http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

La Copa sirve como rodaje para la segunda unidad del Levante

El gol de Boateng fue la mejor noticia por la sequía de los delanteros, pero Oier se lució con sus paradas y Cabaco tuvo sus primeros minutos

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

«El gol es lo más difícil del mundo, va por rachas, por situaciones, minutos». La reflexión de Juan Ramón López Muñiz después del partido de Copa en Girona concede aún más valor al gol de Emmanuel Boateng. El tanto del africano fue el primero de un '9' puro granota en lo que va de temporada. Con la lesión de Roger, la sequía que arrastraban el propio Boateng, Nano y Álex Alegría preocupaba y mucho. Es por ello que el 0-1 fue la mejor noticia de un encuentro que sirvió como rodaje para que la segunda unidad de la plantilla azulgrana. Algunos futbolistas se han reivindicado como alternativa.

Uno de ellos es el propio Boateng, quien refuerza su candidatura para entrar en el once en el duelo de mañana, entre dos equipos que adolecen de falta de gol. Si en el Levante preocupa la faceta realizadora, el Eibar, el conjunto armero, tiene la pólvora mojada. Ha rubricado tres goles en lo que va de temporada: el que sirvió para ganar en Málaga la primera jornada, otro en la goleada ante el Barça (6-1) y el de la Copa en casa contra el Celta (1-2).

El Levante nunca ha ganado en Ipurua en Primera. Perdió el año del descenso (2-0) y le empataron en el último instante (3-3) la temporada en la que el Eibar debutó en la máxima categoría. Eran otros tiempos en que los dos conjuntos azulgranas estaban más inspirados de cara a la portería rival.

La Copa ha servido para relanzar a varios futbolistas en la faceta realizadora. En el Eibar volvió a ver puerta Sergi Enrich, uno de los delanteros revelación de la pasada campaña... lo que comentó le jueves Muñiz sobre la complejidad del gol. El asturiano ha recuperado a Boateng. Y si no, en la segunda unidad también tiene a Doukouré.

El centrocampista no sólo no ha conseguido hacerse hasta ahora con un puesto en el onces, sino que había disfrutado de un puñado de minutos salpicados en seis partidos. Poca materia prima para demostrar sus cualidades. Ayer, con un encuentro completo, sólo necesitó dos remates para marcar un gol. Se reivindicó como un arma en las acciones de estrategia.

Quien también sembró la duda en Muñiz fue Oier. Hasta ahora hay poco debate sobre quién es el portero de la Liga. Raúl Fernández se ha ganado la titularidad a base de buenas actuaciones, pero el partidazo del ex de Real y Granada en Girona no puede pasar inadvertido. Realizó cinco paradas, algunas de gran mérito, salvando a los granotas con 0-0 y 0-1.

El levantinismo por fin pudo ver a Cabaco, que jugó los 90 minutos, y para un central -como para un guardameta- siempre es buena noticia dejar la portería a cero. También Lukic disfrutó del partido completo de cara a ser una alternativa.

Uno de los pocos aspectos negativos fue Shaq. El norteamericano, el plan B en el lateral derecho a Pedro López desde la lesión de Iván, no estuvo demasiado afortunado. Se mostró lento y se vio superado por Mojica. El granota, de hecho, realizó sobre el rival un par de entradas que debieron ser sancionadas con, al menos, tarjeta amarilla.

Fotos

Vídeos