Las Provincias

Animación, paellas y banderas para arrancar la fiesta

La afición empezará a calentar motores muy pronto. El Levante se enfrenta mañana por la tarde al Oviedo a sabiendas de que un triunfo representará el ascenso matemático. De ahí que los granotas hayan preparado todo un maratón de animación. Se movilizan con el objetivo de llevar en volandas al equipo.

Después de las largas conversaciones mantenidas entre el club y la Delegación de Peñas, ayer se dio a conocer los diferentes actos que se va a llevar a cabo mañana de cara al trascendental encuentro. Los hombres de Muñiz notarán el calor de sus seguidores desde primera hora. A las 10:30, antes de que los jugadores salten al césped para realizar una sesión de activación, la afición podrá acceder a la grada para alentar. Después, la hinchada prevé reunirse en el aparcamiento del estadio para despedir a la plantilla cuando se marche al hotel de concentración.

A partir de las 12 horas, en la sede de la Delegación de Peñas, se cocinará una paella para 500 personas, a la que podrán asistir peñistas y abonados. A las 16:15, se dedicará un recibimiento masivo al equipo cuando llegue en autobús a Orriols. Dentro del estadio, se repartirá más de 24.000 banderas para dar color a la grada. El club confía en que se llene el estadio. Los abonados podrán seguir comprando entradas a precio reducido hoy.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate