Las Provincias

Un abrelatas de mucha clase en el Levante UD

Muñiz da instrucciones a Casadesús antes de hacer el cambio. :: j. ramírez/lud
Muñiz da instrucciones a Casadesús antes de hacer el cambio. :: j. ramírez/lud
  • Casadesús ha resultado clave para la victoria en sus tres últimos partidos en el Ciutat

  • El balear revoluciona al Levante si entra desde el banquillo, como ante el Elche, el Córdoba y el Tenerife, y el club no ha decidido su renovación

La enorme distancia que el Levante ha cosechado con la zona de promoción no se corresponde con las dificultades que tiene el equipo para sacar adelante cada partido. A los granotas les cuesta superar a sus rivales y en muchas ocasiones se atascan. Pero cuando eso ocurre, Muñiz tiene la solución en el banquillo. Se trata de Víctor Casadesús, que ha sido decisivo para ganar los tres últimos partidos en los que ha jugado en el Ciutat.

El mallorquín fue la estrella el pasado domingo contra el Elche, al marcar el gol del empate y provocar el penalti para el decisivo 2-1 que dio los tres puntos en los instantes finales. Pero en el anterior encuentro en Orriols su entrada al campo en la segunda parte también resultó clave. El Córdoba había empatado y el balear se inventó un sensacional pase para que Roger marcase el 2-1, y remató la faena con otra asistencia a Jason.

Casadesús no es un punta nato, sino más bien un fino estilista de mucha clase con el balón que se mueve con facilidad entre líneas y que consigue canalizar el juego ofensivo, enganchando el centro del campo con el delantero de referencia. Pero también tiene condiciones de goleador oportunista, por lo que se ha convertido en el abrelatas del equipo granota, esencial para cambiar los partidos ante rivales cerrados en su área.

En las dos ocasiones que Roger ha sido baja por sanción, Casadesús ha salido al rescate del equipo, y en ambos partidos desde el banquillo. Además del pasado domingo ante los ilicitanos, también mostró su capacidad goleadora contra el Tenerife el pasado 10 de diciembre. Entró al campo con el empate a cero en el minuto 58 y sólo tardó 19 en marcar el único gol de la victoria, ante un rival que ahora mismo se ha convertido en directo, ya que los isleños con terceros, y por tanto los que marcan la frontera con el ascenso directo, a 17 puntos.

Sin embargo, pese a la facilidad para decidir victorias del atacante granota, Muñiz apenas está apostando por él. Es, junto a Saveljich y el meta recién fichado Oier, el único futbolista de la plantilla que no ha sido titular en ningún encuentro de Liga hasta el momento. Sus nueve apariciones de la temporada llegaron desde la suplencia, por lo que el técnico lo ve como un revulsivo, no como una opción para el once. Lo que no indica falta de confianza en el balear. Es lo que Muñiz explica como 'el granito de arena' que pone cada jugador con su rol particular. El estado de forma de Roger, pichichi de Segunda División, no da opción a ningún otro delantero de la plantilla y Casadesús asume perfectamente su situación.

El balear acaba contrato en junio y el club aún no ha decidido si le presentará una oferta de renovación. Y hasta que no se produzca matemáticamente el ascenso, el Levante no va a realizar movimientos con los contratos de los futbolistas. El delantero ha mejorado mucho en las últimas semanas, pero sus escasos minutos disputados y los 32 años que tiene juegan en su contra para seguir otra campaña más, en este caso en Primera División, con una exigencia mayor.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate