El Levante no perdió tras ocho de los diez últimos parones de Liga

Manuel Molines

El equipo granota logró cuatro victorias y cuatro empates desde 2013, y el último de ellos fue el del Bernabéu en septiembre

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

Cada vez que hay un parón de Liga por los partidos de las selecciones nacionales, en Orriols se frotan las manos. Y no es para menos, porque las estadísticas están de su lado. El Levante no ha perdido tras ocho de sus diez últimas semanas sin fútbol liguero, y desde 2013 las dos únicas derrotas fueron contra el Real Madrid. En total han sido cuatro victorias y otros cuatro empates, números muy positivos en la máxima categoría. La próxima jornada el equipo granota tendrá la ocasión de ampliar esta circunstancia en Cornellà contra el Espanyol, después del descanso de la competición este fin de semana.

El pasado mes de septiembre llegó el primer parón de la temporada y el equipo de Muñiz salvó a lo grande su complicado escollo, con un brillante empate a uno en el Bernabéu contra el Real Madrid, que se ha enfrentado tres veces a los azulgranas en los diez últimos parones ligueros, por caprichos del calendario. La temporada pasada no hubo ninguno, ya que la Segunda División no se detiene por partidos internacionales, así que los anteriores se remontan a la campaña del descenso.

En abril de 2016 el equipo, dirigipo por Rubi, empató a cero en el Ciutat contra el Sporting, en un encuentro donde se dejó muchas opciones para lograr la permanencia. Casualmente el anterior parón había sido contra el mismo rival, pero en la primera vuelta, y los granotas vencieron con claridad en El Molinón por 0-3 a los asturianos, en la única victoria a domicilio de aquella campaña. Pero pese a la mala dinámica del Levante, tampoco el Sevilla fue capaz de ganarle y no pasó del empate a uno en Orriols en septiembre de 2015, aunque un mes más tarde el Real Madrid sí pudo tumbar al conjunto valenciano.

Más positivos aún fueron los precedentes en la temporada 2014-15, en cuatro encuentros tras parones ligueros en los que el equipo cosechó dos victorias, un empate y una derrota. Todavía con Mendilibar se llevó un punto de la Rosaleda, pero fue goleado 0-5 por el Real Madrid, mientras que con Alcaraz las cosas mejoraron, y el Levante logró el triunfo en el derbi contra el Valencia en noviembre de 2014, con un golazo de Morales. Y en la segunda vuelta consiguió un triunfo histórico en abril en Almería por 1-4 con triplete de Barral, que resultó clave para obtener la permanencia.

También el delantero gaditano, máximo goleador de la historia granota en Primera, fue protagonista tras el parón liguero en diciembre de 2013, con dos tantos para remontar al Elche y dar tranquilidad a Caparrós en el banquillo con la victoria, la que iniciaba este ciclo de los últimos diez partidos del Levante tras descansos por compromisos de las selecciones. Ahora Muñiz ha podido recuperar lesionados como Lerma, Iván López e Ivi, que estarán disponibles ante el Espanyol.

Fotos

Vídeos