Las Provincias

Escocia publica un proyecto para convocar otra consulta de independencia

Partidarios de la independencia de Escocia.
Partidarios de la independencia de Escocia. / Afp
  • La ministra principal explica que los escoceses deben tener la posibilidad de reconsiderar su futuro a raíz de la victoria del 'Brexit'

  • El borrador será sometido a consulta popular para preguntar a la ciudadanía sobre la escisión después de que en el primer plebiscito fuera rechazada

El Gobierno autónomo escocés ha divulgado este jueves el borrador de un proyecto de ley, que será sometido a consulta popular, para convocar otro referéndum sobre la independencia de Escocia, después de que el primero (2014) rechazase la escisión.

Al dar a conocer el documento, la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, dijo que los escoceses deben tener la posibilidad de reconsiderar su futuro a raíz de la victoria del 'Brexit'-la salida británica de la UE- en el referéndum del 23 de junio.

A pesar del apoyo al 'Brexit' nivel nacional, los escoceses votaron por continuar en el bloque europeo. De acuerdo con las nuevas propuestas del Gobierno escocés, un segundo referéndum tendría la misma pregunta que se hizo en 2014, que era: "¿Debería Escocia ser un país independiente?".

Además, en esta segunda consulta, siempre que prospere la legislación que autorice su convocatoria, los mayores de 16 años residentes en Escocia tendrán derecho a votar, igual que en 2014.

«Serias preocupaciones» por la salida de la UE

Sturgeon dijo hoy que la salida de la UE plantea "serias preocupaciones" para Escocia puesto que la región afronta unos riesgos "inaceptables" a sus "intereses democráticos, económicos y sociales" y el derecho del Parlamento escocés a decidir.

"Proteger los intereses de Escocia es el trabajo más importante de este Gobierno. Tenemos que tener todas las opciones disponibles para hacer esto y es por esa razón que estamos publicando ahora el borrador del proyecto de ley para su consulta", añadió.

La política nacionalista considera que el Gobierno británico de Theresa May tiene el deber político de defender la voluntad expresada por los escoceses en el referendo europeo de junio, en el que un 62% de escoceses votó a favor de continuar dentro de la UE.

La líder 'tory' ya ha informado de que activará el Artículo 50 del Tratado de Lisboa -que iniciará de manera formal el proceso negociador de dos años para salir del bloque común- antes de que termine marzo de 2017, por lo que el Reino Unido estaría fuera de la UE en la primavera de 2019.