http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Muñiz pierde a Doukouré hasta 2018 y tendrá la duda de Róber

J. M. Valencia

La plaga de lesionados no deja crecer en el Levante. Los médicos no pueden abarcar ya una enfermería tan abarrotada. El calentamiento previo al partido de Copa ante el Girona le salió caro al equipo. Las pruebas diagnosticaron ayer que Cheick Doukouré sufre una rotura de grado dos en el bíceps femoral del muslo derecho y puede estar unas seis semanas de baja, por lo que no jugará hasta 2018. Además, Róber Pier sufre un esguince de grado uno en el tobillo derecho y su evolución en las próximas horas será determinante para saber si puede jugar mañana ante el Málaga.

Dos ausencias que dejan a Muñiz con lo justo para el encuentro de La Rosaleda, especialmente en el centro del campo. El técnico tendrá que volver a contar con el canterano El Hacen, que debutó con un buen papel en la Copa, y su sobrecarga no reviste importancia. Estos dos jugadores lesionados se unen a la lista de bajas que conformaban Lerma, Roger, Iván López, Lukic, Ivi y Álex Alegría. Hasta 18 lesiones ha habido en el equipo desde el verano y sólo cinco jugadores y los tres porteros se han librado.

Más noticias del Levante UD

Fotos

Vídeos