http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Muñiz da un golpe sobre la mesa

Boateng, Nano y Chema, durante un entrenamiento. / MANUEL MOLINES
Boateng, Nano y Chema, durante un entrenamiento. / MANUEL MOLINES

«Todos somos conscientes de lo que hace falta», asegura el técnico de un Levante que tratará de certificar esta noche el pase a cuartos de Copa | «Yo ya he decidido no preguntar», afirma el entrenador, al que le urge un delantero

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

El Levante se marcó el objetivo de fichar a un delantero de garantías sin necesidad de esperar al tramo final del mercado invernal. Los días pasan y los nervios van aflorando. Hay prisa. Una mezcla de inquietud y resignación se desprendió ayer de las palabras de Juan Ramón López Muñiz. El entrenador granota, sin perder su habitual moderación, lanzó un claro mensaje a los responsables de reforzar el ataque a lo largo de este mes. Tito y Carmelo del Pozo, director deportivo y secretario técnico del club, respectivamente, tienen varios frentes abiertos actualmente. Y el técnico, quien tiene muy claro el perfil de futbolista que busca, ha optado por no desgastarse más expresando sus intenciones a los mandatarios. Prefiere centrar sus esfuerzos en la competición, sobre todo teniendo en cuenta que el equipo se juega esta noche la clasificación para los cuartos de final de la Copa del Rey.

El conjunto granota encarriló la eliminatoria la semana pasada merced a la victoria por 1-2 en el campo del Espanyol. Hoy toca rematar la faena y, para ello, el entrenador dará minutos a algunos de los futbolistas con menos protagonismo. Todo apunta a que Chema, ya recuperado de una rotura fibrilar, podrá volver al once, mientras que Nano se colocará en punta de lanza. Sobre todo teniendo en cuenta que Boateng sufre molestias musculares a causa de un golpe.

El Levante maneja diversas alternativas para dar un salto de calidad en la delantera. Y Muñiz permanece a la espera de acontecimientos. «Yo ya he decidido no preguntar. Estamos todos con los brazos abiertos para acoger a un jugador que nos ayude a conseguir el objetivo, pero no voy a perder mucho más tiempo en esas situaciones. No tengo consciencia de que haya nada nuevo, ni algo que pueda ser inminente. Nuestro trabajo es sacarle el mayor rendimiento posible a los jugadores que están disponibles ahora en la plantilla», afirmó.

«Quedan tres meses y medio de Liga y el que venga tiene que entrar y ser uno más», avisa

El técnico se aparta de las negociaciones: «Mi opinión está dada desde hace bastante tiempo, pero no puedes darla continuamente. Todos somos conscientes de lo que hace falta, pero no sólo por mejorar, sino por número. Pero yo no sé la facilidad que puede haber para incorporar o no incorporar a un jugador. Yo sé que los que están trabajando en ello lo están haciendo duramente. Ellos saben lo que pienso y a partir de ahí intentarán hacerlo rápido y de la mejor manera posible. Y si no puede ser, no pasa nada. Yo ya estoy mentalizado de que los que estamos lo sacamos adelante sin ningún problema».

Muñiz valoró la opción de Arouna Koné: «Es un buen jugador. Aquí dio un buen resultado». Y avisó sobre la conveniencia de que el ariete tenga experiencia en la Primera División española: «Lo importante es que se adapte lo más rápido posible. Eso puede llevar a las espaldas que haya jugado en la Liga, que hable el idioma, que conozca el club, que conozca la ciudad... Eso sería importante. Quedan tres meses y medio de competición y el que venga tiene que entrar y ser uno más. Necesitamos eso. Si vamos a otra cosa, llegará junio y aún estaremos adaptándolo».

Más

Fotos

Vídeos