http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Levante UD | Lucas Pérez, el deseado

Tito, Muñiz y Quico Catalán conversan antes del partido de ayer. / manuel molines
Tito, Muñiz y Quico Catalán conversan antes del partido de ayer. / manuel molines

Los granotas, que ahora sólo abonarían un millón, confían en lograr la cesión pese a la alta competencia y la voluntad del jugador El Levante llegaría a algo más de cinco millones entre la ficha, el pago fijo y variables

J. MOLINS VALENCIA.

Era la opción que más gustaba a la secretaría técnica del Levante desde el inicio del verano, pero la alta competencia convertía a Lucas Pérez en inaccesible. Sin embargo, en la recta final del mercado el club se ha lanzado de lleno para intentar el fichaje del gallego, que sigue sin cerrar un acuerdo con nadie. Y la entidad granota está dispuesta a tirar la casa por la ventana, aunque se trate de una cesión por solo una temporada.

Curiosamente anoche se enfrentaron los dos equipos que más desean al delantero, aunque tiene ofertas de muchos otros clubes. Pero cada uno hace la guerra por su cuenta. El Levante ha negociado únicamente con el Arsenal y la propuesta seduce a los ingleses, mientras que el Deportivo tiene un acuerdo con el jugador, pero no con el club. Los 'gunners' empezaron pidiendo cinco millones más su ficha por cederlo, y la oferta del Levante es de un millón fijo, algo más de esa cantidad en variables si el equipo logra la permanencia y el jugador marca un número mínimo de goles, y además asume su ficha salarial, de en torno a tres millones de euros. Es decir, en total la operación se podría ir a algo más de cinco millones por un año sin opción de compra.

La condición indispensable del Arsenal para negociar es que el club que pidiera su cesión asumiera toda la ficha, pero los ingleses se resisten a dejarlo marchar al Deportivo un año después de haberles pagado 20 millones por su traspaso. Además, durante el verano el club londinense ha recibido propuestas por el traspaso del jugador. La más alta la presentó el Deportivo, de 12 millones, pero fue rechazada. Y ahora mismo la postura del Arsenal es descartar un traspaso y negociar en estos últimos días del mercado una cesión para recuperar en junio de 2018 al delantero revalorizado.

La operación global sería muy alta para el Levante, pero en realidad de inmediato sólo tendría que pagar el millón de euros al Arsenal por la cesión. El resto de pagos irían aplazados. La ficha la asumirían durante la temporada, mientras que las variables, si se cumplen, sólo se abonarían cuando acabe la Liga, y sabiendo ya el club que seguirá en Primera y tendrá recursos económicos para afrontarlos. En el Levante desean que la propuesta se cierre en estos días pese a la gran competencia que hay y el deseo del propio jugador de irse al Deportivo.

Sin estar en el césped, el gallego fue el protagonista del partido, aunque también fue curioso el regreso del portero Rubén Martínez con los coruñeses, que estuvo hace dos temporadas en Orriols y disputó como granota el último partido ante el Deportivo. Que precisamente decidió un gol de Lucas Pérez.

Y el otro foco de interés tampoco estaba sobre la hierba. Samu García fue la novedad, pero estuvo en el palco, ya que no entró en la convocatoria al llevar sólo un entrenamiento con el equipo. Junto a él se encontraba Verza, descarte técnico y Rober Pier, al estar cedido.

Fotos

Vídeos