siempre tienes más injusticias que justicias. Traíamos un resultado negativo de Vitoria en el último minuto y, desgraciadamente, volvió a suceder ante el Espanyol. Parecen cosas del destino y que tenían que pasar. Si esa victoria hubiera llegado ante el Espanyol o en algún partido anterior, creo que no se hubiera realizado la destitución del míster y habríamos tenido la misma confianza para sacar esto adelante.

-¿El vestuario seguía estando con Muñiz?

-Sí, claro. El vestuario está comprometido con todo el que está dentro. Estaba comprometido con Muñiz y ahora lo está con Paco. El vestuario está unido y sólo piensa en Getafe. Si sacamos un resultado positivo y la gente vuelve a ganar la confianza que se ha ido perdiendo poco a poco, la permanencia estará más cerca.

-Paco no tiene experiencia en Primera y sólo dirigió cuatro partidos en Segunda. ¿Considera que se trata de una apuesta de riesgo?

-No es una apuesta de riesgo. Cuanto más tiempo has estado en categorías inferiores, más sabes de lo que va el fútbol, de lo que significa sacar un buen resultado. Paco nos han transmitido que es muy complicado sacar resultados y que viene a echarnos una mano porque sabe que somos un buen grupo. Puede ser un acierto. A final de temporada, cuando consigamos la permanencia, sabremos que es una buena apuesta.

-Los futbolistas son asiduos a las redes sociales, pero no han publicado ningún mensaje de despedida a Muñiz. ¿Por qué?

-No hay que darle ninguna importancia. He recibido llamadas del cuerpo técnico. Una despedida no va a ser más emotiva porque la cuelgues en una red social. He hablado con ellos y me han transmitido el motivo por el que no han querido venir a Buñol a despedirse y yo lo he entendido. Es una decisión que han tomado para que no fuera tan brusco, que vengan a despedirse y esté Paco. Lo han querido hacer fácil. Desgraciadamente, se ha acabado una etapa con ellos y empieza otra nueva en la que tenemos que estar igual de implicados.

-¿Pero ha hablado con Muñiz?

-No. He hablado con Álvaro Reina -segundo entrenador- y Toni Mengual -entrenador de porteros-. Tengo el teléfono de Muñiz. Lo bueno es dejar pasar unos días y le telefonearé. Creo que se ha quedado en Valencia. Seguramente podremos charlar durante lo que queda de temporada. Tranquilamente, nos despediremos cuando tenga que ser. Igual no es una despedida total, porque el fútbol da muchas vuelta y puede ser que nos encontremos en el camino de nuevo.

-Más allá de Muñiz, la planificación deportiva ha tenido lagunas y hay jugadores que no están a la altura. ¿Cómo se reparte la culpa?

-No puedo entrar a valorar la planificación porque todos sabemos las razones por las que hay jugadores de cierto nivel que no quieren venir al Levante. Y una de ellas es la económica. Tito, Carmelo, el presi y Muñiz, cuando se sentaron en verano, intentarían traer a los jugadores que en un principio tenían pensado. Pero al final debes tener un amplio margen por si tu primera o segunda opción no puede venir. No se pudo traerlos y han venido otros compañeros. La temporada empezó muy bien y el día del Betis perdimos toda la confianza que teníamos por esa segunda parte desastrosa. Se tendría que haber quedado ahí, porque en el fútbol no puedes estar siempre al máximo nivel. Tendríamos que haber sido más reflexivos y haber pensado que no había pasado nada, que era una derrota. Pero nos dejó tocados en cuanto a la confianza. Los que estamos en el campo somos los que jugamos. El míster nos daba sus pautas, pero no está a tu lado para ayudarte a hacer un control o para intentar mantener la posesión. La culpa es de todos y al final siempre se tira por lo fácil, que es destituir al entrenador.

-A mediados de enero, tras perder contra el Espanyol en Copa del Rey, realizó unas declaraciones en las que criticó la actitud del equipo. ¿El vestuario está fuerte o se ha deteriorado?

-Aquello fue por la situación de ese partido simplemente. El vestuario está unido y comprometido. He llegado a escuchar que estaba pasando lo mismo que el año del descenso. Para nada. Al equipo le falta un poco de convencimiento en lo que estamos haciendo. Cuando esa convicción suba, el equipo va a dar el nivel. El club se merece la permanencia. Debemos olvidarnos de lo que ha pasado desde el domingo hacia atrás y plantear una liga de 11 jornadas con los cuatro que estamos abajo.

Fotos

Vídeos