http://static.lasprovincias.es/www/menu/img/levanteud-desktop.jpg
Fútbol

Alquilar un dorsal, la enésima ocurrencia

El hijo del dictador libio Muamar el Gadafi ya pagaba dinero por disputar algunos minutos en equipos de la Serie A italiana

Héctor Esteban
HÉCTOR ESTEBANValencia

Las virtudes futbolísticas del saudí Fahad Al-Muwallad eran desconocidas hasta ayer. De hecho, siguen siendo un enigma. El gran público ignoraba la existencia de un jugador al que se supone una estrella de una liga muy menor. El Levante UD, que ha participado en la 'adopción' patrocinada por la Liga de jugadores de Arabia Saudí, se encargó con un rosario de trinos (léase tuits) de elevar a Fahad al rango de estrella mundial. Lo más destacable del asiático, sus miles de seguidores en las redes sociales.

El fútbol español ha vendido su futuro al dinero asiático y varios clubes han participado en la adopción con el fin de rellenar el capítulo de ingresos traicionando el verdadero espíritu deportivo. El fútbol debe mandar en el fútbol. Lo demás es marketing puro. Tan surrealista es esta historia que el Sporting de Gijón, otro de los equipos que participa de la 'performance', recibió en las redes sociales a su nuevo jugador sin decir correctamente el nombre del futbolista. Ni Berlanga lo haría mejor.

El Levante ha tomado la decisión de ocupar una plaza de extracomunitario a cambio de petrodólares. Mientras tanto, el club encadena ocho partidos sin ganar, dos goles a favor, 13 en contra y tres puntos de 24 posibles. A un paso de los puestos de descenso y con los fichajes para la delantera sin resolver a una semana del cierre del mercado, lo más destacable es la llegada del saudí Fahad. Como si fuera el mundo al revés, el club cobra por fichar.

Durante los últimos tiempos, uno de los casos de pagar para jugar (aunque nunca se oficializó) fue el de Al-Saadi, el hijo del expresidente libio Muamar el Gadafi. El vástago del dictador estuvo en equipos como el Sampdoria, Udinese y Peruggia con mucha pena y poca gloria. Incluso intentó comprar unos minutos en la Liga de Campeones con el Juventus pero la dignidad de Lippi lo evitó.

Hoy, el fútbol español se vende al mejor postor. Si en el Valencia un asiático sin arraigo compró la mayoría accionarial del club ahora es el Levante el que alquila una plaza de su primera plantilla.

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos