«Ivi es especial y va a sorprender»

Pablo Franco, en el partido entre el Getafe y el Granada disputado en mayo de 2015. / EFE/Alberto Martín

Pablo Franco, que confió en el madrileño en Primera, avala su fichaje por el Levante | «Destacaba por su capacidad goleadora, su desequilibrio y su talento. Le tuvimos que implicar en tareas defensivas», afirma el exentrenador del Getafe

ALBERTO MARTÍNEZVALENCIA.

El pasado martes, durante su presentación oficial como futbolista del Levante, se vio a un Ivi López parco en palabras y reservado. Una actitud que, según sus allegados, fue producto de la tensión del primer día y en absoluto se corresponde con la realidad. A 9.000 kilómetros de distancia, hubo una persona muy pendiente de esa puesta de largo. Pablo Franco, ahora en el banquillo del Beijing BG chino, se alegra especialmente de su fichaje por el conjunto granota. El técnico madrileño sabe muy bien del potencial del joven futbolista, ya que le dio la confianza necesaria para que enseñara sus credenciales en Primera División hace más de dos años. Está convencido de que el extremo izquierdo ha alcanzado el nivel de madurez necesario para afianzarse en la élite.

Pablo Franco arrancó la temporada 2014-15 como entrenador del Getafe B, en el que Ivi se alzaba como uno de los estiletes. En la jornada 25, el preparador dio el salto al primer equipo tras la inesperada dimisión de Quique Sánchez Flores. Y para afrontar el objetivo de la permanencia en la máxima categoría, recurrió a la magia del joven atacante.

«Empiezo la temporada entrenando al Getafe B y ahí es donde conozco a Ivi. Él venía de hacer una campaña anterior bastante buena en el filial. Venía jugando de segundo punta y no sólo en el filial, sino también en el juvenil y el cadete del Getafe. Destacaba por su capacidad goleadora, su desequilibrio y su talento. Un futbolista con un talento desproporcionado. Lo que pasa es que todavía no estaba en el punto de madurez que ahora ya todos conocemos. Le faltaba un punto de competitividad. Dentro del trabajo que hicimos con él, es de lo que más orgulloso me siento: haber intentado hacerle más competitivo y que evolucionara a la hora de transmitir valores, porque el talento ya lo tenía. Le tuvimos que implicar en tareas defensivas», afirma Franco.

El técnico encajó las atractivas piezas del filial: «También teníamos a Pere Milla y a Emi. Por las circunstancias, decidimos dar a Ivi la banda izquierda. Quizás su aportación goleadora fue menor, pero su aportación a la hora de generar fútbol y empezar a implicarse en labores defensivas fue mayor. Y eso le posibilitó seguir creciendo como futbolista».

La apuesta táctica dio sus frutos: «Él ya había jugado algún partido en banda izquierda y sabíamos que era un futbolista polivalente, pero casi siempre jugaba como segundo punta. Es donde más destaca, con mucha libertad y mucha capacidad para hacer goles. Pero nosotros teníamos otros buenos jóvenes futbolistas y decidimos que la mejor manera de sacar partido al talento de estos tres chicos era poniéndole en la izquierda a jugar a pierna cambiada y con libertad en ataque para generar desequilibrio por dentro y aprovechar su pegada, porque tiene un golpeo impresionante».

La versatilidad es una de sus armas. Aunque puede desenvolverse en todas las posiciones de ataque, Franco lo tiene claro: «Por lo que le conozco, y creo que le conozco muy bien, donde mayor rendimiento da es jugando detrás del punta o en banda izquierda. Me cuesta más verle como único delantero o en banda derecha».

Ivi había debutado en Primera el 27 de marzo de 2014, con Cosmin Contra como técnico del Getafe. Sin embargo, no gozó de cierta continuidad en la máxima categoría hasta que Franco ascendió. «Yo tuve la suerte de ir al primer equipo y él tuvo la suerte de que yo valorara el esfuerzo anterior que había hecho. Nos ayudó dentro de la situación que había y eso le dio la posibilidad de posicionarse en el mercado futbolístico español».

Con Franco, Ivi participó en siete encuentros en la élite, disfrutando de minutos en las seis últimas jornadas. Aunque no fue titular en ningún partido, pudo saltar al césped del Camp Nou y el Bernabéu. «Quizás a nivel físico sí que se veía que todavía estaba un paso por detrás de los rivales, pero siempre ha sido un chico con mucho desparpajo y no le ha pesado jugar en ningún contexto. Si tenía la oportunidad de agarrar el balón y creía que la mejor opción era encarar contra un lateral consagrado de un equipo top, lo hacía. No tenía ningún problema. Ese talento, unido a ese descaro y esa habilidad natural para jugar a fútbol, le ha ayudado mucho para ser tan especial».

El madrileño celebra el salto experimentado por el extremo, de sólo 23 años. «Estamos muy lejos, pero leo la prensa española todos los días. La llegada de Ivi al Levante y la posibilidad de que se consagre en Primera me hace especial ilusión», admite.

Tras aquella temporada, Ivi se comprometió con el Sevilla. Así, durante los dos últimos años, ha deslumbrado con el filial hispalense, marcando 23 goles en 73 partidos. Una proyección que no ha pasado desapercibida para el Levante, que ha pagado 1,2 millones fijos más 300.000 en variables por su traspaso. La entidad andaluza se reserva una opción de recompra.

Franco conoce al director deportivo del Levante, Tito, ya que han trabajado juntos en las sesiones organizadas por la Asociación de Futbolistas Españoles. Sin embargo, el de Benidorm no ha necesitado su asesoramiento a la hora de lanzarse a por Ivi.

«Tito es una persona extremadamente inteligente, metodológica y minuciosa en su trabajo y, si han decidido dar este paso adelante, es porque lo tienen muy claro. Yo creo que se ha acertado. No son futbolistas consagrados, pero si lo fueran quizás no estarían al alcance. Me parece correcta la decisión del Levante. Yo creo que el chico está preparado. Necesitará una pequeña adaptación, pero estoy seguro de que ayudará al equipo. Y a los que todavía no le conocen, cuando le vean jugar, les va a sorprender», avisa Pablo Franco, quien vislumbró en su día el recorrido de Ivi: «Es un chico con mucho desparpajo a nivel futbolístico y personal. Es extrovertido, le gusta bromear y tiene capacidad de adaptación». Su discreción durante su presentación oficial esconde la ambición de un jugador que vuelve a Primera para quedarse.

Fotos

Vídeos