http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante blinda a sus pilares

Jefferson Lerma. / levante ud
Jefferson Lerma. / levante ud

La entidad granota rechaza propuestas de 20 millones por el colombiano, que se convierte en el mejor pagado junto al madrileño Lerma renueva hasta 2022 con una cláusula de 60 millones y Morales seguirá tres años

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

El Levante tenía claras sus prioridades de cara a la próxima temporada. Y lo ha demostrado esta misma semana. Sin necesidad de esperar a la última jornada. El martes reforzó su apuesta por Paco López, el hombre que ha obrado la milagrosa reacción del equipo desde el banquillo. El técnico de Silla no ha dejado escapar la oportunidad de hacerse un sitio en la élite. Ayer fue el turno de los dos puntales de la plantilla granota: José Luis Morales y Jefferson Lerma. El club pisó el acelerador en las últimas horas con tal de zanjar la renovación de ambos futbolistas, quienes atraviesan un momento de esplendor y se han colado en la agenda de numerosos conjuntos europeos. Con el mercado estival a la vuelta de la esquina, la entidad de Orriols pretendía evitar riesgos y ya ha sentado las bases del nuevo proyecto deportivo. Los dirigentes han compensado al madrileño y el colombiano con contratos de envergadura. Están blindados.

Preocupaba especialmente el caso de Lerma, ya que la ampliación de su contrato estaba atascada desde el pasado mes de diciembre. La alarmante racha de resultados enfrió las conversaciones. Y es que el Levante se precipitaba hacia los puestos de descenso. Finalmente, con el cambio de entrenador, los azulgrana despegaron, sellando la permanencia con una holgura que ha roto todos los pronósticos. A partir de ahí, el club ha centrado sus esfuerzos en fijar los pilares de la próxima temporada. Y la dirección deportiva entiende que la plantilla debe estar comandada por el colombiano y Morales.

Lerma tenía contrato hasta 2020 y una cláusula de rescisión de 30 millones de euros. Varios clubes, especialmente de la Premier, han mostrado un firme interés por hacerse con los servicios del joven mediocentro. El Levante incluso ha rechazado propuesta de 20 kilos. La cúpula granota asume que, a corto plazo, el colombiano protagonizará el traspaso más elevado de la historia de la entidad, pero se ha propuesto que al menos continúe un año más.

Con la idea de atar a Lerma y ganar fuerza en una hipotética negociación, el Levante ha logrado finalmente ampliar su contrato. El vínculo se extiende hasta 2022 y la cláusula sube a 60 millones. Un cifra que aporta tranquilidad al Levante, aunque no se puede descartar que este mismo verano llegue una oferta irrechazable para todas las partes. Y es que el colombiano, salvo sorpresa, defenderá a su selección en el Mundial de Rusia. Todo un escaparate.

«Estoy feliz. Era lo que todos estábamos esperando y se ha conseguido. Todos quedamos contentos para seguir disfrutando muchos años en el Levante», aseguró ayer Lerma en declaraciones a la web oficial del club. El jueves por la noche y ayer por la mañana, ambas partes ultimaban las negociaciones.

Con estas dos renovaciones, Lerma y Morales se convierten en los jugadores mejor pagados de la plantilla granota. Una recompensa a su rendimiento. En caso de descenso a Segunda, hay cláusulas que podrían facilitar su salida. El extremo madrileño tenía contrato hasta 2019 con opción a otra temporada en función de objetivos. Ahora, su vínculo se prolonga hasta 2021.

Morales manejaba el interés de equipos mexicanos, turcos, ingleses y alemanes que le garantizaban un suculento salario. Sin embargo, el extremo se ha negado a escuchar ofertas. Por su cabeza no pasaba salir del Levante. Pese a todo, para cubrirse las espaldas, el club granota ha incrementado su cláusula de rescisión, que pasa de 20 a 30 millones.

«Me encuentro muy a gusto. Estoy feliz por seguir en el Levante y por todo lo que me ha ayudado para ser lo que soy hoy. Esperemos que los próximos años sean iguales que este último», afirmó Morales.

Más

Fotos

Vídeos