Las Provincias

Un líder contra muchos nervios

 Muñiz da indicaciones a la plantilla durante el entrenamiento en el Ciutat.
Muñiz da indicaciones a la plantilla durante el entrenamiento en el Ciutat. / IRENE MARSILLA
  • Casadesús visita por primera vez el Iberostar, donde pasó nueve temporadas, y se juega con Natxo Insa un puesto en el once titular

  • El Levante busca su cuarta victoria seguida ante un Mallorca en peligro de descenso

Después de tres victorias consecutivas el Levante despide esta noche un mes de marzo en el que ha abierto una brecha ya definitiva con sus perseguidores por el ascenso, aumentando la distancia que llevaba en febrero. El próximo, abril, es el que todos señalan como en el que se va a certificar matemáticamente el regreso a Primera División si el actual ritmo de resultados se mantiene. El equipo llega en una racha arrolladora a Mallorca para medirse a un histórico venido muy a menos. Hace sólo ocho años los baleares estaban consolidados en la zona de media de la máxima categoría y los granotas militaban en Segunda. Hoy en cambio los azulgranas acarician su vuelta a la élite y los bermellones, tras descender en 2013, corren serio peligro de hundirse en el pozo de Segunda B. El proyecto de Sarver no funciona en la isla balear tras la fractura que provocó su oferta en Orriols hace casi dos años.

El conjunto levantinista inicia por tanto su despegue hacia Primera en el primer desplazamiento en avión de la temporada, tras miles de kilómetros por carretera para adaptarse a la humildad de la categoría de plata a través de un autobús. La jornada le da la oportunidad además al Levante de sacar el máximo rendimiento si gana en el Iberostar, ya que hay dos enfrentamientos directos entre los perseguidores. El Oviedo recibe al Girona esta noche y mañana el Tenerife visita al Cádiz, por lo que los granotas pueden sacar tajada y aumentar su distancia, que ahora es de 18 puntos con el tercero, los gaditanos.

Muñiz por segunda semana consecutiva tiene a toda la plantilla disponible y planea el regreso de Natxo Insa al once iniciar tras descansar la semana pasada de las secuelas de un golpe en la tibia. La presencia del alicantino puede modificar el sistema para poblar el centro del campo en un 4-2-3-1, aunque todo irá en función de la que es la principal duda para la alineación, Insa o Víctor Casadesús. Si el balear se mantiene seguirá el 4-4-2 de las dos últimas jornadas, pero con el de Concentaina el técnico se garantiza el control del centro del campo junto a Lerma y Campaña, un trivote que fuera de casa ha dado un gran rendimiento en varios encuentros.

El delantero balear regresa por primera vez a Mallorca desde que fichó por el Levante en enero de 2014. Allí se formó como futbolista en la cantera, debutó en el primer equipo en 2005 contra el Valencia y permaneció nueve temporadas hasta que se marchó a Orriols. Sin duda será un encuentro especial para Casadesús en su vuelta a casa.

El Levante, además de la racha de triunfos, cuenta con el Pichichi y el Zamora en plena forma. Raúl Fernández acumula 268 minutos sin recibir un gol, mientras que Roger quiere ampliar su distancia al frente de la tabla de goleadores y entrar ya en la veintena de tantos, ahora que se encuentra en un momento imparable.

Mientras tanto en Mallorca cunden los nervios entre los aficionados y esta semana el técnico, Javier Olaizola, tuvo que intervenir para separar a sus jugadores Héctor Yuste y Jesús Cabrero de una pelea con los seguidores. El equipo es antepenúltimo a tres puntos de la zona de salvación y sólo ha logrado una victoria en los últimos diez partidos. El técnico no podrá contar con los centrocampistas Juan Rodríguez, lesionado, y Sasa Djelar, concentrado con la selección sub-21 de Serbia y ha citado a 21 futbolistas, de los cuales descartará a tres antes del partido. Hay tensión en la isla, de la que quiere sacar partido el Levante.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate