http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El Levante, bien colocado para fichar a Adrián Ramos

E. Boateng. / m. molines
E. Boateng. / m. molines

Boateng reivindica que es un ariete puro y afirma que supone «un privilegio» convertirse en el segundo fichaje más caro del club granota El Granada asume que el delantero se irá pero tiene más ofertas

JOSÉ MOLINS VALENCIA.

Es la primera opción desde que comenzó el verano y la próxima semana se decidirá su futuro. El Levante negocia el fichaje de Adrián Ramos para que sea el referente de la delantera y el club confía en que la voluntad del jugador de venir a Orriols sea determinante para rebajar las exigencias del Granada. En el club andaluz ya dan por perdido al colombiano, aunque exigen una cifra que los granotas consideran demasiado alta para tratarse de una cesión. Entre tanto, el Alavés también puja por fichar al futbolista, pero los azulgranas se encuentran bien posicionados.

Desde el principio la dirección deportiva granota era consciente de que se trataba de una operación complicada, pero ha ido ganándose poco a poco al delantero hasta el punto de que la primera opción de Ramos es jugar en el Levante. Dejó claro hace días al valenciano José Luis Oltra, entrenador del Granada, que no iba a seguir como rojiblanco y que su decisión era jugar en Primera esta temporada. Pero se trata del delantero estrella del equipo nazarí, que pide una compensación económica por dejarlo salir cuatro meses antes de finalizar su contrato.

Sin embargo, más allá de la fuerza que pueda hacer el colombiano para jugar en Valencia, la decisión está en manos del Granada y especialmente de su propietario, Jiang Lizhang. El empresario chino es dueño también del Chongqing Lifan, club que fichó a Ramos y lo cedió al Granada hasta el 31 de diciembre. Con él, a través del club andaluz, es con quien negocia el Levante, y pese a las dificultades que hay, los granotas esperan tener a su delantero la próxima semana.

Mientras tanto, el que sí está es Emmanuel Boateng, que fue presentado ayer y llega con la vitola de ser el segundo fichaje más caro de la historia del Levante, ya que ha costado 2,5 millones de euros. Sólo Mauricio Cuero valió más que él. Una circunstancia que sirve de aliciente al ghanés. «No tengo presión porque hayan pagado esa cifra, supone un privilegio ser el segundo fichaje más caro», expresó.

Boateng, aunque puede jugar por detrás del punta y en banda gracias a su velocidad, se considera un nueve puro. «La posición de delantero es la que prefiero, es la mejor para mí, estoy preparado para ser el delantero del Levante», destacó. La lesión de Roger obligó al club a moverse en el mercado para encontrar un refuerzo de ataque y el exjugador del Moreirense fue el elegido.

El ghanés llega en forma tras haber jugado competición en Portugal y está listo para entrar en la convocatoria del lunes si lo considera Muñiz. Boateng no quiso pronosticar un número de goles y prefirió dejarlo para más adelante, aunque sí se mostró ambicioso con el objetivo del equipo. «Debemos pensar en quedarnos en Primera aunque también en otros objetivos más grandes, pero lo primero es quedarse en Primera», expresó. En cuanto al mercado, el club estrecha el cerco para fichar a un central experimentado y sigue a la espera de que Samu García rescinda con el Rubin Kazán.

Fotos

Vídeos