http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Oier, el siguiente movimiento

Oier Olazábal despeja el balón durante el partido contra el Barcelona. /  EFE/Juan Carlos Cárdenas
Oier Olazábal despeja el balón durante el partido contra el Barcelona. / EFE/Juan Carlos Cárdenas

Los azulgrana cuentan con Lukic para el año que viene, pero el Torino ha puesto en el mercado a cuatro centrocampistas y establece un precio alto El Levante y el portero vasco mantendrán hoy una reunión sobre su renovación

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante se apresura a consolidar el bloque de la permanencia. Ya ha blindado a dos pilares como Morales y Lerma, mientras que ha decidido ejecutar la opción de compra sobre Cabaco. El uruguayo tardó en gozar de minutos, pero en el tramo final de la temporada se ha reivindicado sobre el césped. Más protagonismo ha tenido Oier Olazábal. El portero guipuzcoano se hizo con la titularidad en noviembre y ya no la soltó. Ha recuperado su mejor versión y se ha ganado la confianza de los técnicos, por lo que el club planea premiarle. El siguiente movimiento de la cúpula granota será poner en marcha una negociación para renovar el contrato del guardameta. Hoy se producirá una reunión.

A lo largo del día, se celebrará un encuentro entre los dirigentes del Levante y Oier para iniciar las conversaciones sobre su futuro. El contrato del arquero expira en 2019, aunque se incluyó la posibilidad de prolongarlo otro año si disputa un mínimo de partidos. En cualquier caso, hay predisposición por ambas partes a ampliar el vínculo.

Oier se adueñó de la portería del Levante en la duodécima jornada, desbancando a un Raúl Fernández que acabó pasando por quirófano por un problema de cadera. El de Irún también resistió la competencia de Langerak, quien abandonó Orriols en el mercado de invierno.

El arquero guipuzcoano, que nunca había jugado tantos partidos en la élite, sólo piensa en continuar «Intentaremos tener una buena base de este año y encontrar lo que puede mejorar», dice Paco López

De esta forma, Oier vive la temporada en la que más continuidad ha tenido desde que alcanzó la élite. Sólo había superado en una ocasión los 20 partidos de Liga: llegó a 23 en la campaña 2011-12, en Segunda División con el Barcelona B. Esta campaña, acumula 26 encuentros, en los que ha encajado 39 goles.

A sus 28 años, el guipuzcoano ha alcanzado la madurez. A lo largo del curso, ha demostrado una línea ascendente que le ha permitido completar algunas actuaciones determinantes. El Levante está satisfecho con su rendimiento, por lo que ve con buenos ojos su renovación. Ahora arrancará una negociación en la que habrá que concretar la mejora salarial y la duración del contrato. En estos momentos, por la cabeza de Oier sólo pasa continuar en el conjunto granota, donde ha encontrado la estabilidad y la comodidad.

El técnico del Levante, Paco López, avisó ayer de sus intenciones para la próxima temporada. «Soy partidario de tener tres porteros. Por lo que pueda pasar y porque el día a día me parece fundamental», explicó el de Silla. La venidera campaña tienen contrato Oier, Raúl y Koke. Todo apunta a que este último jugará mañana ante el Celta. Iván Villar, cedido por el cuadro vigués, no puede participar por una cláusula. «La idea es competir e intentar dar oportunidad a gente que ha tenido menos minutos», añadió.

Lerma se ha marchado a Colombia con permiso del club, Boateng está sancionado y hay ocho jugadores apercibidos: Róber, Roger, Bardhi, Coke, Cabaco, Pedro López, Lukic y Doukouré. Paco López tendrá en cuenta esta circunstancia para evitar que los futbolistas se pierdan la primera jornada de la próxima temporada por acumulación de tarjetas.

Habrá rotaciones. Y podrá jugar Fahad Al-Muwallad. El saudita, por su condición de musulmán, cumple con el ayuno diario desde el alba y hasta la puesta del sol desde que ha arrancado el Ramadán. «Hay complejos vitamínicos que pueden paliarlo. Está hablado con los médicos y creo que no habrá problema», aseguró Paco López.

De cara al curso que viene, Paco López busca una plantilla que no sea excesivamente larga. «Vamos a intentar tener una base buena de la de este año y, a partir de ahí, tratar de encontrar lo que entendemos que puede mejorar a plantilla», apuntó. Además, el valenciano admitió ayer que le gustaría mantener a los cedidos Coke, Róber y Lukic: «Yo hablo con Tito -director deportivo del club- y le digo la estructura que me gustaría y el perfil de jugadores que quiero y, a partir de ahí, son ellos los que empiezan el trabajo».

Lukic tiene contrato con el Torino, donde le esperan con los brazos abiertos. Además, el club italiano ha puesto en el mercado a cuatro centrocampistas: Valdifiori, Acquah, Obi y Baselli. Resulta complicado que el Levante pueda hacerse con la propiedad del mediocentro serbio. La entidad transalpina, que pagó por el joven jugador 1,7 millones en 2016, exige un precio muy elevado.

Más

Fotos

Vídeos