Las Provincias

Javier Vich: «Podemos ayudar mucho a los equipos chinos a mejorar su nivel»

  • Tras el viaje en busca de patrocinador, el dirigente es optimista: «Utilizamos la vía de entrada de clubes que nos invitaron y cuyos dueños son empresarios»

  • Javier Vich Director de gestión y desarrollo de negocio del Levante

Hace tres semanas, Javier Vich viajó a China junto al presidente del Levante, Quico Catalán, en busca de un patrocinador principal para la próxima temporada. Como carta de presentación, un ascenso a Primera que es cuestión de días. De todas formas, el director de gestión y desarrollo de negocio no persigue un espónsor tradicional. Trata de adaptarse a las nuevas oportunidades que ofrece un mercado en alza.

-¿El viaje a China fue todo lo productivo que esperaban?

-Desde 2012, aprovechando la clasificación para Europa League, hemos viajado todos los años a China. Tenemos muy buena relación con el equipo el equipo al que traspasamos a Nano y donde luego estuvieron Rafa Jordá y Rubén Suárez. Era el Guizhou Renhe, que desde hace dos años está en Pekín. Todos los años vamos, conocemos sus necesidades y aprovechamos para intentar ganar posicionamiento en un mercado muy interesante pero muy complicado, donde tienes que viajar muchas veces y acudir a muchas reuniones para que se pueda concretar en algo.

-¿Y qué salió de esos encuentros?

-El patrocinio de East United termina el 30 de junio y no vamos a continuar con ellos. Por tanto, tenemos un objetivo muy fuerte, que es conseguir un compañero de viaje como 'main sponsor'. Con la presencia de la Liga fuera de España, es un producto muy interesante en China. Los clubes tenemos potencial en China. Es un mercado tan grande que hay cabida para todos. Uno de los objetivos fue seguir dando a conocer el club en China a empresas que puedan estar interesadas y que ya tienen intereses en Europa. Les presentamos el club y nuestro proyecto y hablamos de ese posible ascenso con el objetivo de intentar poder llegar a acuerdos de patrocinio.

-¿Entonces ya hay candidatos?

-Hemos utilizado la vía de entrada de diferentes clubes que nos habían invitado a visitarles y cuyos dueños son empresarios. Ahí te reúnes con gente relacionada con el fútbol, agencias... Presentas tu club, tu proyecto e intentas que exista un interés. Esto es un primer viaje y en las próximas semanas tendremos que volver para profundizar y dar continuidad a aquello. Siguiendo el camino abierto en el mercado chino en los últimos años, estamos ahora en condiciones de poder materializarlo y cerrar algo.

-¿East United sigue sin responder al comunicado extrajudicial?

-El contrato termina el 30 de junio y nosotros lo tenemos que cumplir estrictamente. Hay unos pagos no efectuados en esta última temporada y, evidentemente, al final esto va a terminar en los juzgados. Hemos hecho el comunicado extrajudicial y aún no han contestado. Cuando se vaya acercando la fecha, los normal es que para evitar cualquier problema atiendan a las comunicaciones. El Levante, con la redacción del contrato, tenía todas las de ganar. Es un contrato que la Liga ha dado por válido en el control presupuestario. Entendemos que al final, de una forma o de otra, el Levante ingresará lo que tiene acordado.

-Tras casi tres años, East United sigue siendo un gran desconocido.

-Es una empresa afincada en Australia con capital coreano que quería introducirse en el fútbol europeo. Vio en el Levante una buena puerta de entrada y empezó su negocio orientado a potenciar la figura del jugador coreano en Europa y, a mitad de camino, cambió la estrategia y se posicionó en el tema de apuestas. En el Swansea sigue con la plataforma de apuestas, Beteast. Aquí estuvimos unos partidos anunciando la marca Betaeast, pero luego decidieron volver a East United.

-Hubo un problema de licencia.

-En España, para hacer publicidad de casas de juegos, debes tener la licencia en territorio español. Ellos tenían un acuerdo con una empresa en Canarias, pero tuvieron un problema y decidieron cambiar y volver a East United. Vieron que el modelo de negocio que habían pensado no había sido un éxito y decidieron no continuar con nosotros. Pero el contrato está como está. Tenían unas fechas para romper el contrato en caso de descenso y no lo comunicaron.

-East United pagaba cerca de un millón de euros por temporada. ¿Se puede encontrar otro patrocinador que alcance esas cifras?

-Si hemos sido capaces en su día de conseguir un contrato de patrocinio con esas cantidades, nuestro objetivo tiene que ser igualarlo o mejorarlo. Otra cosa es que en el mercado veas la realidad y no seas capaz. No puedes vivir de espaldas al mercado. Pero no debemos focalizarlo en conseguir una determinada cantidad en el patrocinio. Debemos tener un buen compañero de viaje que nos ayude a introducirnos en un mercado y a desarrollar otros proyectos, como son los formativos.

-¿Se refiere a la colaboración con escuelas de fútbol chinas?

-El gobierno chino está siendo muy restrictivo con la compra de jugadores extranjeros y obliga a los equipos a tener un cierto número de jugadores sub-23 chinos. Por lo tanto, los clubes chinos están viendo de qué manera pueden mejorar el nivel del jugador local. Y en esa línea el Levante está haciendo gestiones desde hace tiempo. Creemos que podemos ayudar mucho a los equipos chinos a mejorar su nivel.

-¿Cómo se articulan esas escuelas?

-Estamos trabajando en acuerdos de colaboración con clubes chinos cuyo objetivo es mejorar su nivel. Hay dos líneas de trabajo. Una es en China, ayudando a que su escuela mejore su nivel con nuestra metodología. La idea es ver cómo funcionan y dónde tienen deficiencias y, con gente de aquí, apoyarles. Y, por otra parte, aquí tenemos instalaciones donde va a haber jugadores chinos que vengan y puedan desarrollar cierto periodo de formación en nuestra escuela.

-¿Más allá del área deportiva, esta temporada se han cumplido todos los objetivos?

-Teníamos un reto que preocupaba bastante al club, que era cómo iba a incidir el descenso en la masa social. No podía caer el proyecto a nivel social. Conseguimos superar los 15.000 abonados, que es un éxito absoluto.

-¿Cuáles son los planes para continuar con la reforma del estadio Ciutat de València?

-El pasado verano abordamos la reforma del interior, del graderío. Ahora, el reto que tiene este consejo es que esta casa sea cada vez más cómoda y más bonita. A fecha de hoy, entendemos que este estadio tiene una carencia estética desde el punto de vista exterior que debemos abordar. Lo que no sabemos es cuánto y a qué nivel. El consejo se va a plantear hacer algo que sea duradero para que la gente se sienta orgullosa de su estadio. Las lonas son una solución muy a corto plazo.

-¿Esos trabajos para cubrir la fachada arrancarán este verano?

-Hay una hoja de ruta y el estadio lo tendremos finalizado a lo mejor en dos o tres años. Pero hay que hacer cosas ya en esa línea. Hay que trabajar ya en cómo queremos que sea el estadio conceptualmente.

-Otro proyecto es trasladar la ciudad deportiva a Nazaret. ¿En qué punto están las negociaciones con Puertos del Estado sobre el canon?

-Es un objetivo prioritario. Es un momento de negociación. Por lo que el presidente me transmite, el Ayuntamiento, el Levante y Puertos del Estado quieren ponerse de acuerdo.

-¿Se plantean otros emplazamientos para la futura ciudad deportiva?

-No. La idea es que pueda estar a finales de 2019. Creo que se llegará.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate