Las Provincias

El Levante UD quiere la triple corona

Roger se dirige a los aficionados en las celebraciones del ascenso. :: EFE/Kai Försterling
Roger se dirige a los aficionados en las celebraciones del ascenso. :: EFE/Kai Försterling
  • Los granotas pueden ser campeones de Segunda en dos jornadas y sólo el Oviedo en 1972 consiguió los tres galardones en la categoría de plata

  • El objetivo, ganar la Liga y que Roger y Raúl Fernández logren los trofeos individuales

El gran objetivo del ascenso ya está conseguido, pero el Levante no se conforma, es ambicioso y quiere más retos. Así pues, en las seis jornadas que quedan para el final de la temporada los granotas van a por la triple corona para hacer historia. Buscan quedar campeones de Segunda División y conquistar los dos trofeos individuales, Roger el de máximo goleador y Raúl Fernández el portero menos goleado. Tiene los tres propósitos en la mano y no quiere que se escapen.

De hecho, esta próxima jornada puede quedar virtualmente decidido el título de Liga. Para ello los granotas deberían ganar el sábado en Vallecas y que el Girona pierda contra el Huesca, pero para que sea matemático el equipo necesita sumar siete puntos en los seis encuentros que quedan, ya que ahora mismo tiene 12 de ventaja con los catalanes.

Aunque esta semana la plantilla ha tenido varios días de merecidas celebraciones por el ascenso, en el equipo quieren seguir demostrando su competitividad pese a tener ya el trabajo hecho. «Ahora queremos ser campeones», decía Pedro López en el balcón del Ayuntamiento a los aficionados, un objetivo que se han marcado para cerrar de la mejor manera la brillante campaña. Además, habrá ocasión para que algunos futbolistas que han tenido pocos minutos demuestren que merecen más protagonismo en el equipo.

Pero el que desde luego no pretende tener descanso es Roger Martí, que pelea por quedar máximo goleador. Ahora mismo encabeza la tabla con 21 tantos, pero empatado con Joselu, del Lugo y con uno de diferencia con el zaragocista Ángel, por lo que el de Torrent quiere mantener su olfato de cara a puerta en estas últimas jornadas para obtener el galardón que persigue. Aunque, eso sí, ni el delantero ni ningún otro futbolista de la plantilla se va a jugar una lesión o va a forzar físicamente para disputar alguno de los encuentros que quedan.

El otro protagonista es Raúl Fernández. El bilbaíno también marcha en cabeza en la clasificación de los porteros menos goleados, pero con una mínima diferencia de una décima sobre el segundo, Édgar Badía, el meta del Reus. Entre ambos se van a disputar el título individual, aunque en este caso incluso podría beneficiar al granota no jugar los partidos que quedan, para que su media no aumente.

Raúl ha recibido 21 tantos en 31 encuentros, lo que hace un coeficiente de 0,68 que le da el primer puesto, mientras que Badía lleva 25 goles en 36 partidos y una media de 0,69. El tercero, Dani Hernández del Tenerife, queda ya más lejos con unos guarismos de 0,84. Por lo tanto, si Raúl no juega y el Reus recibe goles en las próximas jornadas, el vasco podrá conquistar el trofeo Zamora de Segunda. En ese caso, debutaría como azulgrana Oier Olazabal, fichado en el mercado de invierno y que es el único de la plantilla que aún no se ha estrenado.

Esta triple corona que busca el Levante demostraría la gran superioridad del equipo sobre sus rivales y supondría un hito histórico. En toda la historia de Segunda División como un grupo unificado solamente el Oviedo en la temporada 1971-72 logró también dominar en los tres aspectos. Ascendió como campeón, Lombardía fue el portero menos goleado y Galán se llevó el pichichi. Desde entonces nadie lo ha vuelto a conseguir. Estuvo muy cerca el Valladolid en la 2006-07, pero Víctor quedó segundo en la tabla de goleadores tras lograr los pucelanos la liga y el Zamora. Igual que el Murcia en la 1972-73, donde Juárez se quedó a un gol del trofeo.

Pero sí hay precedentes de triples coronas cuando la Segunda División se dividía en dos grupos, Norte y Sur. El propio Oviedo lo logró en la 1957-58, con Caldentey de portero y Lalo de goleador. También el Sporting de Gijón lo hizo en dos ocasiones. En la 1956-57, con Sión de guardameta y el valenciano Ricardo como máximo artillero. Los gijoneses ya lo habían conseguido antes en la campaña 1950-51. En las últimas temporadas, el Betis, el Eibar y el Elche lograron un trofeo individual además de la Liga, pero no los dos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate