Levante UD

Fútbol | Levante UD

Dos destellos de Ivi evitan la debacle

Dos destellos de Ivi evitan la debacle

El madrileño ejerce de goleador para empatar y mitigar las lagunas

Alberto Martínez de la Calle
ALBERTO MARTÍNEZ DE LA CALLE

Cuando el drama ya estaba servido, apareció él. Ivi, el hombre al que se encomendó Muñiz ante la falta de delanteros, acabó convirtiéndose en su mejor aliado. El extremo madrileño, quien en la segunda parte regresó a su puesto natural tras actuar durante el primer acto como referencia ofensiva, aplacó el desastre. Sus dos chispazos de talento permitieron salvar los muebles y firmar las tablas contra un Deportivo que, antes del descanso, había sacado los colores a la defensa granota. Los rostros y las celebraciones tras ambas dianas invitan a pensar que el vestuario todavía no está descompuesto y conserva el orgullo y la fe. El arrebato protagonizado en los diez últimos minutos sirvió para sumar un punto que mantiene al equipo fuera de descenso, aunque no puede tapar las graves carencias del equipo. El entrenador sigue pidiendo a gritos un par de fichajes en ataque, tal y como quedó demostrado con su apuesta inicial en Riazor. Un serio problema al que se le añade una inocencia defensiva que ha costado varios puntos a lo largo de esta temporada. El conjunto azulgrana estuvo ayer al borde del abismo y una derrota habría dejado al técnico en una posición muy comprometida, ya que en tiempos de crisis siempre se mira hacia el banquillo, pero el empate conseguido en el tramo final del encuentro ofreció el oxígeno necesario para que el proyecto deportivo permanezca intacto. Gran parte de la capacidad de reacción pasa por un mercado invernal que a día de hoy sigue sin ofrecer las soluciones exigidas.El mismo Juan Ramón López Muñiz veía el partido de ayer como una final. Había motivos de sobra para ello. Finalmente, el preparador asturiano salvó el match-ball, aunque se rozó la debacle. El entrenador lanzó un nítido mensaje a la dirección deportiva al saltar al césped sin un delantero centro. Roger Martí todavía no está en condiciones de disputar 90 minutos, Boateng en absoluto aporta fiabilidad y Nano está a punto de marcharse después de que el club le abriera la puerta de salida. Ante esta situación, el entrenador asturiano situó a Ivi en punta de lanza para tratar de explotar su velocidad y buena definición. El joven futbolista y Morales, quien arrancó como extremo izquierdo, intercambiaban con frecuencia sus posiciones y abrían espacios en la zaga del Deportivo. El partido comenzaba con buenas sensaciones. El Levante presionaba con intensidad, forzaba errores en el conjunto coruñés y trenzaba ataques rápidos. Los azulgrana jugaban con fluidez y verticalidad. Sin complicarse y con buenas combinaciones. La grada de Riazor empezaba a ponerse nerviosa y se escuchaban pitos.

Pero el Deportivo tiene eso que el falta al Levante desde principio de curso: gol. Su tridente, compuesto por Adrián, Andone y Lucas Pérez intimida. Precisamente, el gallego es el delantero por el que suspiraron los dirigentes granotas hasta las últimas horas del mercado estival. Apostaron fuerte por él, pero fue en balde y las alternativas, mucho más experimentales, no han funcionado. En las botas de Lucas Pérez nació el primer gol del partido. El gallego sacó un balón parado y Adrián López cabeceó a placer entre Luna y Doukouré. Sin oposición alguna, envió el esférico a la red. Era el minuto 19 y, en su primera ocasión, el Deportivo golpeaba con contundencia. Esa que continúa sin encontrar el Levante. A partir de ese momento, el equipo de Muñiz perdió fluidez. Había demasiadas imprecisiones y pérdidas. Y Jason, quien se enfrentaba al equipo en el que empezó a formarse y que le descartó por bajito, no conseguía desequilibrar por la banda derecha. Aunque fue el extremo gallego quien recibió la falta que desencadenó la expulsión de Borges. El costarricense golpeó con el brazo a Jason en un salto y vio la segunda amarilla. El Deportivo se quedaba con uno menos y el Levante veía cómo se allanaba el camino hacia la remontada. Nada más lejos de la realidad. Sólo diez minutos después, el conjunto coruñés volvió a dejar en evidencia a la defensa granota.

El Levante marró un ataque y el Deportivo recuperó el balón con las ideas más que claras. En apenas cuatro pases, se plantó delante de la portería de Oier con una facilidad inaudita. Carles Gil fabricó una asistencia entre líneas para Andone, quien apareció entre la descoordinación de Chema y Cabaco y estableció el 2-0 justo antes del descanso.Había que dar un golpe de timón para frenar la descomposición del equipo. En el descanso, Muñiz decidió introducir dos delanteros, Roger y Boateng, quienes sustituyeron a Doukouré y Coke. Y en el minuto 50, sin esperar más tiempo, dio rienda suelta a su nuevo plan al introducir a Bardhi en detrimento de Lerma. El macedonio y Campaña formaron el doble pivote, con Morales en el lateral derecho.

El Levante estaba decidido a exprimir su superioridad numérica. Los azulgrana se aproximaban cada vez más al área blanquiazul, aunque les costaba crear peligro. Roger se hizo notar y estuvo a punto de aprovechar dos centros de Campaña, pero no acertó. El protagonismo estaba ayer reservado para Ivi.

A falta de diez minutos para el final, el madrileño no se lo pensó y probó con un disparo cruzado que desvió ligeramente Schär, descolocando a Rubén. Ivi celebró el gol alentando a sus compañeros. Mientras señalaba el marcador, les avisaba de que todavía quedaba tiempo. Estaba en lo cierto.

Roger acarició el empate con un testarazo que lamió el poste. En el 84, Ivi no falló. El joven extremo recogió un balón colgado en la frontal y lanzó un preciso misil para poner las tablas. Eufórico, corrió hacia el banquillo para celebrarlo con el grupo. En los últimos instantes, Boateng pudo culminar la remontaba, pero no alcanzó el esférico. Un punto que sirve para mantener las distancias con el Deportivo y seguir fuera de descenso, aunque hay varias lagunas. El Levante sólo ha sumado una victoria en las 16 últimas jornadas, Muñiz ha perdido crédito y la dirección deportiva todavía no aportado los ansiados fichajes. Hace falta bastante más para salvarse.

2 RC Deportivo

Rubén Martínez; Juanfran, Schär, Sidnei (Eneko Bóveda, min.24), Luisinho; Borges, Guilherme; Lucas Pérez (Fede Valverde, min.41), Carles Gil (Navarro, min.75), Adrián López; y Florin Andone

2 Levante UD

Oier Olazabal; Coke (Boateng, min.46), Chema, Erick Cabaco, Antonio Luna; Jason Remeseiro, Doukouré (Roger Martí, min.46), Jefferson Lerma (Bardhi, min.50), Morales; Campaña e Ivi López

GOLES:
1-0, min.19: Adrián López. 2-0, min.45: Andone. 2-1, min.80: Ivi. 2-2, min.84: Ivi
ÁRBITRO:
González Fuertes, del colegio asturiano. Expulsó a Borges (min.34), del Deportivo. Además, mostró amarilla a Luisinho (min.17), Guilherme (min.72), Andone (min.85), Rubén (min.88) y Schär (min.88), del equipo coruñés; y a Lerma (min.30), Doukouré (min.36), Chema (min.48), Campaña (min.57) y Roger Martí (min.61), del Levante
INCIDENCIAS:
Partido de la vigésimo primera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Abanca-Riazor ante 20.151 aficionados

López Muñiz refrescó a su equipo tras el descanso con la entrada de Roger Martí y de Boateng, situó a Morales en el lateral y el Deportivo tuvo que hacer un ejercicio de solidaridad colectiva para contener a su rival, desde el delantero, Andone, el más batallador, hasta el último defensa.

Roger pudo meter a los valencianos en el partido a los cinco minutos de la reanudación, pero no llegó en el segundo palo a un balón colgado desde la banda derecha y Jason Remeseiro tampoco pudo enviar el balón a portería poco después con un disparo con la izquierda que se le marchó alto.

El Levante encontró el gol de la esperanza a diez minutos para el final en un disparo de Ivi López tras un error defensivo de los blanquiazules en la banda derecha. Schär desvió el balón lo justo a la hora de despejarlo y Rubén fue incapaz de desviarlo.

El encuentro se le hizo largo al Deportivo, Roger estuvo a punto de empatarlo a los 82 minutos con un cabezazo que se le marchó fuera y el Levante neutralizó el marcador a falta de seis para la conclusión con otro lanzamiento de Ivi que cogió la rosca suficiente para superar a Rubén.

El Levante generó ocasiones para llevarse incluso los tres puntos en los últimos instantes del partido, pero le faltó acierto ante la portería deportivista, lo mismo que al blanquiazul Adrián López en un córner en el descuento.

Fotos

Vídeos