http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

El continuo azote de las lesiones

El Levante se queda sin lateral izquierdo para seis de las nueve jornadas de Liga | Luna será baja un mes y medio por una dolencia muscular, y la plantilla se ha visto diezmada en todas las demarcaciones esta temporada

M. RODRÍGUEZ VALENCIA.

El Levante se jugará la permanencia sin lateral izquierdo. Antonio Luna no estará frente a Las Palmas y Málaga, los partidos marcados en rojo para refrendar un objetivo que parece encarrilado después de las victorias ante Getafe y Eibar. Esta última tuvo un precio en forma de lesión. El defensor, que ya había jugado con molestias los últimos partidos, tuvo que retirarse en el minuto 55. Paco López y el resto del cuerpo técnico no han permanecido ni siquiera en vilo desde el viernes. Estaba claro que el futbolista presentaba una rotura muscular. Ha sido una plaga que ha azotado al proyecto desde la pretemporada hasta hoy, durante la etapa de Muñiz y en estas primeras jornadas bajo la batuta del entrenador de Silla.

Los médicos del Levante prefirieron realizar pruebas después del fin de semana, cuando el equipo retomase los entrenamientos. Y los resultados no fueron precisamente positivos para Antonio Luna. El lateral sufre una rotura de grado dos del bíceps femoral del muslo derecho que, según el comunicado que hizo público ayer el club de Orriols, le obligará a permanecer de baja unas seis semanas.

A pesar de que ganará algo de tiempo por el parón por las selecciones, a mitad de abril hay jornada intersemanal. Esto implica que, si no acelera los plazos, Luna se perderá seis de las nueve jornadas que restan de Liga. Entre ellos, los trascendentales duelos contra Las Palmas (8 de abril a las 12 horas) y Málaga (entre el 17 y el 19, aún sin fecha concreta). Además, si se cumple estrictamente el periodo de convalecencia, el futbolista no estaría a disposición de Paco López contra Girona, Atlético, Athletic y Sevilla.

El gran problema para Paco López es que con Toño ya no se cuenta hasta la próxima pretemporada. El futbolista alicantino acaba de pasar por el quirófano por problemas en la cadera, igual que sucedió con Raúl Fernández, a quien incluso se dio la baja federativa. Sin más laterales zurdos en la plantilla, Coke deberá jugar a pierna cambiada, como ya sucedió desde la lesión de Luna contra el Eibar. Pedro López volverá a adquirir protagonismo en los onces. El técnico valenciano se queda sin fondo de armario para los flancos: sólo cuenta con el canterano Shaq -al que tuvo a sus órdenes en el filial y al que elogia como valor de futuro- y con el comodín de poder recolocar a Rober Pier e, incluso, a Morales.

Nadie podría haber intuido que el Levante sufriría tanto con las lesiones, ni siquiera con el temprano y duro contratiempo de perder a Roger en los primeros días de pretemporada. La sequía goleadora y la ausencia del Pistolero han sido sin duda empujones hacia el abismo que hizo caer a Muñiz. Sin el valenciano y otra grave lesión, la de Álex Alegría, la responsabilidad superó a Boateng y Nano, que también estuvo varias semanas de baja en su corta etapa de granota.

Con Roger recuperado, Boateng con algo más de experiencia y adaptación tras una primera vuelta en la Liga, y los fichajes de Sadiku y Pazzini, el ataque no es ya un problema para Paco López. Además de la escasez de laterales, sí que parece vivir en el alambre el proyecto en la portería, demarcación para la que la dirección deportiva ha realizado hasta tres operaciones. Oier es indiscutible tras la lesión de cadera de Raúl y la venta de Langerak. Koke e Iván Villar son guardametas de futuro pero sin experiencia en Primera.

En el centro de la defensa se ha ido trampeando, incluso cuando las tarjetas y las lesiones musculares han dejado al cuerpo técnico sin capacidad de elección. Últimamente, los sendos enemas de Chema y Postigo han dejado a Cabaco y a Rober Pier como única opción. En las dos últimas jornadas han jugado y el equipo ha ganado.

También es delicada la situación en la medular. Tanto Lerma como Doukouré -quien se pierde lo que queda por su esguince de rodilla- han sufrido más de una lesión esta temporada. Si el colombiano, Campaña y Lukic mantienen el nivel de las últimas jornadas, Paco López no tendrá problema. También hay que reseñar la baja de un mes de Jason, quien no ha acabado de brillar.

Más

Fotos

Vídeos