Londres da el primer paso para abandonar la Política Pesquera Común tras el 'Brexit'

El ministro británico de Medioambiente, Michael Gove./Reuters
El ministro británico de Medioambiente, Michael Gove. / Reuters

Reino Unido anula la Convención de Pesca de Londres que firmó hace 53 años con Francia, Bélgica, Alemania, Irlanda y Holanda

EFELondres

El Gobierno del Reino Unido ha anunciado el fin de un acuerdo de pesca en vigor desde 1964, como primer paso para abandonar definitivamente la Política Pesquera Común de la Unión Europea (UE) tras su salida del bloque comunitario.

El ministro británico de Medioambiente, Michael Gove, confirmó hoy que su país anulará la Convención de Pesca de Londres (LFC), firmada hace 53 años -antes de su adhesión a la UE-, para permitir a Francia, Bélgica, Alemania, Irlanda y Holanda faenar entre una zona de seis y doce millas de la costa de este país, y viceversa. "Esto significa que, por primera vez en más de 50 años, seremos capaces de decidir quién tiene acceso a nuestras aguas", declaró el titular del ramo, quien no precisó cuándo finalizará oficialmente este acuerdo.

Tras su ingreso en el bloque en 1973, el Reino Unido ha formado parte también de la Política Pesquera Común, que permite a todos los países comunitarios faenar entre las doce y 200 millas de sus costas y fija cuotas para sus socios. "Este es un primer paso histórico para construir una nueva industria doméstica cuando abandonemos la Unión Europea. Un paso que creará una industria más competitiva, rentable y sostenible para todo el Reino Unido", dijo Gove.

Los términos del 'Brexit'

El Gobierno conservador de la primera ministra británica, Theresa May, y Bruselas iniciaron el pasado mes las conversaciones para negociar durante los próximos dos años los términos del 'Brexit'. La Federación Nacional de Organizaciones de Pescadores (NFFO) respaldó hoy la decisión tomada por Londres, al considerar que beneficiará a un sector valorado en 775 millones de libras (893 millones de euros) en 2015.

"Esto es importante para dar al Reino Unido una zona de costa independiente, con soberanía exclusiva sobre sus áreas económicas", destacó su director ejecutivo, Barrie Deas.

Según cifras oficiales, los cinco países firmantes de la Convención de Pesca de Londres capturaron un total de 10.000 toneladas en 2015, por un valor de 17 millones de libras (19 millones de euros).

Por el contrario, la organización ecologista Greenpeace UK ha advertido de que el fin de este acuerdo no contribuirá a mejorar la industria pesquera de este país. "Durante años, gobiernos sucesivos han culpado a Bruselas de sus propios fracasos para apoyar a la pesca sostenible y de pequeña escala, que es la base de nuestra flota de barcos", apuntó su responsable, Will McCallum.

En su opinión, el 'Brexit' solo beneficiará al sector en el Reino Unido si las autoridades "reequilibran las cuotas de pesca" en favor de las "pequeñas comunidades pesqueras locales".

Fotos

Vídeos