http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Las dudas de Muñiz tras el mercado

Sadiku, Rochina, Fahad y Lukic se ejercitan ayer en la ciudad deportiva de Buñol. / jorge ramírez/levante ud
Sadiku, Rochina, Fahad y Lukic se ejercitan ayer en la ciudad deportiva de Buñol. / jorge ramírez/levante ud

Rochina, que no entrena en grupo desde el 9 de diciembre, llega cedido y su traspaso se efectuará en verano sin estar supeditado a la salvación «¿Si la plantilla es mejor que antes? A día de hoy no lo sé», avisa el técnico del Levante

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

La idea con la que el Levante entró en el mercado no ha podido ejecutarse. Para el entrenador granota, Juan Ramón López Muñiz, resultaba prioritario que los fichajes conociesen la Liga y estuviesen preparados físicamente para estrenarse a las primeras de cambio. Dos requisitos que, en gran parte, no se han cumplido. Las principales opciones para reforzar el ataque se desvanecieron y, en el último día de mercado, el club reaccionó cazando a Giampaolo Pazzini, Armando Sadiku y Rubén Rochina. Sólo el de Puerto de Sagunto cuenta con experiencia el fútbol español, pero tanto él como el delantero albanés arrastran un largo período sin competir. Circunstancias que despiertan inquietud en el técnico asturiano.

Muñiz duda cuando le preguntan si la plantilla es mejor ahora que antes del mercado invernal. Su respuesta resulta elocuente. «A día de hoy no lo sé. Es una valoración que habrá que hacer cuando pase un poco de tiempo y sobre todo en mayo. En mayo es cuando has conseguido el objetivo o no. Y ahí se podrá valorar el trabajo que hacemos todos», explicó ayer el entrenador azulgrana.

Para el encuentro de mañana contra el Madrid, el único de los tres refuerzos con opciones de entrar en la convocatoria es Pazzini, quien ha tenido minutos en el Hellas Verona en los últimos meses. Sadiku y Rochina aún deben ponerse a punto.

«Es muy pronto para realizar una valoración de los jugadores que han venido. Hay que esperar un tiempo. Hay que ver cómo es ese proceso de adaptación al equipo y a los compañeros. Intentaremos que el resultado sea lo mejor posible y lo más rápidamente posible, porque necesitamos gente que trabaje y ayude desde ya. Este segundo tramo de la Liga es muy cortito y nos jugamos un objetivo que está difícil», avisó el preparador gijonés.

Sadiku, quien procede del Legia de Varsovia y se encontraba en Benidorm de concentración, no compite desde el 16 de diciembre. Rochina, por su parte, disputó su último partido con el Rubin Kazan el 30 de octubre. A partir de ahí, los impagos sufridos complicaron el panorama para el valenciano. Tanto la liga polaca como la rusa realizan largos parones en invierno.

El estado de forma de estos dos futbolistas mantiene en alerta a Muñiz: «Claro que me preocupa. Necesitamos tener al equipo con la mejor predisposición lo antes posible. He estado hablando con Rochina y me ha dicho que desde el 9 de diciembre no entrenaba en grupo. Y eso es mucho tiempo. Estaba trabajando aparte y ha estado afectado por una gripe. Hay que ver cómo se reincorpora y que el preparador físico evalúe bien el riesgo que pueda correr cada jugador. Lo peor que nos podría pasar ahora es que alguno de ellos cayera por una lesión».

Rochina ha llegado como cedido, pero se ha acordado un traspaso aplazado porque al Rubin Kazan le convenía retrasar esa operación por asuntos financieros. En verano, el extremo valenciano se convertirá en propiedad del Levante independientemente de la permanencia.

El Levante trató sin éxito de fichar a delanteros como Koné, Rémy y Rubén Castro: «Ya no es momento de valorar situaciones que pudieron ser no fueron. Eso sería perder el tiempo». Además, pese a las lagunas defensivas, el club no ha reforzado el eje de zaga.

«No vale la pena echar la mirada atrás. Tenemos buenos centrales, tenemos gente que está acostumbrada a la Liga y que ya ha visto en estos 21 partidos la dificultad que tiene enfrentarse a todos los equipos de Primera, que cuando tienen una ocasión la aprovechan. Me quedo con eso. Sé que van a dar un buen rendimiento», destacó Muñiz.

Mientras tanto, Fahad no debutará ante el Real Madrid: «Viene de otra liga, de otro país, de otro ritmo, casi no se puede comunicar... Cuando pasen una o dos semanas, habrá que ver cómo se va a adaptando».

Fotos

Vídeos