http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Un mes para dar el estirón

Muñiz se dirige a la plantilla durante un entrenamiento. /Levante UD
Muñiz se dirige a la plantilla durante un entrenamiento. / Levante UD

Los cuatro próximos partidos del Levante UD son contra equipos de la zona baja. Los rivales directos Getafe, Eibar, Girona y Las Palmas, en puestos de descenso, marcarán cómo llegan los granotas al primer tercio de Liga

José Molins
JOSÉ MOLINSValencia

Aunque sólo haya sumado un punto de los últimos nueve, el inicio de temporada está siendo positivo para el Levante UD, que siempre ha mirado los puestos de descenso desde la tranquila lejanía de la zona media de la tabla. El equipo tiene ahora por delante un mes liguero en el que el calendario le permite exprimir sus opciones de distanciarse de la zona peligrosa. Cuatro de los clubes instalados en la zona baja de la clasificación, uno de ellos en descenso, serán los próximos rivales del conjunto granota.

Unas jornadas que el vestuario ha señalado como claves para acabar con la mala racha y que marcarán el primer tercio de Liga del Levante, que se enfrentará de forma consecutiva a Getafe, Eibar, Girona y Las Palmas, todos ellos clasificados por debajo de los granotas. Los dos recién ascendidos, madrileños y catalanes, visitarán el Ciutat, mientras que los de Juan Ramón López Muñiz jugarán fuera ante vascos y canarios. Hasta ahora el equipo valenciano no ha logrado ganar en Orriols a dos rivales directos como Deportivo y Alavés, contra los que pinchó con un empate y una derrota, lo que hace que la plantilla levantinista esté más concienciada de la necesidad de sacar adelante los próximos duelos directos, ya que siempre son fundamentales para conseguir la permanencia.

Uno de los fijos del once titular granota, Sergio Postigo, lo tiene claro: "Hay que seguir mínimo como estamos. Viene un rival muy aguerrido, que va a meter mucha intensidad y tendremos que igualar esa intensidad para poder ganar. Aunque será muy duro y muy complicado. Si conseguimos volver a ganar en casa nos situamos en un puesto muy bonito". El club anunció ayer que ha llegado a un acuerdo con el Getafe por el que las entradas para la afición visitante, tanto el sábado en el Ciutat como en marzo en el Coliseum, serán de 35 euros.

De estos próximos cuatro partidos ligueros, que tendrán entre medio un parón por selecciones en noviembre, el Levante puede cambiar drásticamente su dinámica actual, para bien o para mal. Si los resultados le acompañan el equipo saldría muy reforzado, al ampliar la distancia con el descenso, y llegaría al primer tercio de la temporada con casi la mitad de puntos que necesitará para salvarse en mayo. En cambio, si los de Muñiz vuelven a repetir sus tropiezos contra los rivales directos a los que se han enfrentado hasta ahora en el Ciutat, la situación tranquila actual pasaría a convertirse en nerviosismo.

El vestuario del Levante quiere recuperar su nivel de juego de hace menos de un mes, ya que acumula tres encuentros consecutivos sin marcar, lo que supone el principal problema que debe solucionar Muñiz para aprovechar el calendario que le espera, tras haber logrado frenar la sangría de goles recibidos.

Fotos

Vídeos