«Sin avances» para ir a la segunda fase en la negociación del 'Brexit'

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (i), y el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier. / Afp

La Eurocámara pide aplazar al menos a diciembre la evaluación sobre los avances

EUROPA PRESSBruselas

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, han confirmado este martes que no se dan los avances necesarios para que la Unión Europea a 27 acepte pasar en octubre a la segunda fase de las negociaciones, lo que permitiría atender a la demanda de Londres de explorar el marco de las relaciones futuras tras la separación.

"No puedo decir que estemos listos para abrir la segunda fase de las negociaciones", ha indicado Juncker en una intervención ante el pleno del Parlamento Europeo reunido en Estrasburgo (Francia), en el marco de un debate sobre la salida de Reino Unido del club comunitario.

"No hemos dado aún todos los pasos necesarios para emprender con confianza la segunda fase de las negociaciones", ha añadido, por su parte, Barnier, quien ha reconocido "preocupación" por la falta de claridad en la posición de Londres respecto a los derechos de los ciudadanos y el papel del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) a la hora de garantizar esos derechos.

Factura financiera

También ha señalado que la factura financiera sigue siendo otro de los escollos principales y ha avisado de que la Unión a 27 "no aceptará pagar lo acordado a 28" y que tampoco los contribuyentes comunitarios van a pagar "una decisión que no han tomado ellos".

El Gobierno de Theresa May quiere iniciar cuanto antes la reflexión con los 27 sobre la forma que tendrán las relaciones futuras, cuando Reino Unido sea un país tercero, y también pactar un periodo de transición de al menos dos años para permitir una salida suave a partir de la desconexión en marzo de 2019. "Primero debemos acordar los términos del divorcio y después veremos si podemos reencontrarnos amistosamente el uno al otro", ha zanjado Juncker.

Más información

El pleno del Parlamento Europeo adoptará este mismo martes, tras el debate en curso, una resolución en la que piden aplazar al menos hasta diciembre la decisión de abrir la segunda fase de las negociaciones, a la luz de la falta de avances.

Divisiones internas

Los líderes de los principales grupos en la Eurocámara que han intervenido en el debate tras Juncker y Barnier han mostrado su apoyo a la resolución y han echado en cara a Theresa May la falta de claridad en las negociaciones y que las divisiones internas de su Gobierno estén lastrando las negociaciones.

"¿Con quien hay que hablar si llamamos a Londres? ¿May? ¿Boris Jonhson? ¿David Davis?", se ha preguntado el jefe del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, el alemán Manfred Weber, quien ha pedido a la 'premier' que "por favor, eche a (su ministro de Exteriores) Boris Johnson".

El líder de los Socialistas y Demócratas (S&D), Gianni Pittella, también ha respaldado la condición de resolver primero las condiciones del divorcio antes de hablar de las relaciones futuras y, "solo después", pasar a discutir sobre los periodos de transición.

"May prometió que el Brexit sería un paseo, un paseo breve", ha criticado Pittella, que ha subrayado que las "divisiones" en el Gobierno británico impiden avanzar en las conversaciones entre Bruselas y Londres.

«Falta de claridad y unidad»

El portavoz de la Eurocámara para el Brexit y líder de los Liberales europeos, Guy Verhofstadt, también se ha expresado en este sentido: "Si al otro lado de la mesa de negociación hay falta de claridad, ni siquiera hay unidad, es difícil dar avances suficientes y es difícil pensar en la segunda fase".

Los Veintisiete se fijaron como plazo la cumbre de líderes europeos del 19 y 20 de octubre para evaluar el estado de las negociaciones y decidir si se había avanzado suficiente en derechos de ciudadanos, factura de salida y frontera irlandesa como para pasar a la segunda fase.

Las partes mantendrán aún una ronda de negociaciones antes de esa cumbre, tendrá lugar la próxima semana en Bruselas y Barnier ha confiado en que sirva para desatascar el proceso tras un primer impulso logrado en la anterior.

Fotos

Vídeos