Las Provincias

fútbol | levante ud

El Levante cobrará 14 millones en cuatro plazos de octubre a enero

La directiva del Levante, en la pasada junta de accionistas.
La directiva del Levante, en la pasada junta de accionistas. / jesús signes
  • El club solicita de manera formal a la Liga la ayuda por el descenso, ya que el plazo acaba dentro de dos semanas y percibirá 3,5 millones cada mes

Aunque el Levante llevaba dos semanas matemáticamente descendido, al terminar la temporada todos los sentidos del club están ya puestos en las nuevas condiciones de la Segunda división, para adaptarse a las cifras que maneja la categoría de plata. Ayer comenzaba oficialmente el plazo para que los tres clubes que han bajado pidan formalmente la ayuda económica por el descenso. En el caso de la entidad azulgrana será de 14 millones de euros, que se cobrarán en cuatro plazos. Una cifra que supondrá la clave del presupuesto de la próxima temporada, y que diferenciará a los granotas, al Rayo Vallecano y al Getafe del resto de equipos en cuanto a poder adquisitivo.

Aunque hay quince días de plazo para solicitarla, el club no ha querido dejar pasar el tiempo y ha enviado la notificación a la sede de la Liga en Madrid. Pero ha tenido que informarse sobre cómo hacerlo, ya que ha habido un reciente cambio de normativa, al haberse modificado los estatutos de la competición, que no han sido aprobados todavía por el CSD, lo que provocó confusión en la entidad de Orriols, que habló con el gabinete jurídico de la Liga, por mediación de Carlos del Campo, para no cometer errores administrativos.

La Liga debe informar ahora de que ha concedido esta ayuda, un mero trámite, y el siguiente paso ya será cobrarla. El club todavía no tiene constancia de la cantidad final, aunque la semana pasada el propio Javier Tebas, presidente de la LFP, aseguró que será de 14 millones, pero sí es conocedor de cómo va a ingresarlos.

Será en cuatro plazos, comprendidos desde octubre hasta enero de 2017. Recibirá un pago mensual de 3,5 millones de euros, y a diferencia de campañas anteriores, no tendrá que devolver nada aunque logre el ascenso a final de temporada. Es decir, que para el próximo mercado de invierno el Levante ya tendrá todo el dinero en la caja para destinar alguna cantidad a fichajes de cara a la lucha por subir.

Aunque la intención del club es no hacer grandes dispendios y tener dinero disponible para ir cumpliendo sus pagos con los acreedores. Especialmente la deuda que tiene refinanciada con los bancos hasta 2034, y que sabe que tiene que cumplir seguro esté en la categoría que esté. No ocurre lo mismo con el convenio, que da un año de carencia si el equipo milita en Segunda. Por lo que el club no tiene que pagar nada en septiembre de 2017 para finiquitar el crédito subordinado, si no lo termina ya este año.

Porque, según el convenio, el club está obligado a reducir la deuda pagando anualmente el 15% de lo que percibe por derechos de televisión. Pero ese porcentaje no se refiere al total, a los 34 millones que ha ingresado el club, sino sólo a 23 millones, según aseguraban ayer fuentes de la entidad granota a este diario. La explicación es que esos 11 que hay de diferencia son la plusvalía que obtiene la Liga por negociar conjuntamente los derechos de televisión, y que reparte entre los clubes. Por lo tanto, el Levante deberá abonar a los acreedores en septiembre 3,45 millones de euros.

Además, si la entidad traspasa a jugadores este verano, todo lo que supere los 650.000 euros irá también destinado al crédito subordinado, que se podría dejar a cero si se obtienen unos cuatro millones por ventas de futbolistas. Y en las próximas semanas el club sabrá también cuánto obtendrá por los derechos de televisión de Segunda, aunque se estiman unos 8 millones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate