Las Provincias

Tres detenidos del «entorno» del terrorista de París

video

Dos agentes custodian una zona de los Campos Elíseos. / Ian Langsdon (Efe) | Vídeo: Atlas

  • La Policía abatió anoche al agresor, francés de 39 años, tras matar a un agente y herir a otros dos en un ataque perpetrado dos días antes de las elecciones y que ha sido reivindicado por el Dáesh

  • El segundo sospechoso se ha entregado en Amberes, Bélgica

A las puertas de las elecciones presidenciales y en medio de la conmoción por el atentado que ayer golpeó el corazón de París, las fuerzas policiales francesas se centran ahora en descubrir si Karim C., el autor del ataque, era un 'lobo solitario' o si, por el contrario, contó con apoyo. El terrorista, un ciudadano francés de 39 años que fue abatido tras matar a tiros a un agente y herir a tres personas, había anunciado con anterioridad su intención de asesinar policías y estaba fichado como islamista. Según ha informado el diario 'Le Parisien', tres personas del «entorno» del terrorista -detenido en febrero por expresar su intención de matar agentes y puesto en libertad al día siguiente-, han sido interrogadas y arrestadas en las últimas horas. Asimismo, un segundo sospechoso, sobre el que Francia había lanzado una orden de busca y captura por su posible relación con los hechos, se ha presentado en una comisaría de Amberes, en Bélgica, según ha confirmado el Ministerio francés de Interior.

Más información

Los investigadores han encontrado un fusil de calibre 12 milímetros, dos grandes cuchillos y un ejemplar del Corán en el coche de Karim C., según fuentes judiciales. De hecho, Su identificación fue posible gracias al carné que llevaba consigo como propietario del vehículo. Tras ello, se llevó a cabo un registro en una vivienda en Chelles, en Sena y Marne, donde residía. En el lugar, según 'Le Parisien', los investigadores encontraron «elementos de radicalización», entre ellos material salafista. Además, el periódico ha desvelado que era objeto de seguimiento por un juez de aplicación de penas pero no cumplía con sus obligaciones y había dejado de comparecer ante el magistrado.

Estaba fichado como islamista radical

El autor del atentado estaba fichado como islamista radicalizado por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI, servicios de información).

Medios franceses filtraban este viernes su nombre, Karim Cheurfi, que en un primer momento los investigadores no habían querido hacer público mientras realizaban pesquisas en torno a su persona y a su entorno inmediatos. Según señalaban dichos medios, el terrorista, nacido en 1977 en Livry Gargan, al norte de París, había sido condenado en 2005 a 15 años de cárcel por herir de bala a un policía tras verse implicado en un choque entre dos coches. Ya detenido, había vuelto a herir a un agente al robarle el arma cuando lo sacaba de una celda.

Salió de la cárcel en 2015 y, en febrero de este año, fue detenido por amenazas contra las fuerzas del orden, aunque quedó en libertad por falta de pruebas concluyentes.

Ataque en el corazón de París

Según el portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henri Brandet, este individuo se apeó de un coche y comenzó a disparar deliberadamente con «un arma automática de guerra» contra un vehículo policial, estacionado con funcionarios en su interior, perteneciente a la dirección policial del orden público y la circulación. Posteriormente, el terrorista abrió fuego a la carrera contra policías que se encontraban de patrulla a pie por la zona.

Un agente resultó muerto y otras tres personas -dos policías, uno de ellos con lesiones de extrema gravedad, y una turista alemana- sufrieron heridas antes de que el agresor fuese abatido por los disparos de respuesta de los policías.

Este nuevo episodio de violencia, que ha golpeado en plena avenida de los Campos Elíseos, símbolo y escaparate turístico de la capital francesa, ha provocado pánico entre las personas que se encontraban en la zona. De hecho, la secretaria de Estado de Ayuda a las Víctimas, Juliette Méadel, ha señalado que una veintena de personas, muchas de ellas, turistas, han tenido que recibir atención y apoyo psicológico.

Juicio a una célula terrorista

El tiroteo se produjo el día que se abrió en el Tribunal de lo Criminal de París un juicio contra 20 hombres de entre 23 y 33 años acusados de haber formado una célula yihadista, desmantelada entre 2012 y 2014, a la que se atribuye un ataque a una tienda judía y planes para cometer otros atentados en Francia. El jefe de la banda de ‘Cannes-Torcy’, denominada así por las ciudades de la Costa Azul y de la región de París donde estaban activos, es uno de los grandes ausentes del proceso, ya que murió al ser abatido en Estrasburgo (Alsacia) por la policía el 6 de octubre de 2012, el día en que fue neutralizada la mayor parte de la célula. Los servicios de seguridad consideraban esta célula la más peligrosa desmantelada en Francia desde los ataques en 1995 del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino.

La vista comenzó dos días después del arresto en Marsella de dos individuos sospechosos de estar organizando un atentado inminente durante la campaña electoral Francia es el país europeo más golpeado por el terrorismo yihadista desde enero de 2005 en una oleada de atentados que han causado 238 personas víctimas mortales. El país permanece en estado de emergencia desde la masacre del 13 de noviembre de 2015 que causó 130 muertos en la sala de fiestas Bataclan, varias terrazas del centro de París y los accesos del Stade de France en el municipio limítrofe de Saint-Denis.

El Gobierno ha desplegado a unos 50.000 policías y gendarmes para reforzar la seguridad de cara a la primera vuelta de las elecciones presidenciales, prevista para este domingo.