Levante UD

Fútbol | Levante UD

MORALES RESCATA LA CONFIANZA

Olanga disputa un balón con Cabaco en el Ciutat./EFE
Olanga disputa un balón con Cabaco en el Ciutat. / EFE

El madrileño cambia la pobre imagen del Levante y logra el pase a octavos

José Molins
JOSÉ MOLINSValencia

Los dos objetivos se que había marcado el Levante anoche se consiguieron, aunque sin brillantez por parte del equipo. Los granotas estarán en el bombo de los octavos de final de la Copa del Rey, tras eliminar al Girona, y lograron frenar la mala imagen que dieron ante el Atlético. El equipo fue de menos a más, acabó con confianza tras el gol de Morales y coge fuerza mental de cara al importante partido del viernes en La Rosaleda. El madrileño volvió a ser la clave. Él solo decidió el partido de ida y anoche volvió a hacerlo en la vuelta. Su entrada en la segunda parte revitalizó a los azulgrana, cambió la cara al equipo y le dio confianza para imponerse a su rival, que había estado cerca de igualar la eliminatoria.

Por el camino, eso sí, la noche dejó secuelas físicas. La plaga de las lesiones no le da una tregua a Muñiz ni en el calentamiento, y sólo unos minutos antes del partido Róber Pier y Doukouré sufrieron molestias físicas que les impidieron jugar, como estaba previsto. Torcedura del tobillo el gallego y problemas musculares el marfileño. El técnico tuvo que improvisar por completo una nueva pareja del centro del campo a la carrera, sin margen de maniobra. En su lugar jugaron Campaña y debutó el canterano El Hacen, para añadir una nueva cara más a un once plagado de jugadores no habituales. El de Mauritania, a sus 19 años, está considerado como una perla desde que fue descubierto en el torneo Cotif y anoche dio buenas sensaciones.

Entre las caras nuevas estaba Boateng, que dispuso de la primera ocasión tras ganar un balón por velocidad y disparó desviado. Pero debe aprender a controlar su ímpetu, ya que en un salto lesionó a Planas, que salió en camilla, y muchas veces se juega tarjetas innecesarias por pasarse de frenada. El técnico cambió el sistema y apostó por dos delanteros de inicio, con el ghanés y Nano Mesa en punta, en un 4-4-2 claro que aporta una nueva variante al equipo, acostumbrado a jugar siempre con un único referente en ataque. En los costados, Jason generaba velocidad y chispa por la izquierda y Samu entraba menos en juego por la derecha. En general el equipo no creaba peligro, no fue capaz de probar a Iraizoz en toda la primera parte.

Los granotas dominaban pero el Girona tuvo la ocasión más clara, con un centro de Marlos Moreno a Olunga, que despistó a Postigo y Cabaco pero remató fuera, con todo a favor para haber marcado. Nuevo desajuste defensivo, con una pareja de centrales completamente diferente a la del Atlético. Al encuentro le faltaba ritmo, tenía constantes interrupciones por faltas, pero en dos acciones consecutivas se le complicó a los azulgranas. Y ambas tuvieron como protagonista a Jason.

El gallego hizo una buena acción en ataque pero Campaña no logró finalizar con un disparo, y a la jugada siguiente el coruñés, ayudando a Luna en defensa, sufrió un recorte del hiperactivo Marlos Moreno, el mejor del partido, que lo dejó sentado, y su centro lo aprovechó Mojica de volea para adelantar a los catalanes, que se quedaban a un gol de igualar la eliminatoria. De nuevo volvía a fallar la defensa, muy permisiva en su área y débil ante los centros laterales. Los nervios y la inseguridad de los futbolistas granotas eran evidentes, el equipo empezó a fallar pases sencillos y el público se impacientaba.

Por eso tras el descanso el Levante salió con otro ánimo, mucho más intenso y bien plantado. Rozó el gol tras una falta, en un remate de Cabaco al que Boateng no llegó a empujar a la red por muy poco. El equipo trataba de tener más protagonismo con el balón. Nano se mostraba voluntarioso y luchador, cayendo a ambas bandas, hasta que fue sustituido por Morales. El madrileño sorprendentemente se situó de mediapunta, con Jason en la izquierda y Samu cada vez más activo en la derecha. Un buen centro suyo lo pudo convertir en gol Boateng. Al equipo se le notaba distinto, con más intensidad y convicción que en la primera parte. Y tenía bien sujeto a un Girona que no iba decididamente a por el gol. Aunque Cabaco pudo ser expulsado por una dura y aparatosa entrada sobre Marlos.

Y esa plaga de lesiones volvió a dar otro golpe, de nuevo en el debilitado centro del campo. El Hacen, que se mostró sólido en su debut, no pudo continuar por molestias y Bardhi entró en su lugar, para colocarse al lado de Campaña y tratar de controlar más el juego en la medular, ya que el Girona empezaba a llegar al contragolpe con peligro. El encuentro estaba igualado y había entrado en la fase decisiva. Así que apareció el mejor futbolista sobre el césped para finiquitar la eliminatoria. El gol de Morales mete a los granotas en octavos. Boateng luchó en la carrera hacia el área con Ramalho, ambos cayeron al suelo y el madrileño se quedó solo para batir de un certero tiro cruzado a Iraizoz. Morales ya había sido clave en la ida con dos chispazos y anoche de nuevo resultó decisivo para conseguir el objetivo de la clasificación.

El madrileño aportó un plus, un valor añadido al Levante con sus carreras por la banda, como la jugada personal que se marcó y que Boateng desperdició cuando le dio el balón en bandeja. Morales es un seguro de vida para el equipo de Muñiz y anoche tuvo que salir con el traje de héroe para tranquilizar los ánimos en Orriols cuando peor pintaban las cosas. Con todo ya decidido, se produjo una circunstancia curiosa. Debutó Youssouf, sustituyendo a Jason, y se colocó como mediocentro. La particularidad es que diez minutos antes del partido el joven jugador estaba fuera de la convocatoria, en la grada, y lo llamaron de urgencia por las lesiones de Doukouré y Rober Pier. Pero salió y cumplió.

1 Levante UD

Langerak, Pedro López, Postigo, Cabaco, Luna, Campaña, El Hacen (Bardhi, m.67), Nano Mesa (Morales, m.59), Samu García, Jason (Youssouf, m.87) y Boateng

1 Girona

Iraizoz, Maxi Villa, Ramalho, Bernardo (Boulaya, m.64), Planas (Bambo, m.26), Mojica (Pedro Porro, m.79), Aleix García, Timor, Douglas Luiz, Marlos y Olunga

ÁRBITRO:
Undiano Mallenco (Comité navarro). Mostró tarjeta amarilla a los locales El Hacen, Cabaco, Jason y Samu y al visitante Douglas Luiz
INCIDENCIAS:
partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Ciutat de València ante poco más de 6.000 espectadores

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos