Levante UD

Sin puntería para inquietar a Goliat

Ivi y Messi disputan un balón./REUTERS
Ivi y Messi disputan un balón. / REUTERS

El Levante completa un partido digno en el Camp Nou aunque desperdicia sus escasas pero claras ocasiones y cae goleado

Moisés Rodríguez Plaza
MOISÉS RODRÍGUEZ PLAZA

La historia de David y Goliat habría tenido un desenlace funesto para el pequeño pastorcillo, ascendido después a gran monarca bíblico, de haber tenido un acierto comparable al del Levante ayer en el Camp Nou. El joven israelita eligió cinco piedras para enfrentarse al gigante filisteo. En el primer lanzamiento con su honda, hundió uno de los proyectiles en su frente y lo mató. El equipo de Muñiz gozó de cuatro ocasiones claras en las que no logró herir al gran depredador de la Liga. Volvió a completar un partido digno, pero su inocencia en el remate le condenó una vez más. Un par de apariciones de Messi y una conexión entre Sergi Roberto y Luis Suárez fueron suficientes para endosar a los granotas su segunda derrota como visitantes en esta Liga.

Eso es lo que más duele: que el Levante no tiene estadísticas para hallarse a tres puntos del descenso. Esta línea la marca ahora el Alavés, que perdió ayer frente al Athletic, después de que el Deportivo rascase un punto de El Madrigal. Los granotas sufrieron en el Camp Nou su segunda derrota de la temporada -entre Liga y Copa- como visitantes. En Orriols sí han tropezado más y, lo más conocido pero lo peor, al equipo le cuesta horrores marcar un gol. En el campeonato de la regularidad, ningún pupilo de Muñiz ha celebrado un tanto desde que Jason rubricó el 0-2 ante Las Palmas.

Y así es imposible plantearse dar la campanada en el Camp Nou. David tuvo sus piedras, pero no acertó a la hora de proyectarlas hacia la frente del gigante. Primero la pifió Lerma con un disparo horroroso desde la frontal justo después de que el Barcelona se pusiera por delante. Y luego, todavía con 1-0, Ivi se encontró con la pierna de Mascherano en otro remate desde la lejanía.

Bien es cierto que este Goliat al que Valverde ha armado firmemente en defensa cuenta con un yelmo llamado Ter Stegen que mantiene a resguardo sus puntos vitales. Si al que casi todos califican como el mejor equipo del mundo cuenta con uno de los guardametas más notables y en mejor estado de forma del planeta, poco hay que hacer. Nada más volver del descanso, el alemán realizó una parada prodigiosa a otro chut desde la frontal de Ivi. El Levante gozó de otra ocasión para meterse en el partido con el 2-0 en una buena acción de Jason. El gallego regaló medio gol a Shaq: el canterano buscó el palo corto, el portero del Barça leyó sus intenciones y sacó la pierna para desviar a córner.

Quizás haber marcado algún gol en el Camp Nou habría sido inservible. Lo más seguro. Caparrós acuño la jornada frente al Barça a domicilio como la visita al dentista. Muñiz no se lo tomó como tal. El equipo compitió y, pese a que la derrota se antoja casi inevitable frente a un rival en estado de gracia, ver portería podría haber servido como cimiento de cara a la segunda vuelta. Para recibir con más optimismo al Celta el próximo domingo, sin ir más lejos.

3 FC Barcelona

Ter Stegen; Sergi Roberto (Arnaiz, min.85), Vermaelen, Mascherano, Alba; Rakitic, Paulinho, Iniesta (André Gomes, min. 76); Dembélé (Semedo, min.67), Messi y Suárez

0 Valencia Basket

Oier; Moore, Cabaco, Postigo, Luna; Doukouré, Lukic, Lerma (Rober Pier, min.62), Jason (Samu García, min.82), Ivi; y Boateng (Nano Mesa, min.73)

GOLES:
1-0, min. 12: Messi. 2-0, min.38: Luis Suárez. 3-0, min.90+3: Paulinho
ÁRBITRO:
Carlos del Cerro Grande (Comité madrileño). Mostró cartulina amarilla a Lerma (min. 8), Postigo (min.31), Boateng (min. 70) y a Rober Pier (min.84)
INCIDENCIAS:
Asistieron al partido 56.380 espectadores en partido de la decimoctava jornada disputado en el Camp Nou. Presenció el encuentro en el palco el seleccionar argentino Jorge Sampaoli

Porque el equipo, con sus virtudes y sus lunares, siempre compite. Eso es lo positivo. Entre lo negativo, además del gol, hay que combatir los despistes, especialmente en los primeros minutos. Como contra el Athletic, se encajó gol demasiado pronto. No dio tiempo a comprobar si al Barcelona se le podían atragantar los turrones.

Muñiz habló el sábado de empequeñecer a Messi y el pequeño genio se la lió en el primer acelerón. Cuando el argentino revoluciona la máquina, es difícil de defender, pero también hay que hacer autocrítica: cuando Doukouré hizo ademán de seguirle, estaba celebrando el 1-0.

Luego sucedió lo mismo poco antes del descanso. Un leve error de Luna al no encimar a Sergi Roberto significó el tanto de Luis Suárez. También hay que tener en cuenta que pocos equipos hay capaces de realizar acciones ofensivas de tiralíneas y a alta velocidad como el Barcelona. Rivales peligrosos existen, pero tan virtuosos, no.

Por ello, lo de ayer más que una oportunidad de sumar era una ocasión para que Muñiz evaluase los umbrales máximos de su equipo. Y la prueba de esfuerzo, a pesar del resultado, debe extraer conclusiones positivas. A pesar del último tanto en otro acelerón de Messi y con remate de Paulinho, que puso en evidencia a los dos centrales, Cabaco y Postigo. Hay que poner en valor, por el contrario, la capacidad de sacrificio del equipo, con su vigilancia extrema al argentino. El '10' del Barça saca jugo a cada zancada que da. Deambula muchos minutos por el terreno de juego pero, cuando huele la sangre y arranca, hace daño.

En la primera, cargó a Lerma con tarjeta amarilla y en la segunda marcó. El colombiano, el mediocentro más en forma del Levante, jugó condicionado desde el minuto 7. La buena noticia es que el joven Lukic, que hasta hace nada pedía hacer las maletas para volver a Torino. El serbio crece en cada partido desde que Muñiz confió en él para el Sánchez Pizjuán. Por cierto, Postigo también se marchó con tarjeta en una acción en la que no tuvo más remedio que incurrir en falta para frenar a Messi.

Si Lukic está lejos de cumplir el ciclo, ya lo han hecho Bardhi y Morales, mientras Campaña sigue a una de la suspensión. Además, Roger ya cuenta con las manos los días que quedan para volver. Y Tito busca un delantero de garantías. El Levante perdió en el Camp Nou. Goliat tenía la frente bien protegida. Pero el humilde pastorcillo granota, tiene razones para creer que en mayo puede haber cumplido su objetivo.

Fotos

Vídeos