De Biasi examina al Levante UD

Muñiz, junto a los futbolistas durante un entrenamiento en el Ciutat de València. / IRENE MARSILLA

Muñiz no planeaba cambios tras la abultada derrota ante el Betis, aunque Samu puede relevar a un Ivi que arrastra molestias Los granotas, a demostrar su poderío como locales ante un Alavés que estrena técnico

ALBERTO MARTÍNEZ

valencia. «Ojalá me den lo que no me dieron cuando estuve allí, un buen regalo», comentaba ayer un socarrón Gianni de Biasi. El entrenador italiano regresará al Ciutat de València esta tarde. Han transcurrido casi nueve años desde que hizo las maletas para despedirse de un Levante en caída libre. Su andadura en Orriols duró apenas seis meses, aunque su carisma le permitió calar hondo. Las circunstancias no le acompañaron, por lo que su experiencia en el banquillo granota resultó caótica tanto deportiva como económicamente. Caprichos del destino, se reencontrará con el conjunto azulgrana en su estreno como técnico del Alavés. De aquí que lanzara tal chascarrillo durante las horas previas al partido. Eso sí, sin perder el carácter afable con el que se granjeó el cariño de la afición. El veterano preparador examinará a los de Juan Ramón López Muñiz, que tratarán de olvidar la abultada derrota del pasado lunes. Tras salir airosos del exigente arranque liguero, medirán sus fuerzas con un rival directo en la lucha por la salvación.

Con nueve puntos de 18 posibles, el Levante sólo ha flojeado en el último encuentro. Los granotas se descompusieron en la segunda parte del duelo con el Betis y acabó encajando cuatro goles. Muñiz ha insistido en que toca pasar página. Y la mejor forma de hacerlo consiste en ganar esta tarde a un Alavés situado en la cola de la clasificación.

El Levante pretende demostrar que el tropiezo sufrido en el Villamarín fue sólo un accidente. Además, una victoria representaría todo un récord histórico, ya que encadenaría diez partidos sin perder en casa en Primera. La última derrota como local en la élite se remonta al 2 de marzo de 2016. Hoy puede superar la racha de nueve jornadas invicto lograda en la temporada 2010-11 con Luis García en el banquillo.

Todo apunta a que Muñiz mantendrá el mismo bloque en el que ha confiado durante las seis primeras jornadas. Deja en un segundo plano las rotaciones, tal y como avisó el jueves. «El equipo está jugando a muy buen nivel. Los cambios llegarán en su momento. Muchos de los que no han participado han llegado muy tarde en pretemporada. Todo el mundo que ha llegado a última hora necesita minutos, pero ya no estamos en partidos amistosos. Ya son partidos de competición y los puntos no vuelven. Necesitamos tiempo para esos jugadores».

El técnico asturiano se está encomendando a la columna vertebral del ascenso. La falta de adaptación o ritmo aún supone una losa para algunos de los fichajes. Salvo sorpresa, Muñiz sólo introducirá las variaciones obligadas en el once titular. Ivi se perdió el entrenamiento de ayer por molestias en el aductor de su pierna derecha y está entre algodones, aunque resulta complicado que se pueda recuperar a tiempo. Si causa baja, Samu García ocupará su sitio en la banda. El técnico ofrecerá hoy por la mañana la convocatoria, en la que no figurarán los lesionados Roger, Iván, Lerma y Jason.

De Biasi conoce bien al Levante. «Es un buen equipo. Ellos mantienen todo el entusiasmo de la pasada temporada y nosotros necesitamos ser un reflejo del Alavés de la campaña anterior», afirmó ayer el italiano, quien hizo un guiño al conjunto granota. «Estamos en una situación bastante complicada y un regalito se puede aceptar tranquilamente», bromeó.

El de Sarmede, a sus 61 años, vuelve a la Liga española después de obrar el milagro con la selección albanesa. Dirigió al Levante durante la aciaga temporada 2007-08, pero los graves problemas económicos le llevaron a abandonar el club en la jornada 32 para marcharse al Torino.

Esta tarde, debutará en el banquillo de un Alavés que todavía no ha sumado ningún punto y sólo ha marcado un gol. «Energía, organización, corazón caliente y cabeza fría». Esos son los conceptos que ya ha subrayado. Y ha tenido tiempo para lanzar un aviso a navegantes al dejar fuera de la lista a Sobrino y Burgui. Personalidad en estado puro.

Fotos

Vídeos