Las Provincias

El Levante tendrá una nueva ciudad deportiva en Nazaret

Espacio donde se ubicará la nueva Ciudad Deportiva del Levante UD.
Espacio donde se ubicará la nueva Ciudad Deportiva del Levante UD.
  • El club negocia con el Puerto la concesión de 90.000 metros cuadrados para trasladar al primer equipo y al fútbol base en 2019

El viejo anhelo de acercar la ciudad deportiva a Valencia está próximo a hacerse realidad para el Levante. El club tiene muy avanzadas las negociaciones con la Autoridad Portuaria, presidida por Aurelio Martínez, y el Ayuntamiento para construir sus campos de entrenamiento en un terreno de 90.000 metros cuadrados en el barrio de Nazaret. La entidad granota prevé que se podrá trasladar a este nuevo emplazamiento entre 2019 y 2020.

Las conversaciones entre la Autoridad Portuaria y el presidente, Quico Catalán, se iniciaron hace cuatro años, y ahora están próximas a ver la luz. La fórmula será mediante una concesión a varios años de los terrenos, que seguirán siendo del Puerto. El tiempo es uno de los flecos que quedan por cerrar . Tampoco se firmado la cantidad que el Levante pagará anualmente por la concesión. Se habla de una cantidad asumible. Aunque el terreno no será del club, las obras sí irán a cargo del Levante.

El club trasladará a la futura ciudad deportiva de Nazaret al primer equipo, al filial y a todas sus categorías inferiores, que actualmente tienen que recorrer los casi 40 kilómetros que hay hasta Buñol, lo que supondrá una menor pérdida de tiempo en desplazamientos y ahorro, especialmente para los niños, y una mayor afluencia de aficionados granotas.

Este fue uno de los puntos que generó controversia el año pasado, ya que la oferta de Robert Sarver incluía un compromiso de acercar la ciudad deportiva, y tras la votación final, Catalán argumentó que esa iniciativa ya se encontraba en su plan de negocio para los próximos años, como ahora ha salido a la luz.

El arquitecto Alejandro Escribano es el responsable del proyecto, que ya está dibujado sobre plano y con figuraciones virtuales, a expensas de que todos los trámites burocráticos se concreten. El club quiere construir siete campos de fútbol (dos de césped natural, uno de ellos con una pequeña grada y cinco de hierba artificial), dos más de fútbol ocho para categorías inferiores y una cancha de fútbol sala. Además, habrían también vestuarios, oficinas, sala de prensa y zonas de aparcamiento.

En el club sostienen que aún quedan muchas cosas por hacer para concretar la concesión de los terrenos, como modificar el planeamiento, establecer el canon y diversos trámites, pero fue el alcalde de Valencia, Joan Ribó, el que se encargó de hacer pública ayer la noticia, para sorpresa del club y de los concejales. Lo hizo tras reunirse con la asociación de vecinos de Nazaret, en la que explicó que este barrio tendrá una gran zona verde, en la que se ubicará la ciudad deportiva.

Cuando el club finalice las obras y el nuevo recinto esté listo para su uso, la pregunta es qué ocurrirá con la ciudad deportiva de Buñol, que sí es propiedad de la entidad granota desde que se compró en 2002. La directiva baraja diversas opciones, como ofrecérsela a la Federación Española, al CSD, a la Generalitat o la Diputación, aunque varios países nórdicos han mostrado interés para así realizar allí sus concentraciones en invierno. En los tres últimos años el club ha llevado a cabo diversas reformas en la actual ciudad deportiva, como la creación de una residencia, un gimnasio y un edificio con sala de visionado y zona de prensa, además de las mejoras en la grada y en el césped.

En cuanto al convenio que recogerá el acuerdo político, el concejal de Urbanismo, Vicent Sarrià, explicó ayer que «antes de las vacaciones tiene que estar firmado el acuerdo con el Puerto, incluida la ciudad deportiva del Levante». Y, acto seguido, se tramitará el plan especial de la zona «para que esté resuelto en esta legislatura», añadió.

La zona portuaria que pasará a tener uso ciudadano ocupará 195.000 metros cuadrados. No sólo prevé las instalaciones deportivas del Levante, incluye la remodelación de la desembocadura del río. «Habrá una continuidad con el jardín del Turia hasta llegar a la zona portuaria y se desplazará más de 100 metros una rotonda que provocaba la queja de los vecinos cuando llovía», indicó el alcalde Joan Ribó.

La nueva zona verde partirá del puente de Astilleros y llegará hasta el suelo ya sin uso de una antigua fábrica de aceites y la ciudad deportiva se construirá en los terrenos conocidos como Benimar y Marazul. Desde la asociación de vecinos de Nazaret, el portavoz Julio Moltó, calificó como «positivo» el proyecto, pero recordó que quieren «que se modifique ya el perímetro del vallado del puerto porque estaba pendiente desde el convenio de 1986». También exigen que se conecte el carril bici de Moreras con esta parte de Nazaret «y que se retomen los talleres de trabajo de Benimar».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate