http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante, contra las cuerdas

Oier realiza una gran intervención a una de las oportunidades claras que tuvo Santi Mina. / jesús signes
Oier realiza una gran intervención a una de las oportunidades claras que tuvo Santi Mina. / jesús signes

Los azulgranas dan una buena imagen pero hoy pueden ser alcanzados por el Dépor

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante se queda sin margen de error. Anoche hizo méritos para salir de Mestalla con un premio, pero las decisiones arbitrales lo impidieron, dejando al conjunto granota contra las cuerdas. Los de Juan Ramón López Muñiz veían en el partido ante el Valencia una oportunidad de oro para refrendar las buenas sensaciones que transmitieron contra el Real Madrid. Y la primera parte les permitió demostrar que han dado un salto futbolístico. Sin embargo, todo se desmoronó en el segundo acto, cuando entró en escena Medié Jiménez. El colegiado, anulando el gol legal de Coke, marcó el desenlace del encuentro y privó a los azulgrana del oxígeno necesario. De esta forma, las urgencias crecen, sobre todo teniendo en cuenta que hoy pueden ser alcanzados por un Deportivo que recibe al Betis. La clasificación se comprime y la lucha por la permanencia se recrudece.

Si el Dépor vence esta noche, igualará los 20 puntos del Levante, aunque no lo superará en la clasificación debido al gol average general, del que salen beneficiados los granotas. En la diferencia de goles particular están empatados, ya que tanto el partido de la primera vuelta como el de la segunda acabaron con 2-2 en el marcador.

Así, independientemente del desenlace del partido entre el equipo coruñés y el Betis, el Levante continuará en decimoséptima posición, asomándose a la zona de descenso. La reacción no se puede hacer esperar. Más allá de la buena imagen ofrecida anoche en Mestalla, los de Muñiz necesitan romper la preocupante dinámica de resultados. Sólo han conseguido una victoria en las últimas 18 jornadas.

Pazzini se diluye como titular y se reencuentra con Zaza, con el que coincidió en la Sampdoria

El Levante no gana desde el 19 de noviembre, cuando se impuso a domicilio a Las Palmas, otro de los equipos inmersos en la intensa lucha por la permanencia. Precisamente, el conjunto canario sumó un punto el pasado viernes en su visita al Athletic. Una jornada en la que, además, el Alavés dio un golpe encima de la mesa al superar al Villarreal y el Málaga cayó por la mínima contra el Atlético de Madrid.

El Levante buscará resarcirse el domingo en casa de la Real Sociedad. Precisamente, en la primera vuelta, los granotas deleitaron con un recital goleador frente al conjunto txuri urdin. Aquel 3-0, que desató el delirio en la grada de Orriols, dio paso a la negativa tendencia del equipo. El Ciutat de València no ha vuelto a celebrar una victoria.

Trivote inédito

Muñiz se encomienda a la aportación de los fichajes, especialmente de los refuerzos ofensivos. Giampolo Pazzini se estrenó anoche como titular, pero su actuación fue discretísima. No generó peligro. Su debut ante el Madrid resultó ilusionante, pero su papel se diluyó en Mestalla.

Pazzini, cedido por el Hellas Verona, no formaba parte de un once inicial desde el pasado 20 de noviembre. Con el cuadro italiana marcó cuatro goles en 925 minutos. Todas las dianas fueron de penalti y, curiosamente, logró tres de ellas saltando al césped en el segundo acto.

Ayer, se reencontró en un terreno de juego con Simone Zaza. Pazzini y el delantero del Valencia coincidieron en la Sampdoria durante la temporada 2010-2011. Además, ambos arietes pasaron por la cantera del Atalanta.

Frente al Valencia, Muñiz apostó por un trivote inédito, ya que Doukouré, Lukic y Campaña nunca habían compartido alineación. El costamarfileño se ha hecho fuerte y protagonizó una gran actuación.

Fotos

Vídeos