http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Atlético Levante

El filial supera su penitencia

Álex Cortell celebra ayer el gol que dio la tranquilidad. / jorge ramírez/levante ud
Álex Cortell celebra ayer el gol que dio la tranquilidad. / jorge ramírez/levante ud

El Atlético Levante vuelve a meterse en la final por el ascenso a Segunda B | El equipo de Olaizola se despoja del pesimismo por la decepción ante el Calahorra; El Hacen y Aly acaban el Ramadán y Shaq vuelve de EEUU

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZABuñol

Hace un par de semanas, se vivió un funeral en la ciudad deportiva. Los jugadores del Atlético Levante y los familiares que les habían alentado desde la grada durante más de dos horas no podían reprimir el llanto. Acababan de perder contra el Calahorra un ascenso que se dio casi por hecho tras la victoria (1-2) en la ida. Pecado mortal. «Fuimos a guardar lo que ya teníamos más que a proponer más cosas», recordó ayer el entrenador, Javier Olaizola. Aquel error conllevó una penitencia: la diáspora por el camino largo de la fase de ascenso. Los chicos debían desde ese momento superar dos eliminatorias. Ayer ganaron la primera al tumbar al rocoso Racing Villalbés con un tanto de Álex Cortell en las postrimerías.

A efectos de resultado, el gol no valió para tanto. Sí en el aspecto anímico, ya que el 1-0 permitió al filial afrontar el desenlace con mayor tranquilidad. El Racing Villalbés se mostró inofensivo, apelando al contragolpe o a buscar una acción a balón parado. Los gallegos necesitaban marcar pero desembarcaron en Buñol a falta de un solo tanto para meterse en la última eliminatoria. El 1-0 daba el colchón de que si se producía el accidente al menos quedaba la posibilidad de la prórroga.

«Esta eliminatoria no era nada fácil después del batacazo del Calahorra», aseguró un satisfecho Olaizola: «Hemos conseguido que los chicos se rehicieran y volvieran a creer en el trabajo que hacen entre semana. Están felices y ahora tienen una segunda oportunidad, conscientes de que ya no hay más».

Un gol de Álex Cortell permitió afrontar el final con cierta tranquilidad ante un rival que fue inofensivo

El Atlético Levante está en el mismo sitio que hace un mes sólo que sin otra bala en la recámara. «Ahora tenemos otra final, con antecedentes positivos y negativos que nos tienen que ayudar», analizaba Olaizola, que no tiene preferencias con respecto al rival de cara al sorteo de hoy: «Filial o no, nos da igual. Cualquier equipo que haya llegado hasta aquí va a ser muy duro».

Como aspecto positivo, el Atlético Levante recupera a los tres futbolistas que han debutado en Primera. Shaq vuelve tras haber debutado con Estados Unidos, mientras El Hacen y Aly están a punto de acabar el Ramadán. El primero venía de estar con Mauritania y tuvo ayer pocos minutos y el segundo se quedó en el banquillo. «El chico fue muy sincero y dijo que no sabía cuánto iba a aguantar. Ha sido muy duro para ellos entrenar y jugar estando desde las 4.30 de a mañana sin comer ni beber. Sobre todo, el día del Calahorra», admite Olaizola.

Fotos

Vídeos