http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Los fichajes de verano multiplican su protagonismo en el momento decisivo

Bardhi, Cabaco, Lukic y Coke, en un entrenamiento en el Ciutat de València. / levante ud
Bardhi, Cabaco, Lukic y Coke, en un entrenamiento en el Ciutat de València. / levante ud

Los 11 refuerzos sumaron 2.731 minutos durante las diez primeras jornadas, mientras que llegan a 3.487 en el mismo tramo de la segunda vuelta

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

«Hay mucha preocupación por la gente que no está jugando. La gente que no está participando pasará a hacerlo», avisó Juan Ramón López Muñiz a finales de septiembre. El Levante acababa de sufrir su primera derrota de la temporada después de un inicio de Liga que había disparado la ilusión. Aquel 4-0 encajado en el Villamarín produjo un vuelco en la dinámica del equipo, que entró en barrena. El técnico asturiano, con sus palabras, se refería a las dudas que rodeaban a la mayor parte de los fichajes de verano. Aterrizaron 11 futbolistas, pero apenas gozaban de protagonismo. Una situación que, con el transcurso de los meses, ha ido cambiando. Los refuerzos han dado un paso adelante en el tramo decisivo de la Liga.

Estableciendo una comparación entre las diez primeras citas y el mismo tramo de la segunda vuelta, hay un salto considerable. Durante aquel período inicial del campeonato, los fichajes estivales sumaron un total de 2.731 minutos. En cambio, desde la jornada 20 hasta la 29 ya han alcanzado los 3.487. Su participación se ha multiplicado.

Muñiz, quien a principios de este mes fue relevado por Paco López en el banquillo del Levante, comenzó la Liga apostando por el mismo bloque de jugadores que había conseguido el ascenso a la máxima categoría. «Los cambios llegarán en su momento. Muchos de los que no han participado han llegado muy tarde en pretemporada. Todo el mundo que ha llegado a última hora necesita minutos, pero ya no estamos en amistosos. Iremos metiéndolos cuando vayamos pudiendo para ir viendo cómo encajan en el sistema», comentaba el gijonés. Buena parte de los fichajes carecían de experiencia en la élite del fútbol español.

Cabaco y Lukic han dado un salto. Por su parte, Bardhi ha pasado de 623 minutos a sólo 82

De las 11 caras nuevas que llevaron en verano, entre las que no figura Enes Ünal, sólo Ivi ha mantenido la regularidad entre las diez primeras jornadas y el mismo tramo de la segunda vuelta. El madrileño empezó disputando 558 minutos y, durante la fase actual, lleva 685.

Por lo que respecta al resto de refuerzos estivales, hay contrastes. Erick Cabaco y Sasa Lukic no debutaron en Primera División hasta noviembre y diciembre, respectivamente. Sin embargo, en la segunda parte de la Liga, tanto el argentino como el serbio están gozando de protagonismo. El defensa suma 450 minutos y el mediocentro, 485.

Un caso opuesto es el de Enis Bardhi. El mediapunta arrancó como una pieza fija, aunque se fue apagando paulatinamente. De ahí que perdiera la titularidad con Muñiz y tampoco se haya hecho un sitio en las alineaciones de Paco López. Ha pasado de jugar 623 minutos en las diez primeras jornadas a sólo 82.

En lo que va de segunda vuelta, cinco fichajes acumulan la mitad o más de los minutos disputados: Cabaco, Lukic, Doukouré, Ivi y un Antonio Luna que encabeza la lista con 865. En cambio, en el arranque liguero, sólo lo lograron el extremo madrileño, Bardhi y Álex Alegría.

El ariete extremeño frenó por una grave lesión de rodilla. Un revés similar ha dejado fuera de juego a Doukouré, quien estaba en pleno crecimiento. Boateng evoluciona, mientras que Nano, Samu y Langerak abandonaron Orriols en enero.

Fotos

Vídeos