http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol | Levante UD

Erick Cabaco: «¿Quedarme en el Levante? Sería genial, yo me crié en clubes así»

Cabaco, durante la entrevista realizada en la ciudad deportiva de Buñol. / Damián Torres
Cabaco, durante la entrevista realizada en la ciudad deportiva de Buñol. / Damián Torres

Chiellini es su referente y desvela que al elegir el 18 le avisaron de que fue el dorsal de Ballesteros: «Compararme con él aquí todavía no estaría bien»

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZAValencia

Al contrario de lo que podría pensarse por la intensidad con la que afronta los partidos, Erick Cabaco es un tipo tranquilo. Habla pausado, con la mirada perdida al frente y meditando cada respuesta. Después se marcha a casa junto a Rober Pier, su pareja en el eje de la defensa en los dos partidos de la era Paco López. Pasará la tarde, como casi siempre, con otra compañera, Daniela. Uruguaya como él, le ha acompañado en los últimos tres años y juntos consumen las tardes libres desconectando del fútbol, bebiendo mate y escuchando música, principalmente salsa. "Me gusta Marc Anthony y Gilberto Santa Rosa. Luego, por la noche, hablamos con la familia", indica el futbolista que, con 22 años, tiene claro que quiere estar muchas temporadas en la Liga.

-Ha permanecido mucho tiempo sin jugar, ¿es este su mejor momento en el Levante?

-No diría que mi mejor momento, pero estoy más a gusto porque uno cuando juega se siente mejor. Para eso entrenamos. Yo siempre tenía en la cabeza que en algún momento me iba a tocar.

«Paco López dio un mensaje positivo, el grupo lo entendió y se acopló perfectamente». «Si lo hace para sumar, que la afición venga todos los días. Me encanta cuando gritan lo de 'uruguasho'»

-¿Cómo se ha vivido en la plantilla la dinámica tan negativa y el hecho de que ahora se haya dado de repente la vuelta?

-Es que el fútbol es muy dinámico. Quizás hemos modificado un poco la forma de jugar, pero lo que no hemos cambiado es la mentalidad de querer sacar esto adelante. ¡Ojo, que esto no ha terminado todavía!

-Usted ya vivió un descenso en su etapa en el Nancy. ¿Se queda con que no quiere repetir aquello o con algo que pueda aportar en esta plantilla para afrontar la situación?

-De muy joven me tocó estar peleando por la permanencia, fijarnos en los puntos y no quiero volver a vivir aquello, sé lo que se siente. Quizás por eso estoy apretando al máximo para ayudar a mis compañeros y no repetir aquello.

-¿Qué diferencia ve entre aquel Nancy y este Levante?

-El grupo. Es fundamental tener una plantilla única, ver que nadie se tira del barco. Aquí suman hasta los lesionados. Todos quieren entrar y creo que eso es importantísimo.

«Si lo hace para sumar, que la afición venga todos los días. Me encanta cuando gritan lo de 'uruguasho'»

-Siempre que se destituye a un entrenador se pone en duda si la plantilla ha hecho algo para que esto ocurra, aunque en este caso parece que no fue así...

-¡No, no! Yo estoy agradecido al cuerpo técnico anterior. Nadie desea la destitución de un entrenador, pero ese no es un tema de los jugadores, sino de más arriba. Pero bueno, vino Paco, dio un mensaje positivo y yo creo que el grupo lo entendió y se acopló perfectamente. Hoy día se están haciendo las cosas como quiere Paco y gracias a Dios están saliendo los resultados.

-¿Qué ha aportado Paco López?

-Lo que digo, un mensaje positivo. Los futbolistas que juegan con Paco son los que venían haciéndolo. No sé cómo explicarlo, es un mensaje que dices: 'Tiene razón, podemos dar más'. Y después, confiar en nosotros, trabajar, ir más al ataque y ser competitivo.

-¿Usted se siente más cómodo con este sistema o con el de Muñiz?

-Es que mi trabajo es defender. Quizás a otros compañeros si les viene mejor ir más al ataque.

-¿Se llegó a plantear una salida en el mercado de enero?

-Sinceramente, no. Nunca. Mi sueño era jugar en esta liga como fuera. Sabiendo lo que yo quiero y teniendo la posibilidad, lo que deseaba era no aflojar cuando me tocara.

-¿Y ahora quiere que el Levante ejerza la cláusula que le permita quedarse en el club?

-La verdad es que sí. Me encanta el Levante, es un club humilde en el que se trabaja buen y le gusta crecer. Yo me crié en clubes así, por lo que genial.

-El día del amistoso contra el UFA se enfrentó con un chaval de Levante Fans, y en el siguiente partido en Orriols le aclamaron desde ese sector con gritos de '¡'uruguasho', 'uruguasho'!'. ¿Por qué conecta tanto con la afición?

-Fue un intercambio de ideas. La gente quiere ganar y fue entendible porque cuando las cosas no van bien... Nosotros no hacemos nada para perder. Le dije que quería que estuviésemos todos juntos, que era mejor que vinieran a sumar y que si era así, que estuvieran todos los días. Me gusta la afición. Cuando gritan lo de 'urugasho', me encanta.

-Usted es el típico central uruguayo, con carácter. ¿Eso es innato o una influencia de alguien?

-Desde chiquito me gustó ser un jugador aguerrido y cada uno, si es inteligente, conoce sus limitaciones. Yo sé las mías, por eso he de ser un futbolista aguerrido, que siempre ha de estar atento y animando a mis compañeros. Me encanta contagiarme de ellos y contagiarlos, ser un futbolista que va hacia delante sabiendo mis limitaciones. Eso hoy en día me está ayudando.

-A los centrales uruguayos se les suele comparar con Godín. ¿Es su referencia o hay otro?

-De chico, cuando empecé a mirar fútbol de élite, el que me gustaba y sigue siendo así es Chiellini. Lo percibo como un jugador aguerrido y muy tranquilo. Cuando tiene que despejar, despeja; si ha de jugar, la juega; creo que es un central espectacular. No figura por muchos lados y, sin embargo, es capitán.

-Usted sí se deja ver... recuerda en cierto sentido a Ballesteros por su carácter sobre el césped.

-Sí, sí, lo conozco. Imagina que cuando llegué y dije de agarrar la 18 me dijeron: '¡Cuidado con ese número!'. Ahí me contaron la historia. Compararme con él en este club, todavía no estaría bien.

-¿Y no le dio miedo coger el número tras conocer la historia?

-No, al final es una camiseta. En este club es muy respetado, hay que hacerlo de la mejor manera.

-Cuando usted firmó, en el entorno del Levante se pedía un central contrastado. ¿Cómo se lo tomó?

-Bueno, es verdad que tenía partidos internacionales y había jugado en Francia. Pero me ha ayudado a acostumbrarme a este fútbol.

-Y cuando al abrirse el mercado de enero se dijo que el Levante necesita un central contrastado, ¿usted qué piensa?

-Es difícil pensarlo. Cada uno quiere jugar y hacerlo de la mejor manera. Un futbolista con jerarquía como se dijo... hace falta trayectoria y experiencia para tener eso.

-¿Es necesario?

-Tengo 22 años y la experiencia se agarra viviendo partidos, campeonatos, permanencias, descensos...

-¿Dónde se ve en cinco años?

-Si Dios quiere, jugando en la Liga.

-¿Desde cuándo ha querido jugar en la Liga y por qué?

-Es el típico comentario del niño que jugaba a la Play y soñaba con llegar a un club de la Liga... Es verdad, en Uruguay miraba este fútbol y me ha encantado toda la vida porque es rápido, hay jugadores de clase y quería competir con ellos.

-¿Se ve en la selección absoluta?

-Eso lo piensan todos los uruguayos, pero es difícil porque la selección tiene grandes centrales. Si Dios quiere, ojalá en el futuro.

Fotos

Vídeos