Las Provincias

El Levante cobraría un millón más por televisión si suben Girona y Huesca

  • El club granota espera percibir en torno a 45 millones por el contrato de retransmisión de Primera, unos ingresos récord en la historia

Con el ascenso ya logrado, el Levante se frota las manos ante el suculento contrato de televisión que tendrá la próxima temporada en Primera División, que le asegura una lluvia de dinero. En el club, aunque no han hecho un cálculo exhaustivo porque faltan variables todavía, esperan percibir en torno a 45 millones de euros por los derechos de retransmisión en la máxima categoría, una cifra que sería un récord en la historia.

Para ajustar más la cantidad, el club está a la espera de saber los equipos que les acompañarán en el ascenso a Primera. Dependiendo de quién suba, el Levante podrá aumentar su contrato. El mejor caso posible es que lo hagan el Girona y el Huesca, lo que reportaría al club valenciano alrededor de un millón de euros más, debido a que en el reparto de dinero que da la Liga, los de Orriols cumplen más requisitos.

Esto se debe a que ni catalanes ni aragoneses han estado nunca en la máxima categoría, por lo que sólo les correspondería la cantidad base que reparte la Liga, sin ningún plus por los años disputados en Primera, como sí tiene el Levante, y que es una de las partidas más importantes. Además, la masa social de ambos clubes tampoco es grande. El Girona cuenta con 6.000 abonados, casi una tercera parte que los granotas, mientras que el estadio del Huesca tiene una capacidad total de 5.500 espectadores, lo que les penaliza en ese reparto, en favor de la entidad levantinista.

El equipo catalán ganó ayer en Lugo y es segundo con siete puntos de ventaja sobre el tercero, por lo que tiene muchas opciones de ascender. Por su parte, el Huesca está ahora mismo fuera de los puestos de play-off, pero si vence esta tarde en su casa al Rayo Vallecano se colocará quinto, entrando de lleno en la lucha por la promoción.

El tercer equipo que más beneficiaría económicamente al Levante si acaba subiendo es el Cádiz, al haber estado muchas temporadas en Segunda B. De hecho, en los últimos 25 años sólo militó una campaña en la máxima categoría. Por eso y porque su masa social es mayor a la de los otros dos clubes, haría que el reparto fuera sensiblemente inferior a ese millón extra para el Levante. En similares circunstancias está el Oviedo, pero los asturianos se llevarían algo más que los andaluces por televisión si suben.

En cambio los peores casos serían el Getafe y el Tenerife. Con una masa social comparable a la granota, los madrileños han estado más años en Primera que el Levante y por tanto son el único club que se llevaría más dinero de la Liga por televisión que los valencianos, como ya sucedió el pasado verano con la ayuda por el descenso. Los canarios no llegarían a tanto pero por su experiencia en Primera, especialmente en la década de los noventa, y sus seguidores le restarían porcentaje en el reparto a los granotas.

Además, el descenso del Granada y el probable del Sporting benefician al Levante, ya que se trata de dos clubes con antigüedad y masa social, no como el Leganés, que podría recibir incluso menos dinero que el Levante la próxima temporada.

El club de Orriols no deberá pagar nada este verano para reducir la deuda, ya que el convenio de acreedores da un año de carencia en caso de descenso. Por tanto, hasta agosto de 2018 el Levante no deberá destinar una parte de los ingresos de televisión para hacer frente a esa deuda, aunque sí lo hará con el dinero que obtenga si traspasa a algún futbolista.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate