http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Lerma denuncia insultos racistas de Iago Aspas

Lerma, a la derecha de Doukouré, durante el partido de ayer. / manuel molines
Lerma, a la derecha de Doukouré, durante el partido de ayer. / manuel molines

El colombiano afirma que el gallego le llamó 'negro de mierda'; el atacante lo niega y sentencia: «Lo que se dice en el campo, se queda en el campo»

M . R. VALENCIA.

La sombra del racismo en el fútbol enturbió un partido que, más allá del decepcionante resultado para el Levante, parecía haberse desarrollado con deportividad. Después del encuentro, cuando Jefferson Lerma compareció ante el micrófono de BeIn Sports, denunció haber recibido insultos por parte de Iago Aspas durante el choque.

«Ahora que estoy frente a las cámaras, quiero hacer una denuncia. Creo que estos casos de racismo no pueden existir. Creo que Aspas me ha dicho 'negro de mierda' y eso no puede pasar», relató Jefferson Lerma. El centrocampista colombiano también aseguró que había comunicado lo sucedido al colegiado Alfonso Javier Álvarez Izquierdo. «He hablado con el árbitro, pero me dijo que lo tenía hasta los huevos de tanto joderlo. Ahora les tocará revisar los vídeos a ver lo que pasa», especificó el futbolista granota.

Pocos minutos después de que se conociera la denuncia pública por parte de Lerma, el Levante emitió un escueto comunicado a través de su cuenta oficial de Twitter. «El club quiere mostrar su firme respaldo al jugador y rechaza cualquier acción de racismo en el fútbol», rezaba la concisa pero clara postura de la entidad ante lo sucedido.

Tampoco tardó demasiado tiempo en reaccionar el Celta. El club celeste también quiso recalcar como señas de identidad la defensa del juego limpio y el respeto hacia los rivales. Reprodujo en un comunicado una frase de Iago Aspas dando su versión de lo sucedido. Básicamente, el delantero internacional negaba el insulto a Lerma aunque puntualizaba: «Lo que se dice en el campo, se queda en el campo. Por ello no voy a reproducir lo que me dijo él a mi. En cualquier caso, yo no le llamé a él lo que me atribuye».

La tarde dio para mucho, y más ante un asunto sensible como es el del racismo. A Aspas se le afeó la frase de 'lo que se dice en el campo, se queda en el campo'. También generó dudas el 'creo' de Lerma antes de lanzar su acusación. El colombiano deslizó que ahí están los vídeos para que los comités tomen decisiones que estimen oportunas. «Ya tomarán las medidas oportunas otras personas, yo no soy nadie para juzgar», señaló el centrocampista colombiano. «Es la primera vez que me ocurre esta temporada», matizó.

El acta de Álvarez Izquierdo no recoge haber sido alertado por Lerma por los presuntos insultos racistas. Es más, según informó ayer el programa 'Tiempo de Juego' de Cope, el colegiado catalán afirma que el futbolista no se había dirigido a él para informarle de ello y que se había enterado de la situación por boca del presidente del Levante, Quico Catalán, cuando el dirigente bajó a los vestuarios. Asimismo, el mismo medio detalló que La Liga se pondrá en contacto con Aspas y visionará los vídeos de la retransmisión.

Durante la tarde circuló por redes un vídeo de Movistar en que Lerma pedía que amonestase a Aspas por los insultos racistas, aunque posteriormente este medio lo retiró. No es la primera vez que el futbolista se ve involucrado en un asunto parecido. En la visita del Levante al Bernabéu, las cámaras cazaron a Carvajal espetando a Lerma: «¡Que no le he dado hostia! ¡Gilipollas! ¡Puto mono de mierda!».

Fotos

Vídeos