Las Provincias
Roger, a punto de lanzar el penalti al Almería. :: j. ramírez/lud
Roger, a punto de lanzar el penalti al Almería. :: j. ramírez/lud

Once metros para el ascenso del Levante

  • Ningún equipo de Primera ni Segunda ha sacado más rendimiento a sus penas máximas, y sólo al Villarreal le han pitado más a favor

  • Con sus siete penaltis los granotas han logrado 18 puntos

Para ganar las ligas no sólo vale con jugar bien, todos los equipos necesitan esa pizca de suerte en los momentos clave y que las decisiones del árbitro no perjudiquen. Y al Levante todo eso se le ha puesto de cara esta temporada. El conjunto granota es junto a UCAM Murcia y Getafe el club de Segunda al que más penaltis le han señalado a favor, con siete, pero además es el que más ha rentabilizado sus penas máximas entre los 42 equipos de Primera y la categoría de plata.

Tanto es así que los siete penaltis han sido decisivos para que el Levante lograra sumar seis triunfos. Lo que se traduce en 18 puntos, la misma cifra que los granotas tienen de ventaja con el tercer clasificado, el que marca el límite con el ascenso directo. La eficacia desde los once metros está resultando un factor clave para un ascenso que ya se acaricia en Orriols. El equipo ha ganado todos sus partidos en los que ha lanzado un penalti.

Roger lleva pleno de aciertos desde los once metros. Su gol el pasado domingo al Almería supone el quinto penalti marcado esta temporada por el de Torrent, lo que ha servido para desatascar los partidos en momentos decisivos. Como también lograron Juan Muñoz y Víctor Casadesús, aunque éste al aprovechar el rechace del portero, ambos en el mismo encuentro, ante el Elche, y los dos goles remontaron un duelo que se había puesto muy cuesta arriba para los de Muñiz.

Desde el punto de penalti por tanto los granotas derrotaron a almerienses y franjiverdes, pero también iniciaron el camino de la goleada al Valladolid en Zorrilla con el 0-1. Anteriormente, el 7 de enero, el propio Roger marcó desde el punto fatídico el gol que valió para derrotar al Lugo, así como el tanto que comenzaba la remontada también contra los pucelanos, pero en su visita al Ciutat en octubre, al transformar el 1-1 para el definitivo 3-2. Y el que menos trascendencia tuvo en el resultado final fue el primer penalti, en septiembre ante el Zaragoza, ya que fue el que cerraba el triunfo claro ante los aragoneses.

El equipo, por contra, sólo ha sufrido un penalti en contra, ante el Alcorcón, que acabó en gol. El Getafe marcó seis de sus siete lanzamientos, y Scepovic falló el suyo, pero cuatro de esos goles sólo sirvieron para empatar, no para ganar, como el Levante. El otro equipo al que también le han pitado siete penas máximas es al UCAM, que falló dos de ellas (Collantes y Góngora).

Únicamente el Villarreal, en Primera División, ha visto cómo los árbitros le señalaban más penaltis a favor que a los granotas, con ocho, aunque marcó seis, los mismos que el conjunto azulgrana, pero no todos les sirvieron para ganar.

Las cosas han cambiado drásticamente en Orriols en pocos meses. En febrero de 2016 el Levante lograba romper, con un tanto de Rossi, una maldición de un año natural entero, desde febrero de 2015, sin que le pitaran un penalti a favor. Ahora, desde el pasado septiembre ha gozado de siete de ellos. Desde algunos equipos se denomina al club granota como 'el Real Madrid de Segunda' por su presupuesto y potencial, a lo que se suma esta circunstancia de los penaltis señalados. El entrenador del Elche, Toril, acabó muy enfadado por el primer penalti de aquel partido al ser inexistente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate