Las Provincias

Levante UD | Valencia se da un baño azulgrana

fotogalería

Los futbolistas del Levante celebran el ascenso en el balcón del Ayuntamiento. :: jesús signes

  • El Levante UD celebra el ascenso a Primera en el Ayuntamiento ante tres mil aficionados en la plaza

  • Rubén García da paso accidentalmente antes de tiempo a la mascletà al intentar hacer una broma y los seguidores piden a Casadesús que renueve

Valencia se dio un nuevo baño de levantinismo. Tras las celebraciones por el ascenso del pasado sábado, ayer tocaba recorrer las calles de la ciudad con los jugadores del Levante UD subidos en el autobús descapotable decorado para la ocasión. La visita a las instituciones tuvo su momento álgido en el Ayuntamiento y tanto los futbolistas como directivos y empleados del club, junto a los concejales del consistorio, acabaron cantando el 'We are de champions' en el balcón, acompañados por unos tres mil aficionados que se dieron cita en la plaza.

En menos de una hora, desde las 20:04 que llegó el autobús al Ayuntamiento hasta las 20:50 que se cerró el acto, hubo tiempo de la recepción oficial en el Salón de Cristal, por parte de la concejal de deportes, Maite Girau, la Primera Teniente de Alcalde, Sandra Gómez y la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, sus respectivos parlamentos oficiales, la posterior salida de los futbolistas al balcón, con la presentación de algunos de ellos para ser aclamados por los seguidores e incluso una mascletà. Todo ello sobre una gran bandera azulgrana que ocupaba la fachada del propio balcón.

En su discurso oficial, el presidente del Levante, Quico Catalán, reivindicó «la valencianía» del club y se mostró «muy orgulloso» de estar en el Ayuntamiento, donde afirmó que siempre se han sentido «muy queridos». «Teníamos muchísimas ganas de venir, es un día muy especial. Hemos sentido ese calor de todos los valencianos, un cariño especial por las calles», aseguró el dirigente granota. «Valencia vuelve a tener dos equipos en Primera, está a la máxima altura del fútbol español, como Madrid, Barcelona o Sevilla, tenemos que dar ejemplo de la responsabilidad más absoluta de vivir esos dos derbis desde la convivencia», indicó Catalán sobre la próxima temporada.

Tras la recepción en el Salón de Cristal, todos se dirigieron al balcón, donde los futbolistas fueron recibidos con una ovación. El capitán del equipo, Pedro López, fue el primero en tomar la palabra. «No nos vamos a cansar de daros las gracias, después de caernos el año pasado nos habéis levantado, gracias a vosotros estamos en Primera», expresó hacia los seguidores, pero el de Torrent avisó que el Levante aún tiene retos por delante este año: «Este equipo quiere ser campeón, queremos el estadio como el otro día en los tres partidos que quedan». Después intervinieron Morales y Roger, que indicó que el ascenso «también es parte vuestra», en referencia a los aficionados.

Y el momento más hilarante de la tarde lo protagonizó Rubén García. Tras dar las gracias a todos, quiso hacer una broma e imitar la tradicional frase de la fallera mayor «Senyor piroténic, por començar la mascletà». Pero el pirotécnico le hizo caso y se reventó el acto. Comenzó la mascletà de verdad, ante la desesperación de todos. Las miradas entre directivos y políticos lo decían todo. Pero no quedó más que contemplarla, ante el cachondeo de los jugadores con el de Xàtiva. Cuando acabó, siguieron hablando los futbolistas, en lugar de haber puesto fin al acto como estaba previsto antes de que Rubén se lo saltara. Víctor Casadesús, al que los seguidores le pidieron que se quedara, ya que acaba contrato en junio, dijo que le encantaría seguir, pero que no depende de él, mientras que Postigo y el entrenador Muñiz fueron de los más aclamados por los seguidores, por el gol del ascenso y por su gran labor toda la campaña.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate