http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg

Coke vuelve al escenario

Coke Andújar se ejercita ayer en las instalaciones de Oliva Nova. / levante ud
Coke Andújar se ejercita ayer en las instalaciones de Oliva Nova. / levante ud

El lateral, amante del teatro, llega al Levante para reencontrarse

ALBERTO MARTÍNEZ VALENCIA.

La estela de Coke Andújar alcanza más allá de los campos de fútbol. Sus éxitos con la camiseta del Sevilla le abrieron las puertas de la Bundesliga y se comprometió con el Schalke 04, uno de los grandes de Alemania. La aventura no ha marchado como pensaba, por lo que ha hecho las maletas para tomar el camino de vuelta a España. Concretamente, al barrio de Orriols. El Levante ha logrado la cesión de un jugador por el que suspiraba desde el pasado verano. El secretario técnico granota, Carmelo del Pozo, le conocía perfectamente a raíz de la época de ambos en el Rayo Vallecano. El madrileño, gracias a su carisma, cautiva a todo aquel que le rodea. Es una persona inquieta. Y la misma pasión que dedica al deporte la deposita en sus otras facetas de la vida. Como el teatro, que en su momento apareció como una válvula de escape y acabó atrapándole. Su nuevo escenario, el Ciutat de València, ya le espera.

Las escasas oportunidades de las que gozaba en Alemania le han llevado a regresar a la Liga. «Para él es un reto importante. Viene de un período de no jugar y, en cuanto se le presentó la oportunidad que le brindó el Levante, no lo dudó. La cesión va encaminada a recuperar sensaciones, jugar muchos minutos y ayudar al Levante a lograr la permanencia», explica Julián Cuevas, representante y amigo íntimo de Coke.

Cuevas descubrió a Coke cuando sólo era un niño. «Él tenía 14 años y jugaba en el Rayo. Compartía selección madrileña con varios jugadores a los que llevaba yo, como Antonio Adán. No tenía representante, pero ya le estaban empezando a llamar bastantes. Y tuve la fortuna de ser el elegido», recuerda.

El agente, socio de Iñaki Espizua, detectó el talento de Coke: «Lo que más resalto de él es su liderazgo dentro del terreno de juego. Es impresionante. Y lo ha tenido desde que le conocí. Además, es respetuoso dentro del terreno de juego. Cuando lo capté, era mediocentro. Una vez subió al primer equipo del Rayo, Míchel lo convirtió en lateral derecho. Pero puede jugar en cualquier lado. Lo he visto jugar de lateral derecho, central, interior...», avisa.

Pese a que despuntaba, Coke no quiso descuidar su formación académica. «Es un futbolista atípico. Ha sido buen estudiante, es emprendedor, le encanta el teatro... Empezó la carrera de Periodismo, porque le encanta. No la tiene terminada, ya que la dejó aparcada cuando estaba en el Rayo», comenta.

Durante la temporada 2011-12, recién llegado a Sevilla, comenzó a buscar distracciones y decidió apuntarse a un curso de iniciación al teatro. Así surgió su afición por el arte de la interpretación. Y el pasado verano dio un paso más al estrenarse como productor, ayudando al lanzamiento de la obra 'La Asamblea'.

Coke, amante de otros deportes como el baloncesto y el fútbol americano, tiene un carácter muy familiar. «Es una persona excepcional. Y muy amigo de sus amigos. Sigue teniendo su cuadrilla de su barrio del sur de Madrid, donde se crió. Lo único que ha cambiado es que es famoso y que lleva una carrera importante dentro del fútbol», añade.

Coke vivió su momento culmen en 2016, cuando marcó dos goles con el Sevilla en la final de la Europa League. El defensa se alzaba como el capitán y el alma del conjunto hispalense. Tanto es así que, en el acto de despedida por su traspaso al Schalke, el entonces director deportivo, Monchi, no pudo contener las lágrimas.

Su etapa en Alemania arrancó con un varapalo. En su primer partido con el conjunto alemán, sufrió una lesión de rodilla. «Es un chico muy luchador, nunca da nada por perdido. Y una virtud que tiene es que todo lo afronta con positivismo. El Levante ha firmado a un grandísimo jugador, pero también a una grandísima persona», subraya.

En el Pizjuán, Coke estableció una estrecha amistad con una leyenda granota como Iborra. Sin embargo, el principal artífice de su fichaje ha sido Carmelo del Pozo. Entre 2009 y 2011, el segoviano estuvo en el Rayo como segundo entrenador de Pepe Mel y como secretario técnico. Ahí se fraguó su relación.

«La clave ha sido Carmelo y que él quería jugar en la Liga otra vez. Y ahora mismo el Levante es un sitio competitivo. Estamos sorprendidos muy gratamente por el trato que nos han dado en el Levante. Coke está muy contento», admite el agente.

Coke aterriza en Orriols listo para competir. «Cuando coja su nivel, va a dar mucho que hablar. Lo único que le falta es rodaje de partidos. Físicamente viene fenomenal», apunta. El madrileño tiene contrato con el Schalke hasta 2019. ¿Podría continuar en el Levante? «Bueno, de aquí al 30 de junio pueden pasar muchas cosas. Todo eso se verá con el tiempo», apunta Cuevas.

Más

Fotos

Vídeos