Otro jarro de agua fría para el Levante UD

El equipo catalán logra el empate en el 96 pese a que el árbitro sólo había añadido cuatro minutos y la tensión acaba con Guti y Tudela expulsados | El Levante domina al Espanyol pero se le escapa el triunfo en el tiempo prolongación

R. D. VALENCIA.

Al Levante Femenino se le sigue resistiendo la victoria en Buñol. Y ayer se le escapó de la manera más amarga. El conjunto azulgrana ya saboreaba el premio de los tres puntos cuando el Espanyol, en el minuto 96, echó un jarro de agua fría sobre la ciudad deportiva al lograr el tanto del empate. La árbitra había añadido más tiempo del anunciado, algo que indignó ostensiblemente al conjunto granota. El punto supo a poco, ya que no reflejó la superioridad mostrada en el campo.

Por segunda jornada consecutiva, las azulgrana se despidieron del triunfo en el tramo final. Ya les ocurrió en el campo del Sevilla, donde se vivió un frenético 5-5. Ayer, el Levante saltó al césped de Buñol con paso firme, tratando de encarrilar el partido a las primeras de cambio.

Las de Tudela gozaron de claras ocasiones de gol desde el principio. Charlyn Corral avisó por partida doble, mientras que Alharilla desperdició un disparo a bocajarro enviando el balón al poste. Un arranque apabullante por parte del Levante. El Espanyol trató de despertar en el ecuador del primer acto, pero Noelia respondió con una meritoria parada que frustró la volea de Baudet.

En el minuto 30, Alharilla tuvo que retirarse por problemas físicos, aunque las levantinistas no bajaron la intensidad. Así, se adelantaron a través de Charlyn, quien remató de tijera un centro de Maitane. Una renta que pudo aumentar antes del descanso, pero el lanzamiento de Junge impactó en el larguero.

Tras la reanudación, mientras el Levante se encomendaba a su tándem ofensivo, formado por Charlyn y Jéssica, el Espanyol dio un paso adelante y se volcó sobre la portería de Noelia. Las granotas resistían. La árbitra anunció cuatro minutos de prolongación y Carolina estuvo a punto de sentenciar el partido.

El tiempo añadido duró más de la cuenta y, en el minuto 96, llegó el empate del Espanyol. Luana aprovechó un rechace para poner las tablas. Un duro desenlace que desató las protestas levantinistas. Con el partido acabado, la árbitra mostró la segunda amarilla a Guti y expulsó a Andrés Tudela.

Más

Fotos

Vídeos